El Combate y el Movimiento Operativo como Opuestos Complementarios Esenciales de la Guerra. 2ª Parte.

(FINAL)

Una táctica favorita de los mongoles, especialmente eficaz cuando su enemigo estaba deseando el encuentro o se mostraba más confiado en su éxito, por razones de la pura superioridad numérica inicial, era la “mangudai”. Consistía en que un cuerpo de “ejército” mongol, inferior al enemigo, se empeñaba seriamente en la lucha. Su tamaño era lo suficientemente grande para que el esfuerzo mongol se considerase importante. Con ello iba a atraer mentalmente al enemigo y a apartarlo de cualquier otro pensamiento o posibilidad. Tras una dura batalla, el puro peso del enemigo obligaba al cuerpo mongol a retroceder. Lo que era una retirada táctica, nunca realmente desordenada, se tomaba por el enemigo por una derrota explotable. Su desconocimiento total y permanente de los mongoles no le hacía sospechar nada. Y su deseo de la victoria, acrecentado por el verdadero esfuerzo realizado en el combate, no le dejaba ver más allá.

Mangudai - Wikipedia, la enciclopedia libre
MANGUDAI

La persecución anhelante terminaba dispersando las formaciones cerradas y sólidas de los jinetes enemigos. En un momento de la persecución, siempre lejos del resto de las fuerzas enemigas que aguardaban, surgía el grueso de la caballería pesada mongola, escondida, fresca y lanzada al choque. Que terminaba por deshacer a los grupos de caballería inconexos, en los que se habían dispersado los perseguidores. Tras una auténtica cacería, las fuerzas enemigas que quedaban en las posiciones iniciales en la batalla, bien se dispersaban o eran a su vez atacadas por el conjunto de las fuerzas mongolas.

El funcionamiento moderno del binomio combate y movimiento operativo.

En la práctica llevada con “sentido correcto”, los combates y los movimientos operativos se renuevan cíclicamente sin cesar en sus posibilidades. Dándose mutuamente nuevos impulsos, oportunidades y razones de actuación. En esta colaboración íntima van se perfilando y consolidando decisiones y resultados, hasta obtener los objetivos marcados.

El movimiento operativo de la unidad en operaciones, volviendo al símil de la fuerza física, es como una fuerza no aplicada, potencial, que no produce aún ningún trabajo. Por ejemplo, un gas libre, una corriente de agua. Su carácter potencial y percibido por el enemigo como amenaza es el que genera el efecto desorganizador y dislocador de aquél en su avance operativo.

El combate es como una fuerza concentrada y regulada, cinética, capaz de desarrollar inmediatamente el servicio que se le requiere. Por ejemplo, el vapor saliendo de su caldera para impulsar una locomotora, el agua moviendo los álabes de la turbina de una presa.

Otra pareja de “opuestos” complementarios, mucho más aceptada en la práctica y mejor percibida y entendida, existe en los sistemas de armas combinadas y es el factor eficaz de éstos.

FDRA - Historia de la Defensa: SGM: El frente oriental y la Operación  Barbarossa
TANQUES, VCI Y BLINDADOS DE RECONOCIMIENTO ALEMANES

Se trata de la cooperación entre la infantería mecanizada y los tanques, derivada de la capacidad de combate cercana de la primera y de la protección y la potencia de fuego directo de los segundos, reunidos en velocidades tácticas y operativas comparables. Ambas fuerzas mantienen el impulso y el choque del cuerpo blindado, según las oportunidades que se le ofrecen, enmarcadas por la intención propia y la del enemigo y sus medios y la transitabilidad del terreno.

Tenemos que recordar que a finales de la década de los años 80 y primeros de los 90 del pasado siglo, los proponentes de la guerra de maniobras (Maneuver Warfare) en los EE.UU. daban a entender en la exposición de sus argumentos, que el combate (malo) perjudicaba al movimiento (bueno). Esto es una simplificación teórica.

BMP-3 - Wikipedia, la enciclopedia libre
EL BMP-3 ES UN VCI MUY BIEN EQUIPADO PARA REALIZAR SUS MISIONES.

Pero, sin el combate no hay decisión y sin movimiento operativo no hay explotación de las zonas operativa y estratégica enemigas o combates muy provechosos, con enemigos dislocados en sus despliegues. Un cuerpo móvil genera “influencia” sobre el enemigo, porque le hace daño (combates) o es capaz de hacérselo en partes vitales del despliegue (puede llegar a ellas en tiempo razonable). La disuasión nuclear funcionaba porque su capacidad de destrucción era real e intolerable y su posible empleo, creíble.

Amx-56 Leclerc Carro De Combate Principal Frances - Fondos de pantalla HD,  Fondos de escritorio, Imágenes y Wallpapers HD para móvil, tablet y  ordenador
TANQUE AMX-56 LECLERC

El movimiento operativo y el combate son instrumentos necesarios, complementarios, cooperadores y mutuamente trascendentes de la estrategia operativa. El problema y la contradicción surgirán cuando, privados de la libertad de acción, tengamos que emplear contra nuestra voluntad una de las capacidades en sustitución y detrimento de la otra, para generar un nuevo impulso para continuar nuestra acción militar. Esta sustitución no deseada tiene un grave efecto perjudicial sobre el “tiempo total” de planificación, preparación y realización de la operación decidida, sea combate o movimiento. Por tanto, durante una marcha, tener que afrontar un combate “no deseado” es un tremendo demoledor del “tiempo” de la operación y un despilfarro de la capacidad de combate de nuestras unidades.

Los primeros vehículos blindados de reconocimiento CRV 8x8 Boxer, con la  torreta de 30 mm llegan a Australia. – Galaxia Militar
BLINDADO MODERNO ESPAÑOL DE RECONOCIMIENTO

En la fase de movimiento debemos considerar al combate como secundario, emplearlo contra objetivos de oportunidad o de aseguramiento del sector de avance, y, sobre todo, evitar que nos lo imponga el enemigo. En la fase de combate tenemos que utilizar la capacidad de combate según las normas tácticas establecidas y buscando en la concepción de aquél, que la decisión tenga trascendencia en la estrategia operativa. Esta mutua trascendencia buscada y necesaria surge del impulsarse y potenciarse una capacidad a la otra en sus respectivas operaciones. Con un efecto multiplicador sobre los resultados finales, a veces insospechado a priori.

En el sentir ese “ritmo” especial está una señal bastante segura de que nos hemos apoderado consistentemente de la libertad de acción y de que estamos operando correctamente con la naturaleza de la guerra a nuestro favor.

Las características específicas del combate son:

Su gran intensidad en un medio tácticamente “denso”, con pesadez operativa. El agotamiento de la capacidad de combate, con pérdida de la “influencia” sobre el enemigo, al no poderlo dañar, tanto o más. El mantenimiento de la capacidad de movimiento para realizar la explotación operativa.

Descargar fondos de pantalla Coche blindado, Fennek, de reconocimiento de  coches blindados, alemán de vehículos de combate, modernos vehículos  blindados, el Ejército de Alemania | Military vehicles, Army vehicles,  Armored vehicles
BLINDADO LIGERO DE RECONOCIMIENTO.

El combate nos permite ganar “impulso” operativo a nuestras acciones mediante la ruptura y la penetración y el envolvimiento y las persecuciones y con la defensa retardante, cuando nos vemos obligados a detener nuestro avance y, en general, con el aprovechamiento de las oportunidades tácticas.

Las características específicas del movimiento operativo son:

La ligereza operativa, en forma de una elevada velocidad de marcha. El agotamiento de la capacidad de movimiento, con pérdida de la “influencia” sobre el enemigo, al no poder llegar a él. El mantenimiento de la capacidad de combate, como sistema de armas combinadas equilibrado.

El movimiento operativo se “atasca” con la mala “transitabilidad” de los terrenos, incluyendo la provocada por el enemigo (campos de minas y obstáculos reforzados y cubiertos) al acudir voluntaria u obligadamente al fuego y al movimiento táctico; con la falta de abastecimientos o con la dislocación de los grupos móviles de su “masa de apoyo”; con los cambios de despliegues y las reorganizaciones de las fuerzas y con las incertidumbres (falta de inteligencia) e indecisiones o dudas del mando. Llamamos «grupos móviles» a las fuerzas de armas combinadas, con predominio de las más móviles y eficaces, que son destacadas oportunamente por la “masa de apoyo” (vulgo, el gran grueso), y preferentemente para la amplia explotación de la retaguardia operativa enemiga.

Por último, una buena organización logística, soportada en una “línea de comunicación” segura (defendida) y con suficiente capacidad de tránsito, permitirá reponer adecuadamente en todo momento las capacidades de combate y de movimiento operativo, erosionados y desgastadas por los cuerpos móviles y por sus masas de apoyos o retaguardia en sus diferentes operaciones, buscando los objetivos señalados por el mando.

El Combate y el Movimiento Operativo como Opuestos Complementarios Esenciales de la Guerra

Ambas operaciones constituyen un «par de fuerzas” no antagónicas, necesarias y complementarias para emplear armónica y oportunamente los medios militares, buscando obtener unos objetivos que nos niega violentamente un enemigo. El combate consiste en la utilización de la capacidad de combate y el movimiento operativo se basa en el empleo de la capacidad de movimiento operativo, ambos de un sistema militar.

Introducción.

Ambos “fuerzas” forman una unidad de actuación, de manera que una sin la otra no pueden existir, desde los puntos de vista conceptual y práctico de la máquina de guerra. Aunque en la fase de predominio de una de las fuerzas citadas, es decir, durante su empleo, ella se destaque más claramente que la otra en sus efectos y en su percepción por los observadores.

UNED - Literatura Inglesa de la Primera Guerra Mundial: Poetas en las  trincheras (I) - 25/07/14 - RTVE.es
Las trincheras protegían a los hombres del fuego de las ametralladoras enemigas

El combate sin oportunidad y trascendencia operativa cae finalmente en el desgaste humano y material insoportable, en el choque brutal y sucesivo, costoso en sus resultados, en la enervación y la degradación de los participantes, pudiendo llegar al “caos nacido de sí mismo”. Como ejemplo podemos pensar en los combates del frente occidental en la I Guerra Mundial. En ellos se originaron, en un puro rozamiento táctico, operaciones lentísimas, estabilizadas e indecisas en sus resultados y terribles en sus costes personales y económicos.

Maurici de Saxònia - Wikiwand
EL MARISCAL DE SAXE

El movimiento operativo que rehuya sistemáticamente el combate cae también en la falta de decisión y de trascendencia, en el arabesco superfluo, inútil y despilfarrador, en el agotamiento logístico y en la parálisis final. Como ejemplo parcial, tenemos la época de John Churchill, primer duque de Marlborough, y del Mariscal de Sajonia, que se caracterizó por operaciones móviles y poco decisivas.

John Churchill, I duque de Marlborough - Wikipedia, la enciclopedia libre
EL DUQUE DE MARLBOROUGH, el de la canción «Mambrú se fue a la guerra»

Como ejemplo de la síntesis de ambos factores en un sistema de guerra casi perfecto en su momento, veremos brevemente el arte de la guerra de los mongoles y sus conquistas e invasiones, que llegaron a amenazar seriamente el centro de Europa a mediados del siglo XIII.

La Guerra de los Mongoles: una síntesis armónica del combate y del movimiento operativo.

Por una parte, poseían una capacidad de movimiento increíble y consistente, basada en unas necesidades mínimas que eran cubiertas por una logística de expolio sobre el terreno y siguiendo las zonas de grandes pastos en su avance, contando con varias cabalgaduras para cada jinete. Las cuales los proveían simultáneamente de carne y de transporte para sus rápidas operaciones de combate y de movimiento. Un pequeño y robusto caballo mongol proporcionaba la ración diaria de carne para más de 100 mongoles en campaña. Su capacidad de movimiento se combinaba con unas tácticas depuradas, simples y contundentes, que seguían con disciplina y que se basaban en sus experiencias de caza con el arco compuesto, en el manejo de sus rebaños y en su conocimiento de los sentimientos humanos que el combate saca a relucir. Su pericia con dicha arma, que requiere largo tiempo para adquirirse y que es necesario entrenar frecuentemente, se derivaba de su actividad productiva como pastores de rebaños nómadas, con mucho tiempo libre.

¿Cuál era la zona operativa de los mongoles?

No tenían, ni la necesitaban. Su grado de alistamiento óptimo era, a la vez, sencillo, eficaz y rápido de alcanzar. Parten de “su” zona estratégica, definida por el avance y la localización de sus poblados nómadas, jamás observados ni sospechados por sus enemigos, a la zona táctica con él. Sin necesidad de la transición o adaptación que imponen la complejidad de la tecnología fabril y de los grupos de armas combinadas y sus despliegues y de toda la cadena logística de un ejército. Sus operaciones no necesitan el soporte físico de la zona operativa.

Delante del frente discontinuo de las posiciones de sus enemigos, existe una zona amplia, desprotegida y vacía, no controlada por nadie, que los mongoles utilizan al máximo para su acercamiento estratégico. No hay en ella, por parte de sus enemigos, nada que recuerde a los destacamentos avanzados que luchen o exploren en forma móvil. A pesar de que el mariscal de Sajonia en un contexto bélico similar, porque no existía aún la mecanización de los ejércitos, ni el fuego a larga distancia, advierte que pueden ser relativamente seguros, en sus operaciones independientes de las fuerzas que los avanzan.

Este doble carácter, puntual de los combates e independiente de ellos en las operaciones, favorece al máximo al arte de la guerra mongol, que es siempre operativamente ofensivo.

En busca de la tumba de Gengis Khan
GENGIS KHAN

La preocupación mongola hacia el enemigo es generalmente estratégica, pensando en sus flancos expuestos al nivel de los países ocupados. De alguna manera está originada en su siempre exiguo número para los objetivos encomendados o buscados. Y en la no invencibilidad táctica de sus fuerzas, si dan con un enemigo organizado, hábil y, sobre todo, sereno. Gengis Khan, en 1221, tras la conquista del imperio musulmán de Samarkanda, situado en el Turquestán, Persia y Afganistán, saqueó sistemáticamente Afganistán. Su hijo Tului mató a la mayor parte de los habitantes del norte de Persia (Khorasan). Con ello protegían el flanco sur del imperio.

Subuday-Bagatur.Mongolia | Монголия, Скульптура, Доспехи
SUBUDAI, JEFE MILITAR DE LA INVASIÓN A EUROPA, JUNTO CON EL PRÍNCIPE BATÚ

En 1241 unos 100000 mongoles cruzan la frontera polaco-ucraniana para atacar Hungría. Unos 20 mil hombres, dos tumanes o divisiones mongolas, a las órdenes de los príncipes Baidar y Kadan, se ocupan de asegurar que los húngaros no recibirán refuerzos de Polonia, Alemania o Bohemia. Para ello derrotan a las concentraciones de las fuerzas de esas naciones en Chmielnik (atrayendo al enemigo en su persecución, sin previa lucha, a una emboscada, apareciendo ante él como una partida de incursión que se retiraba a su base), a unos 18 Kms de Cracovia, y en Liegnitz (mediante una mangudai), a unos 60 Kms al oeste de Breslau. Con esta última victoria y una finta de penetrar en Alemania, alejan hasta más 400 Kms de Hungría al rey Wenceslao de Bohemia, que retrocede para defender sus tierras. En menos de un mes, el destacamento mongol había recorrido unos 650 Kms y luchado dos batallas decisivas para sus planes. Polonia quedaba aturdida y postrada tras su paso y los alemanes al oeste del Oder, se preparaban para defender sus tierras. Con ello protegían también sus comunicaciones por tierra con Ucrania, su base de partida, donde quedaban sus poblados nómadas. Que eran incapaces de seguir o apoyar logísticamente avances tan espectaculares.

Sus grandes unidades, divisiones o tumanes avanzan siempre encubiertas, disimuladas e informadas por lo que era una exploración operativa con capacidad de combate. Se basaba en escuadrones de caballería ligera (arqueros protegidos con un guateado de seda que envolvía, aislaba y permitía retirar muy fácilmente las puntas de flechas enemigas) de 50 a 100 hombres. Los tanteos exploratorios de éstos y su rápido movimiento contribuían, además, directamente a despistar y a amedrentar a un enemigo, que desconocía la función de estas unidades. Y que muchas veces las tomaba por la vanguardia de los gruesos. Y veía mongoles por todas partes.

Guerra abierta: Sd.Kfz 232
SdKfz 232 de reconocimiento. Lleva un cañón de 20 mm. para hacerlo en fuerza.

Esta función de la exploración operativa no ha sido reconocida siempre por los ejércitos modernos. Los alemanes fueron maestros en ella, especialmente en los teatros, como el africano y el soviético, donde los frentes discontinuos y el vacío de las zonas operativas enemigas la permitían. En el US Army no la practican; utilizan la exploración de combate a la que llaman muy significativamente combat reconnoissance (reconocimiento).

Independiente de dicha exploración de su zona de operaciones inmediata, los mongoles mantenían otra actividad exploratoria estratégica, como generadora de inteligencia de uso inmediato: el espionaje y el empleo de agentes comprados a su servicio en el interior de los países enemigos. Con ello buscaban conocer las características de esas naciones y las alianzas y divisiones existentes entre ellas.

(CONTINUARÁ)

LA CREACIÓN DE LA SORPRESA MILITAR.

Prolegómenos.

La sorpresa militar forma parte más del arte bélico y de su creación, que de la ciencia militar, la doctrina, sus reglamentos y los principios o “normas del buen hacer en la guerra. Desde luego, su ámbito y sus instrumentos los toma de la ciencia militar. La ciencia militar tiene su lógica y su práctica orientada a la teoría aplicada.

La doctrina militar forma el armazón, la estructura, el corazón de todo el desarrollo y la sabiduría que la ciencia militar ha ido elaborando hasta el momento. La doctrina militar de cada estado incorpora la idiosincracia, la historia y la civilización de la nación correspondiente. Las virtudes permanentes y los valores, más temporales, de aquélla se reflejan también en su doctrina militar. Todo esto la canaliza en una dirección y un sentido.

El arte bélico tiene en su concepción y ejecución las características de: la variabilidad; la concepción insólita y singular; la aplicación diferente, inesperada y novedosa y la relativa ingenuidad (naturalidad y frescura) y libertad en sus hechos.

Resultado de imagen de general hermann balck General Hermann Balck, uno de los más finos tácticos de las fuerzas blindadas alemanas.

Si nos guiamos principalmente por la ciencia militar, que también conoce y puede dominar el enemigo, los resultados de la dialéctica bélica los obtendremos manteniendo una superioridad en hombres y medios, marchas y maniobras. Y el coste será la atrición de los medios y el desgaste humano en una proporción mayor, y siempre indebida, que con el empleo de la sorpresa.

Así, una defensa escalonada en profundidad y con suficientes reservas, probablemente nos prive de muchas oportunidades para la sorpresa eficaz. Pero, casi siempre, actuando en el microterreno, como empleando un zoom táctico, podremos aplicar la sorpresa táctica u operativa, insólita e inesperada.

Desarrollo.

La sorpresa se concreta y materializa en una acción inesperada sobre el enemigo por el fuego y/o el choque. Que, aprovechando la no disponibilidad combativa habitual del enemigo, le hace víctima de un ataque que no está en disposición de rechazar con éxito.

Evidentemente, las unidades a cargo de la sorpresa deben eludir a la exploración, a las avanzadas de combate y a la seguridad enemiga. Encargadas de dar al grueso que las destacó, el tiempo suficiente para adquirir la disponbilidad combativa que le permita el rechazo de su atacante.

Pero, la sorpresa mental no sólo debe ser inesperada para el enemigo. Sino que, para que se pueda aprovechar la totalidad de su potencial y efectos, debe ser también desacostumbrada, especial, infrecuente. Con una tendencia indudable a ser “insólita, nunca vista”. Este carácter insólito, nunca ocurrido, refuerza extraordinariamente el carácter al uso, inesperado y súbito de la sorpresa.

Imagen relacionada Tanque T-34 /76 soviético.

No siempre tenemos a mano la insolitud. Y la sorpresa favorece frecuentemente, al emplear la ley de la acción, al rival más móvil e, incluso, sólo activo.

Entonces, el empleo y la manipulación de las “apariencias”, las características apreciadas de los eventos y sus circunstancias, nos permitirán establecer y desarrollar una “situación” táctica u operativa nueva. Que, para el enemigo, resulte sorpresiva e insólita. Y que nos dé una victoria insospechada al principio de la situación dialéctica planteada.

Ejemplo táctico con Trascendencia Operativa.

Veamos un ejemplo de una fuerza extraordinaria actuando como fuerza normal, indu-ciendo al enemigo a un engaño completo, gracias a la manipulación de las apariencias de las circunstancias.

Con el avance de los soviéticos amenazando operativamente Rostov, el 4º Ejército panzer del coronel general Hoth se retiró en enero de 1.943 de sus posiciones en las riberas del Sal, estableciendo una línea defensiva al sur del río Manich. Por aquella ciudad pasaba la vía de abastecimientos y de retirada del 1er. Ejército panzer y debía mantenerse abierta, si se deseaba evitar un desastre cualitativamente similar al de Stalingrado. El Sexto Ejército atrapado aquí era la unidad tipo ejército más poderosa de la Wehrmatch. El 4º Ejército panzer recibió la misión de proteger este cuello de botella de las comunicaciones del Grupo de Ejércitos Don.

Pronto alcanzaron los soviéticos la confluencia del Manich con el Don. Apoderándose de la pequeña ciudad de Manutchskaya, en su ribera sur y situada a sólo 30 Km en dirección a la desembocadura del Don. Los soviéticos adelantaron entonces destacamentos avanzados en esa dirección. El 23 de enero, la 11ª división panzer y la 16ª división de infantería contraatacaron a las puntas de avance soviéticas y las rechazaron sobre Manutchskaya.

Ahora era vital restaurar el frente al sur del Don y del Manich, expulsando a los soviéticos de esa ciudad. Que constituía una de sus características cabezas de puente, que con enorme habilidad sabían reforzar rápidamente, una vez constituidas.

Los alemanes realizaron un ataque directo desde el suroeste el día 24, buscando sorprender a los soviéticos, con la continuidad de las operaciones. Pero se encontraron con el fenómeno citado. Los soviéticos ya habían creado un frente antitanque en esa entrada a la ciudad. Emplazando tanques con sus cascos semienterrados y distribuidos entre los edificios, a lo largo de las calles en profundidad y que eran de muy difícil localización.

La 11ª división panzer, muy veterana y con un magnífico táctico por jefe, el general Hermann Balck, cesó rápidamente el ataque al detectar la importancia de las defensas, sin empeñarse a fondo.

Imagen relacionada Panther de la 11 división panzer circa verano 1943.

El día 25, el general Balck inició un ataque sobre el sector noreste de la ciudad, que los soviéticos identificaron como el asalto principal, similar al anterior y siguiendo el criterio ortodoxo de “no insistir en ataques fallidos o frontales” (no provechosos). Por ello, trasladaron rápidamente sus medios antitanques (los tanques son los más móviles) al sector amenazado.

Para que ese ataque fuera creíble (manipulación de las apariencias) se empleó en un principio en su apoyo toda la artillería divisionaria. Se trataba, además, de la dirección de ataque más peligrosa para los soviéticos, ya que ésa era la parte de la ciudad más cercana al puente principal de carretera sobre el Manich y su ocupación aislaría la cabeza de puente soviética en la ribera sur. Esto constituirían las “evidencias primarias”.

Probablemente el ataque en el sector nordeste ya fue considerado por la defensa soviética como un ataque alternativo (una de las posibilidades) y por eso también reaccionó rápidamente al ocurrir.

El ataque principal “virtual” lo ejecutaban tanquetas de exploración y vehículos semi orugas de infantería, para simular la marcha de vehículos mecanizados, ocultos por cortinas de humo. Buscando más esconderlos de las vistas enemigas que proteger su avance por saltos observados. Esto prestaba una “evidencia secundaria” a la credibilidad de las “apariencias”.

Cuando el empeño soviético en la nueva defensa fue apreciado, lo cual confirmaba la alteración del dispositivo original y la atracción ejercida sobre él por el ataque normal “aparente”, el grueso de la artillería divisionaria lanzó un potente golpe de fuego sobre un sector de la zona suroeste de la villa. Una sola batería alemana quedó apoyando el falso ataque principal en marcha.

El grueso de los tanques del 15º regimiento panzer atacaron inmediatamente el límite anterior de la defensa y entraron en la villa. Avanzando por su interior, para atacar por la retaguardia el nuevo despliegue defensivo soviético, especialmente sus tanques. La infantería mecanizada alemana cerró tras ellos después de la irrupción.

La resistencia soviética se desmoronó. Su infantería se dirigió al puente sobre el Manich, siendo perseguida por el batallón de motoristas 61. Las bajas alemanas en la liquidación de la defensa de Manutchskaya fueron, según fuentes propias, de un muerto y catorce heridos. Atribuyéndoseles a los soviéticos entre 500 y 600 bajas y 20 tanques destruidos.

Creo, que toda la exposición es clara y simple. Que son características necesarias de las maneras prácticas y reales del buen hacer.

Génesis y Práctica de la Estrategia Rusa de Operación Profunda .

La Incursión al aeródromo de Tatsinskaya en la Navidad de 1942.

 

Introducción.

Tras la invasión de la URSS por los 3 Grupos de Ejércitos de la Wehrmatch (Norte, C; Centro, B; Sur, A) el 22 de junio de 1941, quedó clara la superior capacidad y eficacia de éstos, frente a los ejércitos soviéticos desplegados en la frontera y en la retaguardia estratégica. El desorden era general en el Ejército Rojo, como evidencia de su desmoralización y carencia de una doctrina militar moderna, tras las purgas de Stalin de 1937. Que estaba preocupado de que la fuerza y la capacidad del Ejército Rojo, lo convirtieran en un rival del Partido y de él mismo en el reparto de los poderes estatales. Además, las características sociales de los soviéticos los hacían más proclives a la obediencia, la resistencia y la sobriedad y menos hacia la originalidad, la asunción de responsabilidades y la toma de decisiones, a sus respectivos niveles de acción, de los mandos y sus hombres. Entonces, el Ejército Rojo sólo tenía alguna verdadera capacidad de lucha en la artillería y en la casi inexahustible demografía del país sovíético.

Esto hizo pronto que los estrategas y planificadores del Ejército Rojo se diesen cuenta que, si querían sobrevivir, estabilizar su nación y el ejército y comenzar a ganar la guerra, tenían que empezar a ganar todas las batallas que resultasen estratégicas para ese esfuerzo socio militar. Así, por un lado, comenzaron a profundizar y desarrollar la defensa operativa y estratégica, enlazándola con la contraofensiva operativa, estableciendo así zonas, áreas y regiones fortificadas en profundidad, y creando reservas lo más moviles posibles en los distintos escalones de lucha.

Resultado de imagen de ROTMISTROV General Pavel Romistrov, comandante del 5º Ejército de Tanques de la Guardia.

Para las grandes acciones positivas, de ataque o contraataque y victoria, de explotación y consolidación, los altos mandos de la Stavka o Estado Mayor Central del Ejército Rojo, presidido por Stalin, desarrollaron a lo largo de varios años los Ejércitos de Tanques. Para el año 1944 existían en el orden de batalla del Ejército Rojo hasta seis de dichos Ejércitos estratégicos. Estaban destinados a operar independientemente en la retaguardia operativa (hasta los 80 Km en la profundidad) e, incluso, estratégica (hasta los 200-250 Km) de la Wehrmatch y sus aliados.

Sus tareas eran atacar, ocupar, consolidar y mantener alguna área o bien alguna capital o ciudad importante, que no fuera capaz de ofrecer una defensa efectiva; propagar la destrucción, la desorganización y el pánico en su “zona de avance” por la retaguardia enemiga, usando también la “influencia táctica” que generaba sobre el enemigo, a ambos flancos de aquélla y en función a su distancia a aquél, medida en tiempo de alcance o llegada. Detrás de esta gran unidad estratégica, avanzaría la “masa de apoyo” de los ejércitos del Frente soviético al que se había subordinado el Ejército de Tanques. Que iniciaría sus operaciones de explotación, tras concluir la irrupción y ruptura del frente defensivo enemigo por los ejércitos de infantería o de choque del Frente o grupo de ejércitos soviéticos, debidamente apoyados por el fuego pesado, los ingenieros y los tanques de apoyo.

Resultado de imagen de task force baum Telegrama de pésame del Ayudante General del Secretario de la Guerra a la familia de uno de los «desaparecidos» del Task Force Baum.

Esto es bastante fácil y simple, en teoría. Pero hay que contar para su realización con las casi innumerables acciones colectivas (pequeñas unidades, unidades y grandes unidades) y personales, que son la fuente de errores, fallos y desviaciones, en relación con lo previsto en los cálculos y planes. Hay que tener, para ponerla en práctica, una organización militar bien entrenada, que garantice el flujo constante y suficiente de comunicaciones, inteligencia actualizada y logística. Se necesita la actuación apropiada, coordinada y convergente de las unidades empleadas en las complejas y sucesivas operaciones. Es necesario contar con las características de transitabilidad de los terrenos de operaciones, influenciada no sólo por su orografía, sino también por la red viaria, las vías fluviales que corten más o menos perpendicularmente los camibnos, el clima, las estaciones,los momentos del día. En marzo de 1945, el general George Patton ordenó una incursión profunda, no autorizada por sus superiores, empleando la Fuerza de Tareas Baum (integrada por unos 314 soldados y 16 tanques) a unos 80 Km detrás de las líneas alemanas y a poquísimos días de la capitulación del III Reich. Su misión era rescatar a un grupo de prisioneros estadounidenses, que estaban en Hammalburg. El resultado fue desilusionante y la acción, por penosa, no fue demasiado divulgada. Los atacantes fueron rodeados por las fuerzas alemanas y destruidos por sus contraataques. Sólo un 11% de los incursionistas regresaron a las líneas del famoso III Ejército del U.S. Army.

Antecedentes y Prolegómenos.

El 23 de noviembre de 1942 a las 2 p.m., el VI Ejército alemán, la gran unidad militar más poderosa de la Wehrmatch, quedó cercado definitivamente en Stalingrado y alrededores por varios Frentes o Grupos de Ejércitos soviéticos. La Operación Urano creaba un cerco estratégico. Y el contacto del VI Ejército y otras unidades del III Reich o de sus aliados, que sumaban unos 267 mil soldados del Eje, con otras unidades de éste, ya no existía por tierra. En Stalingrado, los alemanes no tenían la lanzadera de ferries cruzando el Volga, desde la orilla en manos de los soviéticos, para abastecer la ciudad y reequipar y reponer a las unidades mlitares sitiadas.

Resultado de imagen de friedrich von paulus El mariscal von Paulus rinde su Estado Mayor en Stalingrado.

Los aeródromos más cercanos en poder de los alemanes eran los de Tatsinskaya y Morozovskaya, bien al oeste de Stalingrado. En ellos, el coronel general Wolfram von Richtofen, jefe de la 4ª Flota Aérea de la Wehrmatch, situó rápidamente un grupo de tareas de transportes, bombarderos y cazas, para la misión de trasladar los suministros militares y materiales a todos los sitiados. Al coronel general von Paulus, jefe de las fuerzas cercadas, le prometieron entregar 500 Tm diarias de suministros. Pero, la media diaria entregada durante el cerco fue de 100 Tm. Y sólo un día, la aviación alemana pudo entregar 500 Tm. Y, en esos momentos, la capacidad de rechazo de los cercados a los ataques soviéticos, para romper por partes la zona defensiva o reducir su terreno, dependía del número y la calidad de los abastecimientos que recibieran por vía aérea.

Resultado de imagen de wolfram von richthofen El general de la Luftwaffe Wolfram von Richthofen.

El 10 de diciembre, el IV Ejército Panzer del coronel general Hoth inició desde Kotelnikorski, a unos 100 Km al este del borde del cerco, un ataque para establecer un corredor de enlace con la zona de defensa de Stalingrado y aliviar a los cercados. Era la operación Wintergewitter o Tormenta de Invierno. El VI Ejército iniciaría la ruptura del cerco ruso, en dirección a las fuerzas de socorro, que era la más previsible y que no contaba con el factor sorpresa, cuando éstas estuvieran a unos 30 Km de distancia. La vanguardia de las fuerzas alemanas correspondió al disminuído 57 Cuerpo Panzer. Se trató de una operación en la que los soviéticos contraatacaron con maestría y sin cesar y el arma principal de ambas partes fueron los tanques. Por fin, el día 26, ese Cuerpo Panzer había dejado de existir y la Wintergewitter cesaba, habiendo llegado Hoth a 46 Km del cerco.

Pero los soviéticos, que se habían preparado bien para su ofensiva de invierno, aún guardaban alguna otra sorpresa desagradable para los alemanes. En la Stavka estaba pensándola y controlándola el coronel general Aleksander Vasilievsky, entre otros altos mandos soviéticos, buscando completar en ella la derrota alemana en el sur de Rusia. Vasilievsky aportaba, como jefe del Estado Mayor Central, racionalidad y paciencia en los cambios de impresión con Stalin.

Resultado de imagen de Aleksandr Vasilievsky El Mariscal de la URSS Aleksander Vasilievsky.

El 16 de diciembre, el teniente general Vatutin lanzó un golpe estratégico con su Frente del Suroeste (la Operación Pequeño Saturno) contra el 8º Ejército italiano, desplegado en el flanco izquierdo del Grupo de Ejércitos de la Wehrmatch del Don (mariscal von Manstein). En las fuerzas de ruptura del frente estaban los 1º y 3er. Ejércitos de la Guardia, que destacaron tres cuerpos de tanques (uno de ellos era el 25º, del mayor general Pavlov) y un cuerpo mecanizado (mayor y más equilibrado en armas combinadas) y 9 divisiones de infantería. Que ya el día 17 habían logrado diversas irrupciones y rupturas del frente italiano.

El desmoronamiento del frente del Don, al norte de Stalingrado, le abría a los soviéticos varias posibilidades: a) Consolidar el cerco de Stalingrado, al poder operar por toda la retaguardia profunda del Eje, desarticulando su capacidad de defensa y persiguiendo a las unidades de apoyo (logística, aviación y artillería) y restos y reservas de los ejércitos que en ella se desplegaban. b) Hacer retroceder hacia el Donetz, como nueva línea sostenible de su frente, al Grupo de Ejércitos del Don, forzándole a una retirada rápida. Esto obligaba a las fuerzas de von Manstein a acortar sus líneas, para, en el nuevo frente que presentaban a los soviéticos, poder disponer no sólo de fuerzas de primera línea, sino de fuerzas móviles blindadas, para contraatacar a las embestidas soviéticas. c) Obligar a los alemanes a mantener en Rostov, junto a la desembocadura del Donetz, un corredor abierto con su retaguardia sur, para evitar que el Grupo de Ejércitos del Caucaso (mariscal von Kleist) resultase también copado, como ocurría con el VI Ejército, en torno a Stalingrado. Y pudiese salir por él en dirección a la nueva retaguardia alemana al oeste. d) Facilitar el empuje final de todas los Frentes soviéticos hacia el Donetz y consolidar así todas las ganancias estratégicas conseguidas en su compleja y extensa ofensiva invernal de 1942.

El Bagaje Intelectual de las Inserciones Profundas.

Los teóricos de la operación profunda soviética (glubokaya operatsiya) en el período entre 1928 y 1936 fueron el teniente general Triandafilov, el brigadier Isserson y el mariscal Tujachevsky. Éste estableció unas Instrucciones para la batalla profunda (glubokiy boy) en 1935. Que luego incorporó a las Regulaciones del servicio de 1936, como doctrina militar oficial, PU-36.

Los conceptos preexistentes se basaban en los buenos resultados de las operaciones de caballería, singularmente cosacos, en situaciones muy fluidas de lucha y movimiento, en la retaguardia operativa enemiga. Y actuando contra pequeños destacamentos enemigos y las líneas de comunicación. Pero, los ejércitos basados en el empleo del motor de combustible, para desarrollar una penetración operativa o estratégica en la retaguardia enemiga, y en las plataformas blindadas de cañones de tiro tenso (tanques) y camiones (infantería y artillería), tenían unas necesidades logísticas (mantenimiento, rotación de tripulaciones en marchas prolongadas, abastecimientos) que no fueron ni vislumbrados por los mandos antiguos.

(CONTINUARÁ)

News on Modern Conflicts. Novedades en Conflictos Modernos.

Utilizamos esta Sección de Novedades para dar a conocer en avance los próximos artículos que irán apareciendo en las distintas «categorías» de temas de esta página, dedicada a los conflictos y crisis modernos.

LA CONQUISTA DE MÉXICO POR HERNÁN CORTÉS (1521) LA TOMA DE TECOCHTITLÁN POR LOS ESPAÑOLES Y TLAXCALTECAS DE HERNÁN CORTÉS

Introducción.

Los actuales estudios históricos con motivo de este medio milenio de Historia, presentados principalmente en Hispanoamérica, arrojan nuevos datos sobre aquellos trascendentales hechos.

Hay pinturas y tapices antiguos que presentan a bergantines españoles luchando en el lago de Tenochtitlán. ¿Cómo aparecen barcos de ese porte y calado en la batalla por la capital azteca?

Los bergantines son veleros de 150 tm de desplazamiento, capaces de realizar grandes travesías marítimas. Tenían una sola cubierta y dos mástiles con sus extensas velas, que le daban un buen equilibrio en el mar y buenas características de navegación. Llevaban hasta 24 cañones entre ambas bandas y una tripulación de 100 hombres.

LA BATALLA NAVAL DE LEPANTO (1571)

ESPAÑA Y EL IMPERIO OTOMANO

El Choque militar de los dos Imperios mediterráneos de la Edad Moderna

Introducción.

El 7 de diciembre se conmemoró el 450 aniversario del triunfo de la Liga Santa (España, Venecia y la Santa Sede civil y algunos adláteres menores) en la batalla naval de Levanto contra la Sublime Puerta.

Los turcos, desde antes de Mehmet II (Mohamed, en turco) al-Fatih (el Conquistador) de Constantinopla y de los restos del Imperio Bizantino, estaban avanzando por tierra (los Balcanes y Hungría) hacia el corazón de Europa Central y del Este, como un río de lava avasalladora, ardiente e imparable. El Imperio Romano Germánico, hasta su frontera con Francia, y Polonia estaban amenazados.

Por mar, los turcos enseñoreaban el norte de África, desde Egipto hasta Ifrigia y las tierras al sur de Gibraltar, mediante franquicias y patentes de corso a colonias de piratas árabes y berberiscos. Que depredaban y hostigaban el comercio y la navegación cristianos del norte del Mediterráneo y rapiñaban sus islas (Baleares, Cerdeña y Sicilia). Amenazando gravemente, en época de Selim II, con ocupar Chipre (véase en un mapa su cercanía insultante a Anatolia).

Solamente el papa San Pío V tuvo el sentido estratégico correcto y sagaz de valorar el peligro otomano para Europa y la Cristiandad. Y puso todo su empeño en conseguir una alianza de países europeos firme, para enfrentársele decididamente ya.

Desarrollo del pensamiento militar superior.

El golpe de vista y la intuición deben ser desarrollados para que, siguiendo una serie de técnicas aceptadas, sean los que rijan en último término el gobierno y la dirección de las operaciones que se desarrollen.

El estudio y el razonamiento llevan a conocer las mejores técnicas y sus formas de aplicación. Una vez aprendidas por la experiencia y la reflexión, éstas deben dejar paso al gobierno de la intuición. Ésta rige con sentido holístico, global, en una elaboración interna del espíritu, que establece un ritmo, una proporción y una adecuación a la situación dada. Que resulta mucho más eficaz y rápida que el continuo recurso al análisis, a la retroalimentación y a la lista de control de las actividades o “check list».

DEVELOPMENT OF THE MILITARY SUPERIOR THOUGHT.

A quick glance and intuition must be developed so that, following a series of accepted techniques, they help those in command to control and direct the operations.

Studiousness and reasoning are used to know the best techniques and how to apply them. Once learned by experience and reflection, these must open the way to governance by intuition. This prevails in a global, holistic sense – in an internal processing of the spirit – that settles down a pace and gives proportion and adjustment to the given situation. Which is much more rapid and effective, that the continuous resource to the analysis, the feedback and the check list of things to do.

The Unstoppable Flood of the AfghanTaliban

After almost 20 years of US military presence in Afghanistan, its last troops will leave Afghanistan in a few days. Their «war and pacification effort» is condensed into about $800 billion spent in Afghanistan and more than 2400 military personnel killed in acts of service throughout this period. Germany and Italy have also recently withdrawn their last deployments in the country.

And, having destroyed the weak, limited and poor social political structure created by the Afghan Taliban, the Americans had, as a corollary of their military actions, a third target. Distant, but surely more important and transcendent.

To seriously and actively help to create a «modern Muslim society» in Afghanistan, transcending the regime of regional and local tribes and clans. And, that will be refractory to the radical spells of the modern jihadits. And finally, with a resilient social tissue that guarantees the rights, duties and freedoms of all citizens in this «modern Muslim society«.

Capriciously and unfortunately, the failure of this last mentioned objective will squander all the efforts, in species and blood, dedicated earlier. And it’s going to put all of us at the difficult and unwanted starting point of 2001.

La Creciente imparable de los Talibanes afganos

Introducción.

Tras casi veinte años de presencia militar estadounidense en Afganistán, sus últimas tropas abandonarán ya Afganistán en unos días. Su “esfuerzo de guerra y pacificación” del país se condensa en unos $800 mil millones gastados en Afganistán y más de 2400 militares muertos en actos de servicio a lo largo de este período. Alemania e Italia han retirado también en días pasados sus últimos destacamentos desplegados en el país.

Y, habiendo destruído la débil, escasa y pobre estructura político social creada por los Talibanes afganos, a los estadounidenses les correspondía, como corolario de sus acciones militares, un tercer objetivo. Más lejano, pero, seguramente más importante y trascendente.

Ayudar seria y comprometidamente a crear en Afganistán una “sociedad musulmana moderna”, que trascendiera el régimen de tribus y clanes regionales y locales. Y, que fuera refractaria a los hechizos radicales de los modernos yihadistas. Y, por último, con un tejido social resistente, que garantizase los derechos, deberes y libertades de todos los ciudadanos en esa “sociedad musulmana moderna”.

Caprichosa y desgraciadamente, el malogro de este último objetivo citado va a dilapidar todos los esfuerzos, en especies y sangre, dedicados anteriores. Y nos va a poner en el difícil e indeseado punto de arranque de 2001.

EL YIHADISMO QUE AMENAZA EL FLANCO SUR DE EUROPA.

En una zona del Sahara y del Sahel continua, difusa, extensa y de contornos geopolíticos plásticos, que comprende el este de Mauritania, el norte de Malí y de Burkina Faso, el oeste de Níger y las zonas montañosas del sur de Argelia, se extiende el habitat natural de los yihadistas occidentales africanos. La inmensa zona de transición del Sahel ocupa los territorios africanos entre el Sahara y las regiones tropicales húmedas, situadas al sur de ella. El Sahel se ve azotado por sequías pertinaces, que son su principal condicionante geográfico y que extienden progresivamente el desierto hacia el sur y alejan a sus pobladores sedentarios a hacia los países centroafricanos colindantes. El Sahel no es más ya que los terrenos húmedos y verdes de África Central, que están en vías de agostamiento y desertización por el avance incontenible del Sahara y que continúa hacia el este cruzando el Chad y Sudán del Sur, hasta las costas del Mar Rojo de Eritrea y Etiopía.

LA LUCHA DE LA INFANTERÍA LIGERA CONTRA ENEMIGO SUPERIOR

Es posible llevar la “microdirección colectiva coherente” al microterreno táctico, dando misiones y órdenes específicas a nivel de batallón o de compañía. Las unidades empleadas serán de infantería ligera reforzadas con material y expertos (ingenieros, minas, morteros, antitanques, antiaéreos). La unidad táctica inferior será el pelotón con 2 o 3 escuadras de 3 a 5 hombres y sus apoyos. Ella recibirá una misión directa y simple, aunque sea difícil, laboriosa y peligrosa. El tiempo de actuación y los equipos disponibles serán necesariamente cortos y ligeros, salvo si la equipación se puede adelantar a un depósito protegido. Desde la hora de partida o el cruce de líneas propias hasta su extracción o desempeño no deberían pasar más de 40 horas. Y, sería preferible no más de 24 horas para una misión individual.

THE FIGHT OF LIGHT INFANTRY AGAINST SUPERIOR ENEMY

It is possible to bring «coherent collective microdirection» to the tactical microterrain, giving specific missions and orders at battalion or company level. The units used will be light infantry, reinforced with material and experts (engineers, mines, mortars, anti-tank, anti-aircraft). The lower tactical unit will be the section with 2 or 3 squads of 3 to 5 men and their supports. She will receive a direct and simple mission, however dangerous, difficult and laborious. The operating time and available equipment will necessarily be short and light, unless the equipment can be bring forward at a protected . From the time of departure or crossing our own lines until their extraction or disengagement should not pass more than 40 hours. And, it would be preferable not more than 24 hours for an individual mission.

The Combat and the Operational Movement as the Essential and Complementary Opposites of War.

Combat and operational movements are not antagonistic forces. Rather, they are necessary and complementary forces. That move harmonically and opportunely our military resources in the effort to achieve the objectives that an enemy would violently denies us. Combat is the utilization of combat capacity, while operational movement refers to the employment of the operational movement capacity of a military system.

El Combate y el Movimiento Operativo como Opuestos Complementarios Esenciales de la Guerra.

Ambas operaciones constituyen un «par de fuerzas” no antagónicas, necesarias y complementarias para emplear armónica y oportunamente los medios militares, buscando obtener unos objetivos que nos niega violentamente un enemigo. El combate consiste en la utilización de la capacidad de combate y el movimiento operativo se basa en el empleo de la capacidad de movimiento operativo, ambos de un sistema militar.

The Writing in the Study of the Military Themes.

There is something important in the writing, as instrument of fixation and reflection of the learned theme. Not simply to make a summary or a few notes of the well-read thing.

This is what has motivated me to preparing and presenting a brief summary of the function, which exercises the writing for the student of the Military Topics. As seal and final flourish of the preparation or the control of a text that his intelligent reader will make good use of it.

La Escritura en el Estudio de los Temas Militares

Hay algo importante en la escritura, como instrumento de fijación y reflexión de lo aprendido. No simplemente para confeccionar un resumen o unos apuntes de lo leído.

Esto es lo que me ha motivado a preparar y presentar un breve resumen de la función, que ejerce la escritura para el estudioso de los Temas Militares. Como marchamo y broche final de la preparación o del dominio de un texto que será aprovechado por su lector inteligente.

La campaña del Khalkhin-Gol (Mongolia) de 1939.

Zhukov detiene el expansionismo japonés hacia la URSS…

En 1939, en sus remotas fronteras orientales, la URSS sostuvo una corta y dura guerra con el Imperio japonés. En esa época la atención de Europa, el núcleo del mundo entonces, se centraba en la suerte inmediata que iban a correr Checoeslovaquia y Polonia. Además, los nombres de Manchuria o de Mongolia eran poco conocidos en Occidente. Sin embargo dicha guerra regional iba a tener una consecuencia trascendental para Europa y su destino. Gracias a la rápida y decisiva victoria de la URSS en ella, los soviéticos no tuvieron que sostener 2 años después una guerra en dos frentes convergentes y extensos, a cargo de sus dos grandes enemigos, los imperios japonés y alemán.

Ello permitió a la URSS resistir y sobrevivir a las poderosas y sucesivas embestidas estratégicas y operativas alemanas, hasta fines de 1942. A partir de Stalingrado y, sobre todo, Kursk, las tornas se volvieron. Y la vieja Rusia, que parece renacer y crecerse en la desesperación y con dificultades terribles, comenzó una crecida militar firme, sostenida, progresiva e irresistible, aunque muy costosa, hasta Berlín.

THE MILITARY SURPRISE: concepts, effects, realization and types.

This way, this surprise less elaborated conceptually produces fewer fruits that have operational or decisive transcendency. Everything indicates that, in order that it should take place and increases qualitatively the transcendent efficiency in our actions, it is necessary that the quality of the surprise reaches another dimension in his action.

It is necessary, so, in the operational level of the surprise, that this would be an «ungrateful surprise» for the enemy. That has catastrophic effects, though they are local, on him. And that the «commotion waves» in the area or the affected sections, propagate for the enemy military system attacked. Damaging his capacities, his general and grupal moral (a section, the fighters of a weapon) and his intentions and perspectives. It would be equivalent, in the raised scene, to an «exploitation of the success» of our actions. That are encouraged and perfected by the operational surprise obtained.

The following battle during World War II illustrates the use of unexpected «field of action» on the enemy, and the use of ordinary and heterodox forces. That allowed General Walther Model to take the initiative and destroy a Soviet army inserted in his operational rear.

LA SORPRESA MILITAR: conceptos, efectos, realización y tipos.

Así, esta sorpresa menos elaborada conceptualmente rinde menos frutos que tengan trascendencia operativa o decisiva. Todo indica que, para que se produzca y aumente cualitativamente la eficacia trascendente en nuestras acciones, es necesario que la calidad de la sorpresa alcance otra dimensión en su acción.

Es necesario, pues, en el nivel operativo de la sorpresa, que ésta sea una “sorpresa ingrata” para el enemigo. Que tenga efectos catastróficos, aunque sean locales, sobre él. Y que las “ondas de conmoción” en el área o las secciones afectadas, se propaguen por el sistema militar enemigo atacado. Dañando sus capacidades, su moral general y grupal (una sección, los servidores de un arma) y sus intenciones y perspectivas. Ello equivaldría, en el escenario planteado, a una “explotación del éxito” de las acciones propias. Que son animadas y perfeccionadas por la sorpresa operativa conseguida.

Veamos un ejemplo de cómo el empleo de un “campo de acción” inesperado para el enemigo y el uso apropiado de las fuerzas ordinarias y heterodoxas, con sus respectivas características de actuación, permitió al general Walther Model, tomar la iniciativa, crear una sorpresa ingrata y destruir un ejército soviético insertado en su retaguardia operativa.

Qassem Suleimani, la Espada Desenvainada del Imperialismo Iraní

Hacia las 0:30 hora local del viernes 3 de enero de 2020, los EEUU mataron al general Quassem Suleimani cuando se retiraba del aeropuerto de Baghdad, a donde acababa de llegar en un vuelo directo desde el aeropuerto de Damasco. Se emplearon en el ataque dos drones Reaper, probablemente de la CIA, que lanzaron 4 cohetes Hellfire II AGM-114 de cabeza explosiva (H.E.), guiados por láser, (nombre, el “Fuego del Infierno”) sobre los dos vehículos sin especial blindaje, que los llevaban a él y a sus 9 acompañantes a Baghdad.

Introducción.

El Oriente Medio es la región geopolítica más convulsa y furente de nuestro mundo. Y por su cercanía, importancia energética y formar un nudo de comunicaciones entre tres continentes, es especialmente trascendente para nosotros. En esa región del Suroeste de Asia se dirimen varios conflictos armados y paralelos.

LA EXPLORACIÓN Y LA INTELIGENCIA COMO SISTEMA OPERATIVO.

La exploración y el reconocimiento del terreno generan información de los diferentes niveles de actuación militar. Entonces debe ser convertida en inteligencia. Ésta es el conocimiento razonablemente fiable y suficiente del enemigo, de sus intenciones y capacidades, y del terreno en sus posibilidades de lucha, transitabilidad, etc. Que nos permitan tomar una resolución fundada sobre el empleo de nuestros medios y de las formas de lucha, en función de nuestros objetivos.

THE SOCIAL PROPAGANDA. CHARACTERISTICS AND MEANS.

Being an eminently practical phenomenon, the praxis of propaganda is defined by «norms or principles of action«.

Propaganda must be «simple, easy.» Both in its structure and in its concept and transfer to its «objective.» Therefore, the basic concepts of our doctrine and interests must be sought and exploited with it. And state and present them in a clear, easy and appropiate manner. Both in the words (texts and slogans) and in the images we use for their diffusion and impregnation in the social group. And taking into account the means employed and the immediacy and depth that our ideas have to acquire in the group to which are directed.

LA PROPAGANDA SOCIAL. CARACTERÍSTICAS Y MEDIOS.

Al ser un fenómeno eminentemente práctico, la praxis de la propaganda se define por unas “normas o principios de actuación”.

La propaganda debe ser “simple, sencilla”. Tanto en su estructura, como en su concepto y transferencia a su “objetivo”. Por ello, se deben buscar y explotar con ella los conceptos básicos de nuestra doctrina e intereses. Y enunciarlos y presentarlos de una manera clara, fácil y oportuna. Tanto en las palabras (textos, consignas y lemas) como en las imágenes que empleemos para su difusión e impregnación en el grupo social. Y teniendo en cuenta los medios empleados y la inmediatez y profundidad que tengan que adquirir nuestras ideas en aquél al que van dirigidas.

La Voluntad de Defensa de una Sociedad.

Y la Estrategia, la Estrategia Operativa y la Táctica, como Niveles de su Actuación Militar

Llamamos “voluntad de defensa” de una nación a su capacidad para propiciar, crear, desarrollar y mantener unas fuerzas de defensa, que cuenten con el apoyo necesario y sinérgico de la economía del país y de la diplomacia del estado. La voluntad de defensa es una expresión de la voluntad de ser y de la capacidad vital, incluso biológica, de una sociedad.

Este concepto supera y perfecciona a la así llamada guerra híbrida o de V generación. E implica y supone el empleo de todos sus “medios de intervención” ortodoxos y heterodoxos por el grupo social beligerante.

Como tal expresión, será sana, normal y suficiente, cuando las fuerzas de defensa y el apoyo diplomático y de la economía nacional que se les brinde a aquéllas, sean adecuadas y proporcionales a los objetivos políticos de la sociedad. Y también, a las posibles amenazas que tenga que soportar, tanto desde el interior de su territorio como desde el exterior, bien de su región geopolítica como de otras.

Esta capacidad y su actuación en los diferentes casos brotan de una “moral nacional” correcta.

The Will of Defense of a Society.

And the Strategy, the Operational Strategy and the Tactics, as Levels of its Military Actuation

The “will of defense” of a nation is its capacity to cause, create, develop and maintain defense forces. The strength of the defense forces, in turn, rely on the necessary support of the economy of the country and the diplomacy of the state. The will of defense is an expression of the will of being and the vital capacity, even biological, of a society. This concept overcomes and perfects the so called hybrid war or of V generation. That implies and supposes the employment of all his «orthodox and heterodox means of intervention» by the social belligerent group.

As the term implies, will of defense is healthy, normal and sufficient when defense forces and the strength of the country’s economy and the quality of state leadership and diplomacy are proportional and adapted to the political objectives of society. These must also be adequate to the possible threats that the country may have to oppose, both within and out the country, within its geopolitical region or other sources of threat.

This capacity and its performance in different situations stems from a correct “national moral”.

The modern Hybrid Warfare. The Multifunctional, Total or Multisubject Wars.

Now, closing the historical and definer curl, the wars of V generation are called hybrid or multi functional wars, which, really, always have existed. With the major or minor participation of each one of the «available means of intervention» (Foreign Relations, regular and irregular Armed Forces, Economy, Cybernetics, etc) in the social group, to obtain the «functions of intervention» search for. Forming a “means” mix, adapted to all situations and confrontation theaters.

Not for nominating nowadays with an exotic and new word, preferably foreign, one makes this way a «mean or a function of intervention» fresh and promising. The problem is that the ignorance of the history, still the recent one, impoverishes the new concepts, ideas and situations of conflict. Without winning in application, efficiency and cognitive capacity with it. With this, only it falls or repeats the previous history, returning to learn it. And that, as in a spiral screw, only changes the phenomenon temporal «plane of execution«. Where are kept safe and now partly secret, the different «essential parameters» of the phenomena of the conflicts and fights.

La Guerra Híbrida moderna. La Guerra Multifuncional, Total o Multidisciplinar.

Ahora, cerrando el bucle histórico y definitorio llaman guerras de V generación a las guerras híbridas o multifuncionales, que, realmente, siempre han existido. Con la participación mayor o menor de cada uno de los “medios de intervención” disponibles (Relaciones Exteriores, economía, cibernéticos, Ejércitos regular e irregular, etc.) en el grupo social, para conseguir las “funciones de intervención” buscadas. Formando un «mix de medios», adaptado a los distintos teatros y situaciones.

No por nominar hoy en día con una palabra exótica y nueva, preferentemente extranjera, se crea así un “medio o una función de intervención” fresco y prometedor. El problema es que el desconocimiento de la historia, aún la reciente, empobrece los nuevos conceptos, ideas y situaciones conflictivas. Sin ganar en aplicación, eficiencia y capacidad cognitiva por ello. Con esto sólo se incide o se repite la historia anterior, para volver a aprenderla. Y que, como en una hélice helicoidal, sólo se cambia el “plano de ejecución” temporal fenoménico. Donde se mantienen incólumes y ahora ocultos en parte, los distintos “parámetros esenciales” de los fenómenos y epifenómenos de los conflictos y luchas.

Reflections about Spain and Catalonia

The nation is one and unique by essence. And it arises from the commitment of the citizens to live in community. And it is kept and preserves in the defense of this union, which is loved, against his enemies of inside and outside. A nation is provided with one social politics selfconsciousness. And collaborate to create and support it the history, the tradition and the customs, and the own language and moral sense. And contribute secondly to it the own ethnia and the territory, that not always exist, specially the first one. This way, the territory of a country is not a nation. Nor it is not the inarticulate population of a territory under an only one government.

Though the territory that occupies is necessary to give a nation the possibility of supporting a social administrative structure, that guarantees the exercise of his sovereignty. In a nation fit several not antagonists ethnias. Because his base is the life together conviviality, the respect and the rights and duties for all. And so long as they love this «harmonic set» of persons and his well-being, peace and jointly progress destinies.

When the nation is loved by his components and there exists in them the desire to serve and defend her in community, the concept of the mother land appears. Both ideas are interrelated essentially. And, the absence of the patriotism or the shame to practise it by members of a «social political community», leads to the defenselessness and the dismemberment of his nation, in major or minor degree. Being formed then «groups of associate individuals» with dissolvent ideas and interests of the naional group.

It is not of surprising that the Defense Forces of a nation are, as institutions and in his members, which hoist, teach and practise the patriotism, as one of his essential virtues. Because it is possible only to die for what is loved. The Defense Forces of a nation are the specialized set of the «nationals or patriots» for the belligerent and complete Defense of his «national country«.

Reflexiones sobre España y Cataluña

La nación es una y única por esencia. Y surge del compromiso de los ciudadanos de vivir en comunidad. Y se mantiene y conserva en la defensa de esa unión, que se ama, contra sus enemigos de dentro y de fuera. Una nación es dotada de una auto conciencia socio política. Y colaboran a crearla y vertebrarla la historia, la tradición y las costumbres, y la lengua y el sentido moral propios. Y contribuyen en segundo lugar a ello la etnia y el territorio propios, que no siempre existen, especialmente la primera. Así, el territorio de un país no es una nación. Ni lo es la población inarticulada de un territorio bajo un único gobierno.

Aunque el territorio que ocupa es necesario para darle a una nación la posibilidad de mantener una estructura socio administrativa, que garantice el ejercicio de su soberanía. En una nación caben varias etnias no antagonistas. Porque su base es la convivencia, el respeto y los derechos y deberes para todos. Y con tal de que amen ese “conjunto armónico” de personas y sus destinos de bienestar, paz y progreso en común.

Cuando la nación es amada por sus componentes y existe en ellos el deseo de servirla y defenderla en comunidad, aparece el concepto de la patria. Ambas ideas están interrelacionadas esencialmente. Y, la ausencia del patriotismo o la vergüenza de profesarlo por miembros de una “comunidad socio política”, lleva a la indefensión y a la desmembración de su nación, en mayor o menor grado. Formándose entonces grupos de individuos asociadoscon ideas e intereses disolventes del conjunto nacional.

Genesis and practice of the Russian strategy of deep attack.

The Soviets tried to have a scientific unbeatable study for his military art. Like his social economic doctrine was based on the supposedly scientific postulates of Marx and Engels. Taken to the practice by the Bolsheviks led by Lenin. And achieving an undoubted success in the stages of conquest of the Power and his indefinite and ferreous maintenance, the phases of force and oppression, by the central and inevitable postulate of the proletariat dictatorship.

One of the paradigms of his military doctrine was the attack to the deep rearguard of the enemy. That is the low abdomen of his military deployment. There, the units have his refuge, his site to rest and, also, to reform or to be equipped; from there they begin the marches to form his assault deployments near the lines.

To seek for the attack at these enemy areas, without combat availability and much more vast and vulnerable than that he presents near the front, was a characteristic of the military Soviet theory.

We will see here how this was generated and was implemented. Creating for it, the appropriate specialized units and the successive adjustment of the strategic previous ideas. Up to having, in 1944 and until the end of the war, 6 Tanks Armies in the order of battle of the Soviet Army, new name of the Red Army of Soldiers and Peasants. Those were endowed with the most prepared soldiers and the best equipments and logistics support of the USSR.

And we will see how the friction, the failures and the human mistakes, the exhausting efforts of the commands, the central direction without clear and elaborated criteria (inevitable initially to any doctrine) and the climatology, do that the studied and implemented plans are scarcely fulfilled in the practice, after the first days of operations.

Génesis y praxis de la estrategia de Rusia del ataque profundo.

Los soviéticos pretendían tener un estudio científico imbatible para su arte militar. Al igual que su doctrina socio económica se basaba en los postulados supuestamente científicos de Marx y Engels. Llevados a la práctica por los bolcheviques liderados por Lenin. Y logrando un éxito indudable en las etapas de conquista del Poder y su mantenimiento indefinido y férreo, las fases de fuerza y opresión, a través del postulado central e inevitable de la dictadura del proletariado.

Uno de los paradigmas de su doctrina militar era el ataque al interior de la retaguardia del enemigo. Que es el bajo vientre de su despligue militar. Allí, las unidades tienen su refugio, su sitio para descansar e, incluso, para reformarse o equiparse, desde allí comienzan las marchas para formar sus despliegues de ataque.

El buscar el ataque a estas áreas del enemigo, sin disponibilidad para el combate y mucho más extensas y vulnerables que las que presenta junto al frente, era una característica de la teoría militar soviética.

Veremos aquí cómo ésta se generó y se fue implementando. Creando para ello, las unidades apropiadas especializadas y el ajuste sucesivo de las ideas estratégicas previas. Hasta tener, en 1944 y hasta el final de la guerra, 6 Ejércitos de Tanques en el orden de batalla del Ejército Soviético, nuevo nombre del Ejército Rojo de Soldados y Campesinos. Aquéllos estaban dotados con los más preparados soldados y los mejores equipos y logistica de apoyo de la U.R.S.S.

Y veremos cómo la fricción, los fallos y los errores humanos, los esfuerzos agotadores de los mandos, la dirección central sin criterios claros y elaborados (inevitable al principio de toda doctrina) y la climatología, hacen que los planes estudiados e implementados apenas se cumplan en la práctica, tras los primeros días de operaciones.

THE HATE, THE  WAR  AND  THE  EVIL

The Hate is always an untidy passion. What might arise initially in the soul as competition and emulation, ultimately displays as distaste, repugnance or rivalry. It is a primary reptilian feeling of survival, compound or mixed with the dread and the rage towards other one, which is perceived as foreign, different and menacing. So, the hate expresses always as negative and destruction, still potential.

The mental Gordian knot of the hate, only can be cut by the collective overcoming. And this is carried out personally, exercising a broad mindness generosity and the personal effort of overcoming and oblivion the circumstances that shaped «that situation«.

The War arises in the armed collective clash. In the violent dialectics of two social rivals groups. That employ the weapons for the attainment of certain aims, which are exclusive for both.

Other one of the vices that the «civilized» members of the tribes have acquired is the excessive greed. And with her, her corollary and the easy way to satisfy her, the rampant corruption. The social equality in the tribes, his «ideological rough republicanism», was guaranteeing the use and reasonable enjoyment of the resources by all the members.

The Evil is conceptually the lack and the denial of the good, which is the only virtue or effort (as stable and permanent value) that is positive. And the primary negative force that generates the hate in a wide sense, not necessarily violent, is the one that gives force, life and permanency to the evil of the man.

The Evil as concept, as immaterial entity, needs from instrument, a vector, a vehicle, to display in our physical world. And this material vehicle is provided by the untid and uncontrolled passions of the men, already dominated and dragged by the hate and his corollaries passions. In which and by means of them, the Evil displays enslaver, overflowing and superhuman.

The putrid, inhuman, insane ideas come from the sewage, pits and black wells of the human intelligence and soul. And they are the valid, sure and permanent instrument for the periodic manifestation of the Evil within the humanity. This Evil, unattainable for the reason and the human capacities, is the temporal manifestation of the Misterium Iniquitatis.

EL ODIO, LA GUERRA Y EL MAL

El Odio es siempre una pasión desordenada. Lo que podría surgir inicialmente en el alma como competencia y emulación, se manifiesta al final como aversión, repugnancia o rivalidad. Es un sentimiento primario, reptiliano, de supervivencia, compuesto o mezclado con el temor y la ira hacia el otro, que se percibe como ajeno, diferente y amenazador. O sea, el odio se expresa siempre como negatividad y destrucción, aún potenciales.

El nudo gordiano anímico del odio, sólo se puede cortar con la superación colectiva. Y esto se lleva a cabo personalmente, ejerciendo la generosidad de miras y el esfuerzo personal de superación y olvido de las circunstancias que conformaron “esa situación”.

La Guerra surge en el enfrentamiento armado colectivo. En la dialéctica violenta de dos grupos sociales rivales. Que buscan por las armas la consecución de determinados objetivos, que son excluyentes para ambos.

Otro de los vicios que han adquirido los miembros “civilizados” de las tribus es la codicia desmedida. Y con ella, su corolario y su modo fácil de satisfacerla, la corrupción rampante. La igualdad social en las tribus, su “republicanismo ideológico”, garantizaba el uso y disfrute razonable de los recursos por todos los miembros. Y el zakat o limosna canónica musulmana y el apoyo de su colectivo suplían los casos de orfandad, viudedad, enfermedad, calamidades, etc.

El Mal es conceptualmente la falta y la negación del bien, que es la única virtud o esfuerzo (como valor estable y permanente) que es positivo. Y la fuerza primaria negativa que genera el odio en un amplio sentido, no necesariamente violento, es la que da fuerza, vida y permanencia al mal del hombre.

El Mal como concepto, como ente inmaterial, necesita de un instrumento, de un vector, para manifestarse en nuestro mundo físico. Y este vehículo material se lo proporcionan las pasiones desordenadas e incontroladas de los hombres, ya dominados y arrastrados por el odio y sus pasiones corolarias. En las cuales y mediante ellas, el Mal se manifiesta avasallador, desbordante y sobrehumano.

Las ideas pútridas, antihumanas y vesánicas provienen de las cloacas, de los pudrideros y pozos negros de la inteligencia y del alma humanas. Y ellas son el instrumento válido, seguro y permanente para la manifestación periódica del Mal en la humanidad. Este Mal, inasequible para la razón y las capacidades humanas, es la manifestación temporal del Misterium Iniquitatis.

THE SPANISH NACIONAL POLITICS

A STERILE AND INEFFECTIVE INSTRUMENT

The dispersion and inefficiency that the authorities show in the complex labor of uniting the popular wills and in implementing clear policies of reinforcement of the national unity and of control of the hackneyed and unsuccessful ideas of dissolution and substitution of that one, have different original reasons.

A nation does not congregate and galvanize, re-joins and advances with procedure, laws and regulations. Called to juridically confine the public thing. A nation is not governed in times of dangers and incipient decadences only by the economic and accounting ideas and policies. That only serve to create and preserve the material wealth. But that at least nowadays can not avoid the hardness and the cruelty of the phases of crisis and decadence of the economic successive cycles. That literally can crush the collaboration between the social strata and deepen their differences. And these policies are bored, affected and pissquiets. Because the action of the money, which is his essence, has these natural qualities.

This makes and defines a rachitic, defensive politics and without worthy horizons of the best efforts. And, also, serious and reliable of the duty. As serious and reliable were Cervera’s, when they sank his fleet in Santiago de Cuba and Montojo’s, when the same thing happened to him in Manila to his Spanish fleet of the Pacífico, presences.

The lack of virtues in the exercise and the example of the power and the leaders, have drained and withered the right of the country, as political national instrument.

LA POLÍTICA NACIONAL ESPAÑOLA

UN INSTRUMENTO ESTÉRIL E INEFICAZ

La dispersión e ineficacia que demuestran las autoridades en la compleja labor de aunar las voluntades populares y en implementar políticas claras de refuerzo de la unidad nacional y de control de las trasnochadas y fallidas ideas de disolución y sustitución de aquélla, tienen varias causas originales.

Una nación no se congrega y galvaniza, se reune y avanza con normas, leyes y reglamentos. Llamados a encorsertar jurídicamente la cosa pública. Una nación no se gobierna en épocas de peligros e incipientes decadencias solamente con las ideas y políticas económicas y contables. Que sólo sirven para crear y conservar la riqueza material. Pero que ni siquiera hoy en día pueden evitar la dureza y la crueldad de las fases de crisis y decadencia de los ciclos económicos sucesivos. Que literalmente pueden triturar la colaboración entre los estratos sociales y ahondar sus diferencias. Y esas políticas son aburridas, melindrosas y meaqueditas. Porque la actuación del dinero, que es su esencia, tiene esas cualidades naturales.

Esto crea y define una política raquítica, defensiva y sin horizontes dignos de los mejores esfuerzos. Y, también, seria y cumplidora del deber. Como serias y cumplidoras fueron las presencias de Cervera, cuando le hundieron su flota en Santiago de Cuba y de Montojo, cuando le ocurrió lo mismo en Manila a su flota española del Pacífico.

La falta de virtudes en el ejercicio y el ejemplo del poder y de los gobernantes, han drenado y agostado a la derecha cabal del país, como instrumento político nacional.

LA TRANSITABILIDAD EN LAS OPERACIONES MILITARES

Introducción.

La “transitabilidad es la dimensión geográfica, tanto superficial como espacial, donde tienen lugar las operaciones militares.

Está enmarcada principalmente por la capacidad superficial de un terreno para sostener y permitir el tránsito de determinados medios o capacidades militares. Se completa modernamente en una dimensión espacial, por el alcance de los medios de fuego lejano y por las aeronaves de todo tipo.

La transitabilidad tiene funciones o condicionantes independientes y absolutas, como son el tiempo de paso por un punto, el tiempo de recorrido entre dos puntos y la no simultaneidad superficial de los medios militares.

La transitabilidad posee también funciones relativas, dependientes de la geografía en general. Están condicionadas por la red viaria, ferroviaria y fluvial (geografía urbana) y por el clima, la hidrología, la orografía, la estación del año, la meteorología e incluso la hora del día (geografía física). Éstas funciones varían con las distintas superficies nacionales y regionales.

La transitabilidad determina la facilidad o la dificultad física para la rapidez de la maniobra y, en consecuencia, condiciona básicamente el tiempo total de las operaciones, a través de la fase de ejecución de los “ciclos de acción” sucesivos. Estos pueden descomponerse en observación, evaluación, decisión y ejecución.

Las redes de transporte y la transitabilidad.

Las redes viarias y ferroviarias son el soporte físico más idóneo para conseguir bajos tiempos de ejecución en las operaciones. Sus características de transitabilidad son su disponibilidad en la zona de operaciones, la resistencia de su firme, las condiciones de saturación del tránsito y los estrechamientos o puntos críticos en las vías y los cortes de continuidad.

En efecto, el tiempo de paso de un móvil por un punto dado es cuasi instantáneo: a 40 Km./hora recorre más de 11 ms por seg. Pero, cuando se trata de una columna de más de mil vehículos de todas clases, p. e., una división blindada occidental, recorriendo una distancia de 200 Km. en formación de marcha y a lo largo de una sola vía rápida moderna, el tiempo de paso de esa unidad por un punto tiende a confundirse e igualarse con su tiempo de recorrido en esa marcha y se acercará a las 8 o 9 horas. Cuando ambos tiempos se asemejan en la práctica, podemos decir que una vía está saturada.

Convoy Indio Del Ejército De Camiones Foto de archivo editorial - Imagen de  indio, himalaya: 38314978

Otra característica de las redes terrestres como limitadoras del tiempo o ritmo de avance son los estrechamientos en la misma como son los puertos de montaña, poblaciones pequeñas y medianas y los puentes sobre obstáculos. Al prolongar el tiempo de paso (son elementos casi puntuales en el mapa), alargan el tiempo de recorrido en vías saturadas o exclusivas.

También es limitadora del ritmo o tempo, la resistencia de dichas vías a soportar grandes pesos. Las carreteras que soportan pesos de 40 Tm en vehículos de varios ejes están limitadas a la red principal de carreteras de los países desarrollados. La razón es que la presión que ejerce un eje sobre el pavimento es función del cubo del peso sobre el mismo. Así, cualquier crecimiento del peso soportado tiene un efecto exponencial en el suelo y los costes de construcción y de mantenimiento de las carreteras se disparan. La disponibilidad viaria para lograr un buen ritmo de avance es problemática, ya que fuera de los países citados es muy común, incluso, la ausencia de carreteras. Más que de transitabilidad, se podría hablar de intransitabilidad, como parámetro de la maniobra, contra el que esforzarse físicamente para moverse militarmente.

Large group of German troops advancing up a hill on the Eastern Front. :  GermanWW2photos

                SIN ATAQUES DE LA ARTILLERÍA O LA AVIACIÓN…

Podemos pensar, en principio, en usar la dimensión superficial o incluso la espacial para mejorar la transitabilidad de la zona, en los diferentes casos en que las condiciones mejores previamente citadas ya no existen. La primera nos lleva a una formación mecanizada a campo través y debidamente apoyada logísticamente, que sería el ideal imaginativo de los estrategas y tácticos más avanzados durante la década de los años treinta del pasado siglo. Pero hay problemas.

NDP 2020: Mobile column to cover record 200km route and reach more  heartland areas, Singapore News & Top Stories - The Straits Times

Por un lado, el mejor vehículo todo terreno o de orugas se mueve mejor en una carretera que por el campo, por “fácil” que sea el recorrido. Para un peso en carga útil dada, los vehículos de orugas tienen más tara que los vehículos favorables a los firmes estables o de ruedas. Para pesos totales dados, los vehículos tanto de orugas como de ruedas que avanzan a campo través, tienen más desgastes, más averías y consumen más combustible, que los que circulan por carreteras. Ello plantea un doble inconveniente económico y logístico de muy difícil solución.

Movement of military vehicles through SoCal is routine and not related to  coronavirus, officials say | KTLA

Por eso, lo ideal es operar por vías de firmes estables: usando la gran capacidad del ferrocarril en las marchas hasta poco más allá del centenar de Kms del frente o del enemigo y la red de carreteras hasta donde permita la situación operativa y la necesidad de desplegarse desde la marcha. Y combatir a campo través, aprovechando las enfiladas de tiro, las cubiertas y los ocultamientos, las características tácticas del terreno.

La dimensión espacial también encierra una imposibilidad, parecida a la saturación de las vías terrestres, que prohibe la llegada simultánea a un punto de numerosos vehículos aéreos. Bien las naves aéreas vuelan en fila, llegando a la misma hora, pero extendidas lateralmente o bien van en hilera para descargar o arribar sucesivamente en un “solo” punto extenso o gordo de operaciones. Los helicópteros dan resultados más concentrados que los de los aviones, pero éstos tienen más capacidad de carga para los hombres, sus armas y los medios.

Las características de los terrenos y la transitabilidad.

Los canales y las corrientes de agua, como cortes de la continuidad del tránsito, constituyen otro condicionante relativo de la transitabilidad de una zona.

Por un lado, constituyen un limitador del impulso de maniobra casi inevitable. En efecto, en casi cualquier dirección que se siga un recorrido operativo durante los suficientes Kms, se termina afrontando el cruce de una corriente de agua natural o artificial. Ya hemos visto los puentes que los superan, como parte de una red viaria, pero no siempre existirán o estarán a mano. Dados los actuales medios anfibios y de compuertas de vadeo, el principal obstáculo al tránsito lo ofrecerán las márgenes de dichas corrientes. Habrá que considerar, entonces, la pendiente de ambas orillas y las características de resistencia, adherencia, consistencia, etc. de ellas y de sus terrenos de aproximación inmediata.

Driving "Wave" on the shore of the enemy. Part one

Sin embargo, los ríos y canales son también un medio de inserción dentro de un territorio de una patrulla de combate tipo sección. A una velocidad de 4 o 5 Kms/hora de avance por el agua, puede la patrulla recorrer varios cientos de Kms en 3 o 4 días.

British Troops Show Off Amphibious Skills In River Crossing

Los efectos del clima, de la estación, de la hora se superpondrán a los condicionantes ya citados, agudizándolos o mitigándolos, a nuestro favor o en contra. Recordemos que la Naturaleza es neutral y cortejable.

La orografía merece un tratamiento específico, por su especial influjo directo en la transitabilidad. La orografía afecta a la transitabilidad al dificultar el desarrollo del trazado vial y al aumentar la pendiente a superar en todas las marchas. El cruce transversal de líneas de altura puede llegar a ser impracticable, excepto por los desfiladeros y los puertos de montaña, generándose auténticos embotellamientos, que colapsan el impulso de la maniobra e impiden los despliegues o desdoblamientos de las unidades que los cruzan. La lucha en las alturas tiene un centro de gravedad genérico en el control de dichos pasos.

Disminuyendo ya en gradiente de altura, existe un factor menos evidente, pero más frecuente y muy importante, que es la “caída” (como pequeño desnivel). Llamamos caída a las variaciones de altura desde unos metros hasta algunas decenas de metros con relación al entorno inmediato. Se presenta en el campo a través, en terrenos de más o menos ondulación y en terrenos quebrados e incluso en tramos de las carreteras que por ellos transcurren. Tiene también una expresión en las zonas urbanas, tanto residenciales como industriales, porque los edificios, casas e instalaciones y conducciones también conforman “alturas ocultantes relativas”. Éstas generan protección y peligro, en definitiva, oportunidades y riesgos, y son otra expresión de la “caída”. Una puntada o detalle: un desnivel de poco más de 2 ms permite ocultar el casco de un tanque o de un vehículo de combate de infantería en un terreno suavemente ondulado, de pleno dominio por la vista.

The Destructive Age of Urban Warfare; or, How to Kill a City and How to  Protect It - Modern War Institute

Las zonas urbanizadas o industriales conforman líneas de “caída” muy numerosas, paralelas y transversales, que se entrecruzan. Ellas canalizan todo el esfuerzo bélico en dichas zonas, generando innumerables “interfases de acción” táctica con el enemigo, que están determinadas frecuentemente por condiciones de sorpresa. Estas zonas, en definitiva, paralizan el impulso de las unidades y generan en ellas «atrición» (en medios militares) y «desgaste» (en logística), desproporcionados a los resultados puramente militares obtenibles con su ocupación a viva fuerza.

The City Is Not Neutral: Why Urban Warfare Is So Hard - Modern War Institute

                                            UNA RÁPIDA EMBOSCADA…

Para la lucha de invierno, pueden consultar nuestro artículo «La Talvisota o la guerra de invierno ruso finlandesa de 1939».

                                      TOMANDO UN DESCANSO…

El bosque sería una variante especial de este caso de lucha. Que ofrece insuperables obstáculos antitanques, ocultamiento y algo de protección o cubierta, hasta las distancias de la lucha de infantería.