La Inflación crónica que nos viene.

Antecedentes.

En Octubre de 1973, en la fiesta israelí del Yom Kippur, estalló una guerra más entre israelíes y árabes.

Estos, entrenados y equipados por los soviéticos, cruzaron en ancho frente y por sorpresa el canal de Suez, burlando la línea defensiva israelí de fortines de Bar Lev. Y pusieron en aprietos a la aviación y a los tanques israelíes, que les contraatacaron en los llanos del Sinaí, cercanos al canal. Y, que sufrieron bajas alarmantes y crecientes.

Todo terminó cuando, junto a la llamada “granja china”, al centro del canal de Suez, el general Ariel Sharon cruzó con una ugda israelí mecanizada, más bien una “fuerza de tareas” moderna o un “grupo de lucha” alemán, al lado egipcio del canal. Utilizando un vado oculto en la arena de la ribera, que prepararon los israelíes, después de ocupar el Sinaí en la guerra de los seis días, en junio de 1967.

La muerte de Ariel Sharon
Ariel Sharon, herido en la cabeza, con Moshe Dayan, ministro de Defensa

Sharon y su ugda (equivalente a una “brigada”) se multiplicaron en todas direcciones. Y,

sembraron el caos y el pavor en la retaguardia egipcia. Y, completaron por retaguardia el cerco del 3er.Ejército Egipcio, que quedó rodeado en el Sinaí israelí.

La Liga de la URSS que 'decidió' Brezhnev | Marca.com
Brezhnev

Montó en cólera Leónidas Brezhnev y todo el Politburó con él. Los árabes, entrenados y equipados por los soviéticos, tenían, de momento, que rendir su ejército cercado.

Y, exigió un armisticio y la retirada de las fuerzas de Sharon del lado egipcio. La alternativa era un intercambio de bombas y cohetes nucleares entre las grandes potencias, que podía alcanzar distintos y crecientes niveles de horror.

Y, los árabes tuvieron su armisticio, pero, quisieron vengarse por ellos mismos. Multiplicando por cuatro el precio del petróleo que nos vendían. Entonces, no existían las energías limpias, ni los vehículos eléctricos, ni siquiera las centrales térmicas de ciclo combinado, que aprovechaban con más eficacia el ciclo de Carnot de las térmicas más antiguas, ni tantas centrales nucleares como ahora.

El gurú que predijo el desplome del petróleo en 2020
Jeque Ahmed Yamani

Era la época del jeque Ahmed Zaki Yamani, ministro del petróleo y recursos minerales de Arabia, desde 1962 a 1986. El “guaperas” de la OPEP, admirado y reclamado en todos los foros económicos. Los árabes se crecieron con los petrodólares. El FMI tuvo que emitir unos préstamos blandos, en forma de “derechos especiales de giro”, para ayudar a pagar sus facturas petrolíferas a los países con menor capacidad exportadora o más pobres o subdesarrollados.

Coches tan bonitos y espectaculares como el Citröen SM de 1970, con motor Maserati de 8 cilindros en V y suspensión hidrodinámica, simplemente dejaron de venderse y producirse, porque consumían mucha gasolina. Por las noches, en muchas ciudades europeas dejaron de encenderse los escaparates de las tiendas y los anuncios luminosos durante meses, para ahorrar electricidad. Este “choque económico” resultó particularmente duro para Holanda o Países Bajos. No sólo tuvo que afrontar la subida de los precios por razones políticas, sino que soportó también un corte de suministros por parte de la OPEP, debido a sus relaciones y simpatías con Israel. La movilidad personal la solventaron rápidamente los holandeses. Echando mano de sus bicicletas para cualquier movimiento individual por sus llanas tierras.

Citroën SM: el mejor GT de la historia que nació antes de tiempo |  Diariomotor
Citröen SM Maserati

Hacia 1981, tuvo lugar otra crisis del petróleo y su precio subió hasta diez veces el coste del barril de antes de la citada guerra. En España, el Índice de Precio al Consumo subió en 1978 o 79 hasta el 28 o 29% ese año.

Simplemente, nuestro dinero perdió valor, capacidad de compra, porque necesitábamos mucho más para comprar un barril de petróleo. Y esto se convirtió de forma natural en una espiral inflacionista infernal. Todos los vendedores de un bien o servicio elevaron sus precios a sus compradores. Para poder compensar algo la pérdida brutal sufrida, a través de la formación de sus precios, a sus costes de producción u obtención reales.

Desde las materias primas, pasando por los procesos de fabricación o de compra al mayorista; energías, agua y comunicaciones; administración y comercialización; gerencia; logística; publicidad; personal de todo tipo; amortizaciones, beneficio, impuestos y reservas. Todas la cadenas de producción, comercialización y logística se contaminaron de la pérdida del valor del dinero para comprar el bien universal de la energía. Y, también, cómo no, las “rentas del trabajo” se contaminaron. Todos los empleados exigían mantener, al menos, su poder adquisitivo. Con un índice de precios oficial que, realmente, reflejaba a la baja los costes verdaderos de las distintas cestas de la compra de los trabajadores; o sea, la población de un país.

Qué fueron los 'Pactos de la Moncloa' que tanto se mencionan durante el  estado de alarma? | Las Provincias
Artífices políticos de los Pactos de la Moncloa

Había que eliminar o, al menos, contener esta espiral inflacionista impuesta artificialmente, no por condiciones de funcionamiento de los mercados. Que destruía todo el tejido económico, como una metástasis mortal. Había que liberarse, en lo posible, de la dependencia y la servidumbre a la que nos uncía la OPEP. Y, se dieron en España, los Pactos de la Moncloa de octubre de 1977, especialmente el “Acuerdo sobre el programa de saneamiento y reforma de la economía”. Unos acuerdos sensatos, operativos, de caballeros, entre los sindicatos, las patronales y el gobierno de turno. Para remar todos hacia ese objetivo esencial. Que, por los años ya sufridos, todos los factores de producción y administraciones veían como imprescindibles y vitales.

Los ciclos económicos largos.

Aparte de los ciclos cortos, de 2 o 3 años, los de Juglar, de unos 7 años, y los de la construcción, con unos tres lustros de duración, en el siglo XX se definieron unos más largos, que tomaron el nombre de Kondrátiev, el ruso que los estudió primero.

Nicolás Kondrátiev: Los ciclos económicos – Edwin Carcaño Guerra
Nikolai Kondratiev.

Estos ciclos tienen una longitud de más de medio siglo, y vienen caracterizados y delimitados por acontecimientos y parámetros múltiples estructurales, de tipo social, económico y político. Marcan una nueva etapa social de difícil recorrido, llena de incógnitas y posibilidades de distintos signos, en todas las áreas humanas citadas.

Hace poco más de 50 años, los economistas aún afirmaban que era prematuro decidir si esas “ondas largas” del ciclo económico no eran otra cosa que accidentes o avatares históricos.

A primeros de los 70 del pasado siglo, tuvimos la “etapa de crisis” de un ciclo de Kondrátiev. Encendida por el súbito y fuerte encarecimiento del petróleo y, con él, de todas las fuentes de energía de la Humanidad. Que llevó a una “etapa de declive” económico de varios lustros, marcada por la lucha contra la inflación, a la que, a veces, se unió un estancamiento cansino de la economía. Era la estanflación. Hasta que, hacia los 90, pudieron sacudirse del oligopolio petrolero, que ahogaba improductivamente las economías.

Kondratiev cycle - definition and meaning - Market Business News

Se fue haciendo uso cada vez más del gas como fuente de energía industrial y residencial; fueron surgiendo diseños de motores, materiales de construcción, etc. más eficientes en el uso de energía; se empezaron a utilizar las técnicas del fraccionamiento de los esquistos y las pizarras bituminosas, para extraerles un petróleo líquido que contenían; se instalaron multitud de centrales térmicas de ciclo combinado; o nucleares, de mayor coste de instalación, que se compensaba con el menor coste de funcionamiento, por lo que su vida útil debía ser amplia; se desarrollaron, especialmente en los EEUU, las técnicas de fraccionamiento para la extracción de petróleo de campos petrolíferos de difícil explotación. El petróleo se apreciaba más como materia prima de plásticos y otros productos, con mucho mayor valor añadido, que para quemarlo.

Pizarra bituminosa - Comarca Campo de Calatrava, Castilla-La Mancha, España  - 14,5 x 5 x 3,5 cm. | FMF
Pizarra bituminosa del Campo de Calatrava

La compleja e indefinida situación actual.

A fines de 2019, comenzó a extenderse por todo el planeta un coronavirus muy contagioso y moderadamente letal. Procede de China, al parecer de un mercado al aire libre de animales diversos, que los chinos comen. El gran movimiento e intercambio de personas y cosas por todo el mundo, como consecuencia de la facilidad de medios y de sus precios, hizo que el contagio se extendiese rápidamente.

China oculta nuevos casos asintomáticos de coronavirus en Wuhan
Equipos de Desinfectadores para actuar en Wuhan.

Y, en un país, cuanto más actividad comercial y personal exista, más rápidamente lo hará. Esto es lo que protege naturalmente a muchos países del tercer mundo, singularmente a los africanos. Cuyas economías locales, en muchos casos, de subsistencia, en sus pueblos, realmente protegidos perimetralmente, limitan los intercambios y los contactos humanos. Y, cuyas explotaciones mineras y plantaciones están muy localizadas. Y, así están resistiendo, conjuntamente con una población joven y una demografía exuberante, a la falta de vacunas eficaces para contener al maldito coronavirus.

(CONTINUARÁ)

Deja un comentario