Nov1

Génesis y Práctica de la Estrategia Rusa de Operación Profunda .

La Incursión al aeródromo de Tatsinskaya en la Navidad de 1942.

 

Introducción.

Tras la invasión de la URSS por los 3 Grupos de Ejércitos de la Wehrmatch (Norte, C; Centro, B; Sur, A) el 22 de junio de 1941, quedó clara la superior capacidad y eficacia de éstos, frente a los ejércitos soviéticos desplegados en la frontera y en la retaguardia estratégica. El desorden era general en el Ejército Rojo, como evidencia de su desmoralización y carencia de una doctrina militar moderna, tras las purgas de Stalin de 1937. Que estaba preocupado de que la fuerza y la capacidad del Ejército Rojo, lo convirtieran en un rival del Partido y de él mismo en el reparto de los poderes estatales. Además, las características sociales de los soviéticos los hacían más proclives a la obediencia, la resistencia y la sobriedad y menos hacia la originalidad, la asunción de responsabilidades y la toma de decisiones, a sus respectivos niveles de acción, de los mandos y sus hombres. Entonces, el Ejército Rojo sólo tenía alguna verdadera capacidad de lucha en la artillería y en la casi inexahustible demografía del país sovíético.

Esto hizo pronto que los estrategas y planificadores del Ejército Rojo se diesen cuenta que, si querían sobrevivir, estabilizar su nación y el ejército y comenzar a ganar la guerra, tenían que empezar a ganar todas las batallas que resultasen estratégicas para ese esfuerzo socio militar. Así, por un lado, comenzaron a profundizar y desarrollar la defensa operativa y estratégica, enlazándola con la contraofensiva operativa, estableciendo así zonas, áreas y regiones fortificadas en profundidad, y creando reservas lo más moviles posibles en los distintos escalones de lucha.

Resultado de imagen de ROTMISTROV General Pavel Romistrov, comandante del 5º Ejército de Tanques de la Guardia.

Para las grandes acciones positivas, de ataque o contraataque y victoria, de explotación y consolidación, los altos mandos de la Stavka o Estado Mayor Central del Ejército Rojo, presidido por Stalin, desarrollaron a lo largo de varios años los Ejércitos de Tanques. Para el año 1944 existían en el orden de batalla del Ejército Rojo hasta seis de dichos Ejércitos estratégicos. Estaban destinados a operar independientemente en la retaguardia operativa (hasta los 80 Km en la profundidad) e, incluso, estratégica (hasta los 200-250 Km) de la Wehrmatch y sus aliados.

Sus tareas eran atacar, ocupar, consolidar y mantener alguna área o bien alguna capital o ciudad importante, que no fuera capaz de ofrecer una defensa efectiva; propagar la destrucción, la desorganización y el pánico en su “zona de avance” por la retaguardia enemiga, usando también la “influencia táctica” que generaba sobre el enemigo, a ambos flancos de aquélla y en función a su distancia a aquél, medida en tiempo de alcance o llegada. Detrás de esta gran unidad estratégica, avanzaría la “masa de apoyo” de los ejércitos del Frente soviético al que se había subordinado el Ejército de Tanques. Que iniciaría sus operaciones de explotación, tras concluir la irrupción y ruptura del frente defensivo enemigo por los ejércitos de infantería o de choque del Frente o grupo de ejércitos soviéticos, debidamente apoyados por el fuego pesado, los ingenieros y los tanques de apoyo.

Resultado de imagen de task force baum Telegrama de pésame del Ayudante General del Secretario de la Guerra a la familia de uno de los “desaparecidos” del Task Force Baum.

Esto es bastante fácil y simple, en teoría. Pero hay que contar para su realización con las casi innumerables acciones colectivas (pequeñas unidades, unidades y grandes unidades) y personales, que son la fuente de errores, fallos y desviaciones, en relación con lo previsto en los cálculos y planes. Hay que tener, para ponerla en práctica, una organización militar bien entrenada, que garantice el flujo constante y suficiente de comunicaciones, inteligencia actualizada y logística. Se necesita la actuación apropiada, coordinada y convergente de las unidades empleadas en las complejas y sucesivas operaciones. Es necesario contar con las características de transitabilidad de los terrenos de operaciones, influenciada no sólo por su orografía, sino también por la red viaria, las vías fluviales que corten más o menos perpendicularmente los camibnos, el clima, las estaciones,los momentos del día. En marzo de 1945, el general George Patton ordenó una incursión profunda, no autorizada por sus superiores, empleando la Fuerza de Tareas Baum (integrada por unos 314 soldados y 16 tanques) a unos 80 Km detrás de las líneas alemanas y a poquísimos días de la capitulación del III Reich. Su misión era rescatar a un grupo de prisioneros estadounidenses, que estaban en Hammalburg. El resultado fue desilusionante y la acción, por penosa, no fue demasiado divulgada. Los atacantes fueron rodeados por las fuerzas alemanas y destruidos por sus contraataques. Sólo un 11% de los incursionistas regresaron a las líneas del famoso III Ejército del U.S. Army.

Antecedentes y Prolegómenos.

El 23 de noviembre de 1942 a las 2 p.m., el VI Ejército alemán, la gran unidad militar más poderosa de la Wehrmatch, quedó cercado definitivamente en Stalingrado y alrededores por varios Frentes o Grupos de Ejércitos soviéticos. La Operación Urano creaba un cerco estratégico. Y el contacto del VI Ejército y otras unidades del III Reich o de sus aliados, que sumaban unos 267 mil soldados del Eje, con otras unidades de éste, ya no existía por tierra. En Stalingrado, los alemanes no tenían la lanzadera de ferries cruzando el Volga, desde la orilla en manos de los soviéticos, para abastecer la ciudad y reequipar y reponer a las unidades mlitares sitiadas.

Resultado de imagen de friedrich von paulus El mariscal von Paulus rinde su Estado Mayor en Stalingrado.

Los aeródromos más cercanos en poder de los alemanes eran los de Tatsinskaya y Morozovskaya, bien al oeste de Stalingrado. En ellos, el coronel general Wolfram von Richtofen, jefe de la 4ª Flota Aérea de la Wehrmatch, situó rápidamente un grupo de tareas de transportes, bombarderos y cazas, para la misión de trasladar los suministros militares y materiales a todos los sitiados. Al coronel general von Paulus, jefe de las fuerzas cercadas, le prometieron entregar 500 Tm diarias de suministros. Pero, la media diaria entregada durante el cerco fue de 100 Tm. Y sólo un día, la aviación alemana pudo entregar 500 Tm. Y, en esos momentos, la capacidad de rechazo de los cercados a los ataques soviéticos, para romper por partes la zona defensiva o reducir su terreno, dependía del número y la calidad de los abastecimientos que recibieran por vía aérea.

Resultado de imagen de wolfram von richthofen El general de la Luftwaffe Wolfram von Richthofen.

El 10 de diciembre, el IV Ejército Panzer del coronel general Hoth inició desde Kotelnikorski, a unos 100 Km al este del borde del cerco, un ataque para establecer un corredor de enlace con la zona de defensa de Stalingrado y aliviar a los cercados. Era la operación Wintergewitter o Tormenta de Invierno. El VI Ejército iniciaría la ruptura del cerco ruso, en dirección a las fuerzas de socorro, que era la más previsible y que no contaba con el factor sorpresa, cuando éstas estuvieran a unos 30 Km de distancia. La vanguardia de las fuerzas alemanas correspondió al disminuído 57 Cuerpo Panzer. Se trató de una operación en la que los soviéticos contraatacaron con maestría y sin cesar y el arma principal de ambas partes fueron los tanques. Por fin, el día 26, ese Cuerpo Panzer había dejado de existir y la Wintergewitter cesaba, habiendo llegado Hoth a 46 Km del cerco.

Pero los soviéticos, que se habían preparado bien para su ofensiva de invierno, aún guardaban alguna otra sorpresa desagradable para los alemanes. En la Stavka estaba pensándola y controlándola el coronel general Aleksander Vasilievsky, entre otros altos mandos soviéticos, buscando completar en ella la derrota alemana en el sur de Rusia. Vasilievsky aportaba, como jefe del Estado Mayor Central, racionalidad y paciencia en los cambios de impresión con Stalin.

Resultado de imagen de Aleksandr Vasilievsky El Mariscal de la URSS Aleksander Vasilievsky.

El 16 de diciembre, el teniente general Vatutin lanzó un golpe estratégico con su Frente del Suroeste (la Operación Pequeño Saturno) contra el 8º Ejército italiano, desplegado en el flanco izquierdo del Grupo de Ejércitos de la Wehrmatch del Don (mariscal von Manstein). En las fuerzas de ruptura del frente estaban los 1º y 3er. Ejércitos de la Guardia, que destacaron tres cuerpos de tanques (uno de ellos era el 25º, del mayor general Pavlov) y un cuerpo mecanizado (mayor y más equilibrado en armas combinadas) y 9 divisiones de infantería. Que ya el día 17 habían logrado diversas irrupciones y rupturas del frente italiano.

El desmoronamiento del frente del Don, al norte de Stalingrado, le abría a los soviéticos varias posibilidades: a) Consolidar el cerco de Stalingrado, al poder operar por toda la retaguardia profunda del Eje, desarticulando su capacidad de defensa y persiguiendo a las unidades de apoyo (logística, aviación y artillería) y restos y reservas de los ejércitos que en ella se desplegaban. b) Hacer retroceder hacia el Donetz, como nueva línea sostenible de su frente, al Grupo de Ejércitos del Don, forzándole a una retirada rápida. Esto obligaba a las fuerzas de von Manstein a acortar sus líneas, para, en el nuevo frente que presentaban a los soviéticos, poder disponer no sólo de fuerzas de primera línea, sino de fuerzas móviles blindadas, para contraatacar a las embestidas soviéticas. c) Obligar a los alemanes a mantener en Rostov, junto a la desembocadura del Donetz, un corredor abierto con su retaguardia sur, para evitar que el Grupo de Ejércitos del Caucaso (mariscal von Kleist) resultase también copado, como ocurría con el VI Ejército, en torno a Stalingrado. Y pudiese salir por él en dirección a la nueva retaguardia alemana al oeste. d) Facilitar el empuje final de todas los Frentes soviéticos hacia el Donetz y consolidar así todas las ganancias estratégicas conseguidas en su compleja y extensa ofensiva invernal de 1942.

El Bagaje Intelectual de las Inserciones Profundas.

Los teóricos de la operación profunda soviética (glubokaya operatsiya) en el período entre 1928 y 1936 fueron el teniente general Triandafilov, el brigadier Isserson y el mariscal Tujachevsky. Éste estableció unas Instrucciones para la batalla profunda (glubokiy boy) en 1935. Que luego incorporó a las Regulaciones del servicio de 1936, como doctrina militar oficial, PU-36.

Los conceptos preexistentes se basaban en los buenos resultados de las operaciones de caballería, singularmente cosacos, en situaciones muy fluidas de lucha y movimiento, en la retaguardia operativa enemiga. Y actuando contra pequeños destacamentos enemigos y las líneas de comunicación. Pero, los ejércitos basados en el empleo del motor de combustible, para desarrollar una penetración operativa o estratégica en la retaguardia enemiga, y en las plataformas blindadas de cañones de tiro tenso (tanques) y camiones (infantería y artillería), tenían unas necesidades logísticas (mantenimiento, rotación de tripulaciones en marchas prolongadas, abastecimientos) que no fueron ni vislumbrados por los mandos antiguos.

(CONTINUARÁ)


No hay respuestas a “Génesis y Práctica de la Estrategia Rusa de Operación Profunda .”

Puede saltar al final y dejar una respuesta. No está permitido hacer ping actualmente.

 

Dejar una respuesta

Debe identificarse para escribir un comentario.

 

Artículos recientes

Categorías populares

No hay categorías

Acerca de

Enrique Alonso nació en La Habana. Tras el establecimiento del régimen comunista se trasladó a España, licenciándose en Ciencias Químicas en la Universidad de Oviedo.

Es titulado por la Universidad Complutense en Química y Tecnología del Petroleo (dos cursos) y en Logística por la Cámara de Comercio de Madrid (un curso). Ha realizado su labor profesional durante más de 30 años en REPSOL y empresas anteriores, absorbidas posteriormente. Su trabajo se centró en la investigación de lubricantes (Centro de Investigación de la calle Embajadores), el área comercial y la logística de lubricantes (unas 100 mil Tm. al año de productos a granel y envasados, con un presupuesto total de unos 1000 millones de ptas).

Ha sido colaborador en la década de los 80, del diario Pueblo y, a través de la agencia EFE, de diversos diarios españoles e hispanoamericanos en temas de política internacional y militares.

Es autor de la novela “Operación Elefante”, publicada en 1982, que trata minuciosa y extensamente de las operaciones y tácticas de las guerrillas y contraguerrillas en la Angola socialista prosoviética de Agostinho Neto, apoyada desde 1975 por tropas cubanas. 

En 2005 publicó en inglés el ensayo “On the Nature of War”, que es una teoría de la guerra basada en el desarrollo y la aplicación práctica de 10 “sistemas operativos”.

Actualmente es colaborador permanente de la revista española War Heat International.

En la sección de Enlaces pueden ver datos sobre la oferta actual de estos libros.