HAMAS ATACA A ISRAEL EN 2023.

Introducción General.

Los comandos de Hamas sabían que lucharían en la profundidad del territorio israelí. Muy lejos de sus apoyos, avituallamientos y de otras unidades de Hamas. Sus objetivos estaban allí: Civiles y Militares israelíes muertos o tomados como rehenes. Y conocían que una vez pasados 2 o 3 días, las fuerzas israelíes superiores en medios humanos y materiales, los atacarían, perseguirían, emboscarían. Su final, en general, era la muerte. Ya que los israelíes tendrían en este caso, aún un sobrante de enemigos capturados. Para interrogar y conocer los parámetros que manejaba Hamas, para superarles durante un tiempo: sorprenderlos y establecer en bastantes puntos de Israel la superioridad combativa sobre sus tropas.

Los distintos atacantes llevaron a cabo un “ataque de enjambre” sobre posiciones en el centro y sur de Israel. Varios, de los principios o normas de las fuerzas militares en un ataque convencional fueron desatendidos. Por ejemplo, la unidad del objetivo y la unidad del mando de las fuerzas y el mantenimiento de una estructura, de un despliegue para todas las fuerzas atacantes. Aquí, cada pequeña “unidad de acción” islamista tenía su propio jefe y su particular objetivo. Y, es el conjunto de acciones del “enjambre atacante” el que define la estrategia y el complejo objetivo real de Hamas.

YAHYA SINVAR, JEFE MILITAR PALESTINO DE LA FRANJA DE GAZA.

Aquí, las fuerzas de Hamas atacaron divididas en multitud de grupos independientes, pequeños y suficientes, encargados de golpear y/o destruir. U ocupar el puesto militar, el kibutz o la cooperativa israelí, y tomar rehenes israelíes o extranjeros occidentales para enviarlos a Gaza.

Todo ello nos va descubriendo y exhibiendo que el efecto militar que busca el ataque multiobjetivos de Hamas es un Choque Interno Moral, acrecentado por el factor sorpresa de la acción, instalada ya en el estamento militar y en las poblaciones de Israel. Se ha roto el aura de invencibilidad de las Fuerzas Armadas israelíes y la eficacia atribuida al Mosad y demás agencias de seguridad afectadas, no tan conspicuas.

Es el Conjunto de las “unidades de acción” de las milicias, compuestas por armas o ramas variables de las FA: infantería, aerotransportadas, antitanques, blindados ligeros, sanidad, policía militar, el que Realiza, mediante estas acciones múltiples y cuasi simultáneas sobre la Nación Israelí: El Efecto de choque, rompedor, desgarrador material y moral.

TROPAS SEMI IRREGULARES DE HAMAS DESFILANDO

Dicho Efecto múltiple y general se transmite inexorablemente a los israelíes en armas a través de los mecanismos sociales. Los efectos de daños a las personas y bienes no protegidos por el ejército, la invasión de fuerzas palestinas crueles y vengativas, que ocupan y destruyen distintos puntos en Israel, conmocionan y producen el choque y la desorientación de las tropas.

Israel dice que ha movilizados a casi 300 mil reservistas para atacar la franja de Gaza. No son las mejores tropas para mantener la disponibilidad combativa y la alerta de combate.

El Escenario geográfico y socio militar de los radicales islamistas.

La llamada franja de Gaza es un estrecho, llano y pequeño corredor costero junto al mar Mediterráneo, situado al sur de Israel. En sus aproximadamente 363 Km2 de superficie viven hacinadas más de un millón y medio de personas. El 99% de los habitantes son musulmanes y los cristianos suman entre 15 y 20 mil almas. La franja alcanza una concentración demográfica del orden de las 4150 personas por Km2, que es de las más elevadas del mundo. Su forma es la de un rectángulo alargado, de unos 45 Km de longitud, que mide 12 Km en su parte más ancha. Al sur está su frontera con Egipto de unos 11 Km., en torno a la estratégica ciudad de Rafah. Al este y al norte se extiende por unos 51 Km. la frontera de Gaza con Israel. La población más importante de la franja es la que le da el nombre, Gaza, situada en su tercio norte. Las otras villas destacadas de la franja constituyen realmente “repartos”, “barrios periféricos” o “poblados satélites” del “ecumene” de Gaza. Entre las no citadas aún destacaremos a Beit Hanoun (en el extremo norte), Beit Layla, Jeque Zaid, Dayral Balah (al centro), Yabalia y Kan Yunis (al sur, pero no en la frontera con Egipto).

SOLDADOS ISRAELÍES DESCUBREN EL PRIMER TÚNEL DE HAMAS DESDE LA GUERRA DE 2014

La tasa de paro de la población está entre el 35-40%. Esto la hace muy dependiente de las ayudas externas. Y, además, excita sus reivindicaciones identitarias y sociales y define como “únicoresponsable de sus males al enemigo más visible, diferente social y culturalmente, y cercano, Israel. La búsqueda de una solución rápida y utópica para esta población pasa, entonces, necesariamente por una derrota suficiente de Israel, la potencia opresora e imperialista. Esto hace que su población sea muy proclive a abrazar doctrinas y partidos “militantes islamistas radicales” (los MIR). Ellos les permiten vislumbrar y valorar una solución, siquiera en un futuro indefinido e impreciso. Y, al menos, les dan la esperanza que todos necesitan. La Yihad Islámica y Hamas son las dos principales organizaciones islamistas con implantación en Gaza.

Ideología de los Palestinos islamistas radicales.

Hamas, como organización socio político religiosa totalitaria, ejerce un poder extenso en todas las áreas de convivencia civil de los habitantes de Gaza. Este poder está condicionado también por el carácter de la lucha en unas condiciones de aislamiento, cerco y penuria. Esto le permite a Hamas invocar en su “defensa general”, la opresión de que es objeto, bien real, sentida y/o magnificada, toda la población palestina de Gaza. Sin que en la práctica se distinga bien el sufrimiento tremendo de los palestinos, del victimismo esgrimido por Hamas o la Yihad Islámica. Entre 100 y 200 mil son los militantes activos reales de ambas organizaciones radicales. Además,están los simpatizantes y colaboradores de ellas, con distintos grados de implicación en los servicios y de tiempo dedicado al apoyo de Hamas y de la Yihad Islámica.

Hamas se mesmeriza, se tensa y se crece ante las perspectivas de un enfrentamiento más o menos próximo con Israel. A un pueblo no se le puede tener permanentemente en armas, ni, mucho menos, en “alistamiento de combate”. Pero, la razón de ser de Hamas es recuperar e imitar doctrinal, social y militarmente los tiempos épicos y gloriosos del primer siglo del Islam, que coincide aproximadamente con nuestro siglo VII y con la primera parte del VIII. Fue la época, tras la muerte de Mahoma, prolongada en el tiempo más allá de los 4 primeros califas, desde Abu Baker a Alí, llamados por los sunníes los Rashidun, los “rectamente guiados (por Dios)”.

Porque sus ideólogos radicales totalitarios han decidido que, cuando el Islam practicaba la Yihad armada y era riguroso en la fe y sus costumbres, el Islam convencía, arrollaba, se extendía prodigiosamente por tres continentes y era casi invencible… Y creen que reproduciendo las “condiciones básicas” de aquel contexto social, de aquella civilización en auge, los musulmanes actuales volverán a ser grandes, temidos, respetados y aceptados. No hay nada más ni nada menos.

Comprobamos que cada pocos años ocurre o provocan un “casus belli”, digno de su nombre y con sus perniciosos efectos para las poblaciones correspondientes. Así, no hay muchas posibilidades de poder dialogar verdaderamente con esto, de alcanzar puntos de encuentro y de llegar a acuerdos de paz consistentes y aceptables para todos.

Consideraciones operativas de la Defensa de Gaza frente a Israel.

La defensa terrestre de Gaza es muy difícil de sostener en el tiempo. La franja carece de espacio geográfico para poder establecer una defensa flexible, móvil y escalonada en profundidad. Esto es necesario para darle potencia, solidez, continuidad y apoyo a la lucha de rechazo.

Además, el abastecimiento externo de armas, municiones y equipo militar a Hamas estaría estrangulado por Israel. Para garantizar el sellado de Gaza, el Tsahal podría establecer “cerrojos”, situados transversalmente en la franja y ocupados con infantería mecanizada reforzada. Ellos impedirían el tránsito de equipamiento militar desde Egipto. Las armas y equipos de Irán tienen su hub o centro logístico de partida en el Yemen. Desde aquí se transportan por el mar Rojo hasta el norte de Sudán, desde donde parten en caravanas de camiones. Cruzan a Egipto hacia la mitad de su frontera sur y se dirigen a Rafah.

Los israelíes realizan esporádicamente bombardeos sobre esta “ruta del mal”, concentrándose en los depósitos intermedios de la ruta y en los vehículos de carga. En octubre de 2012 una explosión imprevista destruyó una fábrica de armas junto a Jartum, la capital y, otras veces, se destruyen las caravanas de camiones. La persecución naval de este flujo contrabandista, a través de vuelos de aviones no tripulados de detección y exploración sobre el mar Rojo, corre a cargo de los EE.UU. Y es la escasa y reticente colaboración de los tres países implicados, Yemen, Sudán y Egipto, la que no permite hacer excesivamente oneroso para los intermediarios y con poco rendimiento para el usuario final, ese tránsito de armas pesadas de artillería reactiva.

(CONTINUARÁ)

Las Capacidades de Combate de la Fuerza como Sistema Operativo

Introducción.

Llamamos “sistema” a un conjunto armónico (con correspondencia entre ellos) y sinérgico (que actúan conjuntamente) de elementos diferentes, pero relacionados en su naturaleza, que producen o generan una función compleja y esencial de la actividad militar más amplia. Su definición aspira a que los distintos sistemas comprendan de forma global a las variables o elementos de su naturaleza que intervienen en las operaciones. Ello permitiría focalizar en ellos más fácil y precisamente nuestra atención, para conseguir el control y la dirección de todo el complejo fenómeno de la guerra.

Las “capacidades de combate” son el conjunto de los medios militares (armas y apoyos) que posee un “sistema militar cerrado” (en una operación, una campaña) o una sociedad o estado para su defensa.

Desarrollo.

Su expresión más cabal son los conjuntos de armas combinadas o interarmas, incluso en el nivel de las pequeñas unidades. Que permiten multiplicar y flexibilizar las posibilidades de lucha en los campos y las interfases de acción con el enemigo. Buscando acelerar el ritmo (tempo) o la velocidad de los ciclos elementales de los períodos de acción contra él. De hecho, la inclusión de las armas pesadas de infantería como elementos orgánicos de apoyo en las pequeñas unidades, ya configura cualitativamente un sistema de armas combinadas.

Las capacidades de combate son las que nos permiten obtener la decisión y, por tanto, la eficacia operativa en los combates decididos, buscados y trascendentes y en los que nos impone el enemigo. Y son las que dan credibilidad a las capacidades de movimiento del conjunto en las maniobras, a través de la amenaza real que generan sobre el enemigo. El simple movimiento es una floritura vacía o un suspiro impotente, sin su unión complementaria con la capacidad de hacer daño al enemigo y la voluntad de hacerlo.

La capacidad de combate y la capacidad de movimiento operativo forman un “par de opuestos” complementarios y sinérgicos dentro de los distintos sistemas operativos de combate. Ninguno de los dos trasciende sin el otro. Es más, uno de los dos solo se frustra y se malogra sin el otro. Ambos sistemas procuran y dinamizan las acciones tácticas y ejecutan y fertilizan las maniobras operativas.

Estudios Cuantitativos.

Si queremos acudir a una cuantificación de las capacidades de combate, dando valores, que serán siempre relativos, a las distintas unidades y armas, podemos acudir singularmente a la obra de Trevor N. Dupuy (1). En ella cuantifica las unidades en función de sus tipos. Y, añadiéndoles un factor en función del ejército que consideremos y en cuál guerra o campaña actúa, obtiene unos valores de potencia militar relativa para cada caso.

Estas “potencias” son una cuantificación relativa (recordemos el factor multiplicador, que introduce la eficacia de cada ejército frente a un enemigo concreto en una situación dada) de las capacidades de combate de los ejércitos terrestres en las distintas épocas o teatros de operaciones.

Simpkin realiza un desarrollo similar, más cualitativo, en función de los equipos de las unidades (sólo vale para los ejércitos mecanizados), siendo los extremos de la clasificación, una unidad de infantería y una unidad de tanques de igual nivel (2).

En ese carácter suyo y de la aplicación, el uso y las posibilidades de las capacidades de combate se trata extensa y diversamente por toda esta obra

1) Trevor N. Dupuy. La Comprensión de la Guerra. Estudio y Teoría del Combate. Madrid, 1990. Págs. 123 a 172.

2) Richard Simpkin. Race to the Swift. Londres, 1994. Págs. 79 a 85.

Valery Gerasimov, comandante militar ruso en Ucrania. 2ª Parte.

(continuación)

El mercenario y rapaz Grupo Wagner.

Surge, un tema menor, pero de gran importancia por las desavenencias que crea en Moscú y con las tropas en campaña. Es la presencia creciente del Grupo Wagner como apagafuegos ruso en la guerra de Ucrania.

WAGNER RECLUTA CONVICTOS RUSOS.

En el mismo se encuadran criminales convictos, mercenarios sirios y libios “entre otros elementos de mal vivir” y voluntarios rusos. En general, gozan de sueldos dispares, dependiendo de su experiencia, origen y trayectoria vital; a un convicto se le paga fundamentalmente con la libertad, más o menos adornada con limpieza de antecedentes.

Su jefe es Prigozhin, un plutócrata ruso y paniaguado de Putin. Este hombre está enfrentado con parte de los del Kremlin y con altos jefes militares por la permanencia de su “grupo armado mercenario particular” en las filas rusas en campaña.

La tolerancia implícita de los jefes militares rusos en Ucrania con los hombres del Grupo Wagner, genera un enorme malestar entre los oficiales, suboficiales y soldados allí destacados. Y rebaja enormemente su moral de combate y su “esprit de corps”.

Si Gerasimov viene con poderes plenos de jefe de la campaña y considera los anteriores argumentos, en relación a la motivación y la disposición combativa de sus fuerzas regulares rusas, tiene que recomponer la situación de las fuerzas, en relación con la presencia del Grupo Wagner en las filas rusas.

La Unidad de Acción y la Concentración de los Esfuerzos en la Campaña.

Otro de los problemas capitales que tendrá que resolver Gerasimov es la Integración estratégica y operativa de todos los Frentes activos de las fuerzas rusas en presencia.

Para establecer una “Unidad Superior del Esfuerzo”, estratégica, que sea coordinada, proporcional y sinérgica. Para optimizar en “tiempos eficaces”, según el principio “universal superior del ahorro de medios” y el “principio militar del Objetivo”, la distribución y el empleo coordinado en el tiempo de las capacidades humanas y materiales adjudicadas a los distintos Frentes.

Así, los rusos tienen diversos Frentes con diferentes importancias y presentando distintas oportunidades.

El Frente norte de Kiev está inactivo. Lukashenko es aliado debido de Putin y con sus balandronadas y maniobras provoca incertidumbres en Kiev. Brinda una oportunidad de drenar efectivos ucranianos móviles, para fijar y proteger el Frente de incursiones rápidas rusas posibles.

Aquí bastaría la presencia en Bielorrusia de una “fuerza de tareas” (tasks force) mecanizada de Rusia. Contando con tanques y vehículos de combate y transporte de infantería, con apoyo de artillería, ingenieros, defensa contra aeronaves (DCA) y aviación de apoyo a tierra y su escolta. E integrando un par de divisiones. Que se moviera por el sur de Bielorrusia merodeando.

El Frente de Crimea está activo hacia Jerson, Mariupol y Zaporiya y crea incertidumbre hacia Odesa. Permite la defensa de los 4 territorios anexionados por Putin,

El Frente del Donbass, al sureste de Ucrania, está activo en los oblast o provincias de Lugansk, al norte, junto a la frontera con Rusia, y Donetz, al sur. El Frente del Noreste, hacia Jarkov o Kharkov está en hibernación. Ambos son promisorios en teoría en esta nueva fase de la guerra.

La acción conjunta y coordinada desde ambos Frentes rusos, de “fuerzas de choque de ruptura” de la defensa Táctica ucraniana. Seguidas, tras la irrupción, por “grupos móviles blindados” con apoyo aéreo, avanzando en la retaguardia operativa ucraniana hacia una población o pequeña zona. Formando un amplio y doble movimiento envolvente en torno al enemigo. Puede crear un embolsamiento de éste o, al menos, una grave amenaza de corte de comunicaciones para las fuerzas ucranianas más activas y, por tanto, equipadas con equipos pesados, desplegadas en el este del país. Rusia cuenta con más que suficientes fuerzas móviles regulares para ello.

El Contraataque Ucraniano.

Los ucranianos pueden contraatacar empleando fuerzas blindadas con suficiente punch, como los Main Battle Tanks más modernos. Los tanques “pesados” que Zelensky reclama a los EEUU y a Europa ahora. Los Challengers (con su blindaje Chobham); Leopards 2 A5, de ingeniería alemana; Leclercs, el primer tipo construido de esta nueva generación de tanques y Abrams, los estadounidenses.

Avanzando rápidamente desde la profundidad del despliegue ucraniano, sobre un flanco de las puntas de avance rusas. Recordemos que ese territorio es terreno favorable para los blindados.

Para ello Ucrania necesitará contar con varios batallones de dichos tanques. Distribuidos por sus concentraciones más importantes, cada uno con unos 50 tanques. El distribuirlo o emplearlo por compañías aisladas es desperdiciar su especial y única velocidad de avance todoterreno y potencias de choque y de fuego, protegidas por un blindaje eficaz. Que es completamente decisoria en el combate moderno.

En toda esta filigrana teórica de maniobras y combates, ganará el más capaz, equipado, motivado y preparado.

El desnaturalizado frente aéreo ruso actual.

El objetivo del frente aéreo ruso actual es el debilitamiento de la moral ucraniana. Mediante el ataque sucesivo a las instalaciones civiles (energías, agua y comunicaciones) y a los núcleos urbanos de cierta importancia ucranianos.

Es de señalar que este objetivo bastante criminal no tiene como blancos a las fuerzas militares enemigas, sino a sus poblaciones inermes de la retaguardia. Para más INRI, comenzó a ser usado descaradamente cuando Putin y sus altos capitostes y paniaguados del Kremlin se dieron cuenta de que su “actuación militar especial” en Ucrania era un “bluff”. Y que Ucrania era un hueso duro de roer para las fuerzas rusas empleadas en ella.

MAESTRO SUN

Hace casi 2500 años, el Maestro Sun (Sun Tzu), en la Época de los Reinos Combatientes, ya avisó que “cuando el general ya es nombrado por el soberano, éste no se debe meter en sus asuntos” y “cuando los cortesanos y ministros interfieren en su mando, traen la desgracia al Reino”.

Además, este objetivo ya ha sido utilizado en otros casos y con nula eficacia, por cierto.

El Japón fue bombardeado inmisericordiemente por los EEUU, cuando ya había conseguido ocupar las islas japonesas (p.e., Okinawa) suficientemente cerca del Japón insular. Los japoneses ya preparaban a su población civil para una resistencia numantina al invasor. Creando una inmensa fortaleza natural en sus islas, donde cada una era un reducto fortificado de ella.

Fueron las dos bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki, que supusieron un “ascenso a los límites superiores”, en la lucha contra las retaguardias civiles. Porque eran mucho más que un cañonazo muy grande. Las que obligaron al Japón a rendirse incondicionalmente a los estadounidenses. Porque amenazaron (aunque no tuvieran más artefactos en ese momento), con destruir la esencia e identidad nacional japonesa.

En general, el uso del “bombardeo indiscriminado de las retaguardias civiles”, lo que consigue es galvanizar a éstas en torno a su gobierno y a sus fuerzas armadas. Porque perciben del enemigo un odio demoníaco, feroz hacia ellas, que buscaría la destrucción de su identidad, cultura e idiosincrasia.

Modernamente empleó ese tipo bombardeo los EEUU en Vietnam de Norte. Ellos abandonaron en 1973 el Vietnam del Sur y en 1975 lo ocuparon, casi sin resistencias, las fuerzas comunistas.

El Apoyo Aéreo de Rusia a sus Fuerzas Terrestres.

El frente aéreo ruso en Ucrania debe ser dirigido contra las concentraciones de tropas enemigas (reservas, preparaciones para el ataque, fuerzas en marcha), sus comunicaciones terrestres y la red logística, los puestos de mando y centros de comunicaciones, las puntas de ataque de sus fuerzas, las posiciones de artillería y de lanzamiento de cohetes y drones.

FINAL.

Valery Gerasimov, comandante militar ruso en Ucrania.

Introducción.

Con todas las derrotas acumuladas padecidas por el Ejército de la Federación rusa en su “operación militar especial” en Ucrania desde el 24 de febrero de 2022 hasta ahora, Vladimiro Putin no descansa, se irrita y no tiene paz.

Su último “as en la manga” es el general de ejército Valery Gerasimov, nacido en la ciudad rusa de Kazan, hace 67 años y jefe del Estado Mayor General desde 2012.

Una edad casi ideal para el trabajo que se le viene encima. Definido por organización, cambios estructurales, disciplina, flujo suficiente de medios y mano dura.

Casi como lo tuvo el mariscal de la URSS Georgi Zhukov, Cuando acudía a los lugares de batalla importantes para presidir, en nombre de la STAVKA, el Estado Mayor General del Ejército Rojo de Obreros y Campesinos, las principales ofensivas de sus Grupos de Frentes contra los alemanes, Un Frente era el equivalente occidental al Grupo de Ejércitos, aunque los ejércitos rojos eran más pequeños en hombres y medios que los occidentales.

MARISCAL DE LA UNIÓN SOVIÉTICA GEORGI ZHUKOV, CON TODAS SUS CONDECORACIONES.

Cuando en las fotos aparece Putin con sus jefes militares superiores, su ministro de Defensa Shoigu está a su derecha y Gerasimov, el jefe del Estado Mayor de todas las Fuerzas Armadas, está a su izquierda.

Como Adjuntos en su Puesto de Mando Principal, probablemente en Crimea, Gerasimov tendrá al Jefe de las Fuerzas de Tierra de la Federación Rusa, a las que pertenecen la inmensa mayoría de las tropas en presencia en ese teatro de operaciones, y al actual segundo jefe de su Estado Mayor General (su G-1, en nuestra nomenclatura).

En un principio se habló de que el nombramiento de Gerasimov era una maniobra de los altos jefes militares rusos. Para ver cómo se desempeñaba en campaña un general intelectual, un teórico de la guerra híbrida moderna. Pero, no es cierto que no tenga experiencia de combate. La tiene suficiente.

Gerasimov ya participó en su día en las dos “guerras antibandidaje” o contrainsurgencia (denominación rusa) de Chechenia. Que luchaba duramente por su independencia de Rusia, como heredera de la URSS, la antigua opresora imperialista. En la segunda, en 1999, fue el segundo jefe de las fuerzas armadas rusas en la campaña. Está acusado de crímenes de guerra contra poblaciones chechenas por su actuación directa.

También actuó, ya como jefe del Estado Mayor General de las fuerzas rusas, durante la campaña de Rusia de apoyo directo al régimen sirio de Bashar al-Assad, desde 2015. Haciendo frecuentes viajes al teatro de operaciones sirio.

A partir de sus experiencias directas y de su capacidad de análisis y síntesis de los temas de su profesión, Valery Gerasimov desarrolló su Teoría de Doctrina militar, vigente hoy en día en Rusia. Es su Teoría de la Guerra Híbrida.

Aunque no es más que una Recopilación de políticas diplomáticas, exteriores heterodoxas, económicas y de acciones militares y sus tendencias. En definitiva, lo que preconiza Gerasimov es utilizar contra el enemigo todos los medios de un Estado modernos en una gran acción dentrípeta y sinérgica: diplomáticos, exteriores heterodoxos (apoyo diverso a disidencias internas enemigas, incluso armada, boicots, fomento del descontento popular), económicos, militares.

Así las cosas, Putin decidió con su cúpula militar sustituir al “carnicero de Siria” coronel general Surovikin, como jefe militar de la campaña ucraniana, nombrado apenas hace unos meses. Era la cuarta sustitución del jefe de campaña ruso en Ucrania.

El general de ideas y métodos de mano dura e intransigente y órdenes centralizadas, que se daban de arriba a bajo, por un general de formación e ideas más flexibles y frescas.

Que adaptara el anquilosado y pesado funcionamiento del Ejército ruso a una guerra de IV (guerrillas) y V (híbrida) generaciones.

Luchando contra un enemigo muy bien equipado (con equipos y materiales mejores que los suyos, para una guerra convencional, en general), comprometido y decidido en su lucha, con oficiales y cuadros muy capacitados, tremendamente motivado.

Y, aleccionado, entrenado y mentalizado para una guerra moderna, tanto de “movimiento operativo y combate” como de “guerrillas y contraguerrillas”.

Algunos Problemas para Gerasimov.

Muchos son los problemas acumulados por el Ejército de la Federación Rusa y no todos son resolubles en el corto plazo. Probablemente por ser ya estructurales.

La Logística militar continua, eficaz y suficiente.

Uno de los problemas estrella, chirriante, de los militares rusos es establecer una logística militar integral moderna y efectiva. Incluso, definirla es bastante sencillo para un profesional.

ADOCTRINAMIENTO EN UNA COOPERATIVA AGRÍCOLA SOVIÉTICA.

Pero, en la URSS y ahora en la Federación Rusa, no han podido o sabido hacerlo bien.

En la URSS fue un clásico que las patatas recogidas en un koljoz o sovjoz se pudrieran en el campo. Mientras, a unas decenas de km el pueblo urbano padecía hambre o una industria de fabricación de alcohol cercana tampoco las recibía para producirlo, a partir del almidón de las patatas.

Probablemente, el error seminal venga de las doctrinas económicas marxistas leninistas, alejadas de la realidad hasta en la teoría. En este caso, la económica.

Donde la logística no se considera, ni se le atribuye “valor añadido” en la economía. Por lo tanto, en los presupuestos y los teóricos Planes Quinquenales soviéticos no se la tenía en cuenta.

El “valor total” de un bien viene del “trabajo de los obrerosy, luego también, de los campesinos. Y, amén.

Como todo el valor del bien se le atribuye a los productores, la diferencia entre el precio de venta y el coste de producción de los obreros, la famosa plusvalía, se acusa que se la Apropia (la Roban) los cochinos capitalistas.

Esto es una falacia teórica más del comunismo, con desastrosas consecuencias económicas y militares para el país.

Aunque el comunismo ya haya desaparecido de Rusia como fuerza gobernante teórica, muchos de sus estilos, ideas y métodos, aplicados durante 70 años, han calado y perdurado en la idiosincrasia de la sociedad y su cultura.

(CONTINUARÁ)

Los Parámetros determinantes de la Eficacia en la Guerra moderna.

Introducción Esencial.

No es éste, evidentemente, un Tratado sobre los Parámetros determinantes de la Eficacia militar. Tampoco es un Estudio sobre los Principios o los Sistemas Operativos de la Guerra. Sobre los cuales tienen a su disposición suficientes artículos en esta Página Web, que consultan ahora.

Se trata de realizar una breve explicación de las características de esos Parámetros determinantes. Que deben funcionar siempre en Armonía y Cohesionados.

Para que, con esta descripción en la mano, puedan definir y conocer fácilmente los Fallos y Errores que cometen las Unidades en su Oficio más peligroso: la Guerra.

Doctrina y Reglamentos.

Los Parámetros determinantes deben definir y transmitir el Qué y el Cómo de las unidades y medios en la guerra contra los variados enemigos posibles.

O sea, supone tener unos buenos Principios de su Arte-Ciencia de la Guerra y unos Sistemas Operativos adecuados a la guerra moderna, híbrida y cibernética.

Y, deben hacerlo de una manera amplia, clara, creativa, estimulante, flexible, participativa y resolutiva.

Los Parámetros Determinantes y su medio de expresión cabal.

Esos Parámetros Determinantes se conciben y materializan por el Elemento Humano de las Armas y la Guerra. Sin éste, serían sólo unas hojas más o menos numerosas de grafías. A la espera de obtener su sentido, siempre eminentemente práctico, su expresión cabal y su utilidad trascendente. Que consiguen por su empleo por los militares.

Cadena Logística.

Organiza y distribuye los medios a las unidades. También podría participar en su adquisición externa en el mercado, en todo o en parte. Incluye generalmente los servicios sanitarios.

Debe ser cercana, con medios diversos: los transportes de larga y de reparto, los almacenes o centros o nodos y cocinas en varios niveles de actuación y el control y los medios informáticos. Tiene que ser informada, previsora, proactiva, organizada y suficiente.

La Trilogía Ejecutora.

Unidades de las armas y servicios.

Que puedan integrar conjuntos tácticos y operativos de Armas Combinadas. Que estarán compenetrados, entrenados, también conjuntamente, que aporten un apoyo mutuo y una sinergia de efectos y que se tengan mutuo respeto.

Jefes. Oficiales.

Deben ser dispuestos, empáticos, formados, motivados, resolutivos, respetados, responsables y sufridos.

Cuerpo de Suboficiales.

Deben ser cercanos, entrenados, específicos de sus tareas, capaces, formados, leales a los jefes, a los soldados y a las unidades y respetados y altamente considerados por las tropas.

La Oportunidad como Instrumento del Mando militar para la victoria.

Introducción.

La oportunidad surge del juego de actuaciones dialécticas entre las unidades enfrentadas. La oportunidad es la debilidad táctica e incluso operativa, que aflora en un sector enemigo o está a punto de hacerlo. Sobre ella podemos actuar e incluso precipitarla con nuestro sistema de armas combinadas en una “interfase de acción” especialmente favorable a nosotros. En la oportunidad subyace siempre un error enemigo. Si éste resultase insuperable para él, sería por las circunstancias imprevistas, sorpresivas que concurrieran. Las oportunidades son una característica útil y ventajosa aportada por la dialéctica de acciones en el caos de la guerra.

Los objetivos intermedios previstos en los planes no son oportunidades. Son previsiones derivadas de la planificación y de la resolución fundada del mando. Cuando comienzan los contactos con el enemigo, su logro comienza a ponerse a prueba, como decía Moltke, en el juego de la dialéctica.

Funcionamiento.

De este juego en un medio caótico, independientemente de las desviaciones mayores o menores que sufran los planes, surgirán las oportunidades y los peligros. Los peligros serían las oportunidades del enemigo sobre nosotros. Ambos son imprevistos, pero asequibles y explotables durante cierto tiempo. La razón de la imprevisibilidad en el tiempo de las oportunidades está en el número cuasi infinito de variables y de acciones individuales y colectivas que concurren a definir una “situación” y los ciclos de acción sucesivos en los que ella se va desarrollando.

La oportunidad surge en un fallo del enemigo en el empeño de sus fuerzas y medios de apoyo. Puede originarse por la diferencia de calidades entre las distintas fuerzas enemigas y en la transitabilidad o buen «on going» de un sector dado, que debilitan una defensa o el impulso de un ataque. Aparece también en el descuido del enemigo en presentar un flanco expuesto, es decir, una interfase de acción favorable real o potencial con nosotros, no debidamente cuidada por él para enfrentarse a nuestro sistema interarmas disponible. La oportunidad está en un vacío de capacidad de combate, que surge en un ciclo de acción en una unidad, en un sector del combate. Que queda desprotegido y que es desatendido durante un tiempo suficiente, que permita su detección y su explotación por el contrario.

Es necesario aprovecharla rápidamente. La propia dinámica del proceso de interactuación en el medio caótico, la oculta, la esfuma, la hace inalcanzable, tras un corto tiempo. Ello es debido a la sucesión de los ciclos de acción que modifican las circunstancias que concurren.

Desarrollo.

Para detectar las oportunidades al nivel de actividad militar que sea, es necesario la inteligencia (exploración elaborada y convertida en conocimiento útil, continuo, suficiente) y la presencia suficiente del jefe correspondiente. Para aprovecharlas es necesario una comunicación vertical simple y sencilla, apoyada por la comunicación implícita entre los jefes subalternos y movilidad, flexibilidad y capacidad de combate disponible en las unidades y mandos implicados. Si la oportunidad es trascendente, se traslada a ella por el mando el centro de gravedad táctico u operativo. Si es importante, su aprovechamiento debe contribuir concéntricamente a la creación y al desarrollo de aquél.

Las mismas características recién citadas, pero enfocadas a nosotros mismos, son las que, a su vez, nos protegerán de los peligros u oportunidades enemigas. Con ello se conseguirá evitar su aparición, compensar el peligro o mitigar su presencia y disminuir nuestro tiempo de vulnerabilidad. Si a pesar de la previsión y el cuidado, concurren en su aparición circunstancias sorpresivas o inesperadas, incluso por fallo de nuestra parte, los medios a emplear son las dos últimas acciones citadas para su detección y aprovechamiento.

¿Cuál es esa presencia suficiente del jefe? Aquélla que le permita aprovechar las oportunidades que surjan en su nivel de actividad. Todo ello está relacionado directamente con los dos estilos o formas de mando diferentes para el cumplimiento de las tareas de los distintos escalones de mando.

El mando táctico debe ejercerse Sintiendo la “interfase de acción” con el enemigo, el intercambio de acciones con él en el terreno. El límite del mando táctico está claramente en la brigada. Y, en grandes operaciones o en el ataque o en el arma blindada, probablemente alcance en mayor o menor grado a la división, cuyo jefe debe impulsar la marcha o el ataque detrás de la primera agrupación importante del grueso de la unidad.

El mando de los cuerpos de ejército es claramente un órgano de gestión operativa y debe tener una perspectiva más amplia del conjunto. Así como también un mayor alejamiento del contacto directo con el enemigo, que supere la interfase y su retaguardia inmediata. Esto le brida al mando amplitud, visión, serenidad y seguridad.

En el inmenso caos que se va creando en un combate, la previsión del mando puede imponer y perfilar su evolución en una dirección y sentido.

Al igual que el mando efectivo es capaz de “captar” y “sentir” los signos de debilidad y desánimo del enemigo. Y prepara entonces las fuerzas que usará en la persecución y los apoyo que les dará. Poniéndolos bajo el mando de un jefe enérgico, animoso, líder y lúcido.

El comandante debe ir preparando “fuerzas de disposición rápida” en las unidades a su mando. Por ejemplo, una compañía mixta en el batallón; un batallón de armas combinadas en la brigada. De tal manera que la aparición de la oportunidad, cercana y sorpresiva, le permita aprovecharse de ella. Ya que la sorpresa ayudará a que la oportunidad sea aprovechada al principio por una fuerza propia relativamente pequeña. Y que podrá ser reforzada pronto por parte del grueso.

Ejemplo de la presencia eficaz, no física, de un Alto Mando.

Erich von Manstein dirigió desde sus cuarteles en Zaporiya, Ucrania, la operación de contrataque del grupo de ejércitos Don, principalmente contra el Frente del Suroeste soviético del general Vatutin. Para mediados de marzo de 1943, los alemanes habían eliminado del orden de batalla de Vatutin a 6 cuerpos de tanques, recuperaban Kharkov y tenían un frente defensivo resistente desde Tangarov a Belgorod, apoyado en el Mius y el Donetz. También contaban en el sur de Rusia con reservas móviles suficientes para rechazar posibles rupturas operativas en la zona. Y, tras el descalabro de Stalingrado, habían recuperado la iniciativa estratégica, al menos en el teatro de operaciones sur.

HITLER, PREOCUPADO, VISITA AL MARISCAL VON MANSTEIN IN ZAPORIYA.

Un ataque contra el saliente de Kursk, terminado de perfilar por el avance de von Manstein sobre Belgorod, que se hubiese iniciado en el mes de abril, tenía entonces posibilidades de éxito por la falta de preparación soviética.

Este mismo ataque iniciado en julio de 1943 determinó que ya no tuviesen importancia más errores del alto mando alemán (Hitler): entonces, el tema de estrategia total o estrategia de estado no era ya quién ganaría la guerra, sino cuánto tardaría en hacerlo.

Fallo en la presencia eficaz del mando.

Veamos un ejemplo de una presencia inadecuada del jefe, en relación con el escalón que se supone que manda. Lo protagonizó Rommel en el norte de África en noviembre de 1941.

PUESTO AVANZADO DE MANDO DE ROMMEL EN EL DESIERTO.

Creyendo erróneamente que los blindados ingleses estaban dispersos tras algunos combates, Rommel ordenó concentrar los suyos en la frontera libio egipcia. Dedicado directamente a ello, como un jefe de regimiento más, se vio envuelto en el rechazo de un ataque británico. Incluso estuvo aislado con su vehículo de mando, por un problema mecánico, durante medio día en el frente.

Esto le privó temporalmente del control de las operaciones en Tobruk. Su toma era su principal objetivo operativo y resistir al asedio alemán era el de los ingleses. Debido a esta distracción injustificada, Rommel tuvo que abandonar el intento de tomar aquel puerto fortificado, situado en su retaguardia operativa, la cual hubiera podido consolidar para su defensa de su territorio ganado.

En menos de un mes, los avances de los tanques y la infantería ingleses forzaron a Rommel una larga retirada hacia Túnez. Tuvo que ceder casi todo el terreno que había ganado desde el mes de marzo, cuando su llegada a África, hasta que logró reponerse y pudo contraatacar, al aliviarse la presión británica.

Cohetes HIMARS estadounidenses, última evolución de la artillería reactiva.

Introducción.

La artillería reactiva ha ido cambiando mucho desde los tiempos soviéticos de la segunda guerra mundial. En que los llamados cohetes Katiushas soviéticos sembraban el miedo entre sus enemigos. Por su persistencia, simultaneidad y su estela de fuego y ruido al volar. Su alcance era de 4 a 5 km. y el camión portador pesaba unas 5 tm.

Consistía en un camión militar sobre el que se situaba una batería de 10 o12 tubos lanzadores de cohetes de calibre del orden de 80 a 122 mm. La batería quedaba fija en dirección al frente del camión y éste tenía que orientar hacia el blanco. Varios camiones portacohetes conformaban la menor unidad táctica de apoyo.

Lanzacohetes Katiusha

“No importa durante cuanto tiempo un hombre está expuesto al bombardeo. Nunca será inmune al miedo hacia él. El fuego de ametralladoras o de fusilería puede ser aterrador, pero no se puede comparar con las sensaciones que llenan los corazones palpitantes de los hombres, al percibirse los sonidos y silbidos de las bombas aéreas y terrestres acercándose”. F. Mowat. The Regiment. Toronto, 1955. Págs. 162 y 163.

Otro ejemplo de un arma diseñada tanto para desmoralizar con este efecto dicho, como para causar daños y bajas, fue el Junkers-87, conocido como el Stuka. Sus sirenas fueron colocadas para producir un aterrador chillido de alta frecuencia, al realizar su picado sobre el blanco a alta velocidad. Un oficial británico describió el efecto del arma durante un bombardeo en picado que recibieron sus hombres en la primavera de 1940, que sólo les causó diez heridos y destruyó 3 camiones: “Los muchachos estaban totalmente destrozados. Después del mismo (el bombardeo), los oficiales y algunos sargentos se incorporaron y trataron de reiniciar las actividades. Pero, los hombres estaban echados o sentados en un completo ofuscamiento. Y era necesario empujarlos o arrastrarlos para espabilarlos”. L. Deighton. Blitzkrieg: From the Rise of Hitler to the Fall of Dunkirk. Londres, 1979. Pag. 247.

Bueno, pero, esto que nos dice ocurrió hace tiempo, con fuerzas normales. Bien, señalemos el caso repetido de una unidad de infantería tipo batallón o compuesto por varias compañías, desmontadas, desplegadas y avanzando al ataque. Que, en varios casos se trataba de unidades como los Guards o los Highlanders, consideradas entre las mejores del mundo. Tan pronto era sometida a fuego eficaz del enemigo y sufría algunas bajas, especialmente si eran oficiales y clases, se paralizaba en el terreno y se pegaba a él. Inmediatamente transmitía que había sido fijada (pinned down) y solicitaba refuerzos para salir del apuro, incapaz de reaccionar por sí misma. General Richard Simpkin. Race to the Swift. Londres, 1994. Pág. 214.

Utilidades tácticas.

La ventaja con la artillería convencional es que los cañones de ésta tienen que soportar la tremenda explosión de la pólvora sin humo. Este empujón inicial a lo largo del cañón es el que propulsa a la bala en todo su recorrido de km. hasta el blanco. Esos cañones rayados requieren una industria metalúrgica avanzada y las explosiones y los recorridos de las balas saliendo de los cañones los desgastan rápidamente y hay que reponerlos.

En la artillería reactiva el cañón se sustituye por el lanzador o carril que dirige el cohete hacia su blanco. Éste es impulsado por el propelente que lleva en la parte trasera, detrás de la cabeza de guerra. La estela de fuego del impulsor se observa perfectamente durante el lanzamiento y parte del vuelo.

Este vuelo lo regían las leyes físicas balísticas. No había dirección del vuelo, una vez iba el cohete volando de la rampa.

Sistema BM-21

No eran muy precisos estos fuegos de la artillería reactiva. Realmente estaban concebidos para neutralizar al enemigo situado en un blanco de superficie, que se convertía en general en zona de destrucción. Los fuegos se dirigían a terrenos abiertos, no urbanos.

Los soldados situados en posiciones individuales o de grupo con cubiertas o fortificaciones adecuadas sobrevivían bien.

Evolución.

A los soviéticos les gustaba esta artillería, que formaba parte de su doctrina del empleo del fuego pesado abundante y avasallador en las operaciones de ruptura del frente enemigo.

Los Katiushas fueron sustituidos por los soviéticos por los lanzadores reactivos BM-24, primero, con unos 7 km. de alcance, y BM-21, a partir de 1964, con un alcance de 15 km. Las configuraciones eran las mismas, un banco o baterías de lanzadores de cohetes de vuelo libre cargado en la trasera o góndola de un camión.

El sistema HIMARS.

Otras naciones empezaron a interesarse en este tipo de armas. Buscando más precisión y disponibilidad combativa de los vectores. Para obtener un plus de eficacia y utilidad frente al armamento ruso.

Y, así, llegamos al sistema HIMARS estadounidense. El High Mobility Artillery Rocket System. O, sistema artillero de cohetes de alta movilidad.

Vemos que en el nombre citan su movilidad mejorada y no lo hacen con su precisión. Cuando es lo que destaca de cara a machacar objetivos enemigos muy sensibles y, sobre todo, puntuales, como partes del sistema logístico, comunicaciones, puestos de mando y concentraciones de medios ofensivos enemigos.

EL LANZADOR HIMARS DE ALTA MOVILIDAD

Los secretos del éxito son múltiples y actúan en sinergia para lograr su eficacia. Uno es que los cohetes cuentan con un sistema GPS MILITAR moderno y sofisticado. Que permite a los cohetes dirigirse con precisión al blanco indicado, en un vuelo dirigido. El alcance eficaz de los cohetes múltiples sencillos es de unos 90 km.

Luego está el sistema de suspensión de los camiones todo terrenos, con menos de 11 tms de peso, que permite los rápidos movimientos de aquel por terreno no muy quebrado. Y el manejo es limpio y rápido. La recarga de los 6 cohetes de una plataforma móvil se completa en 10 minutos.

Los rusos en Ucrania intentan, generalmente en vano o demasiado tarde, localizar las baterías ucranianas HIMARS mediante drones. Para embromar a los rusos, los ucranianos utilizan falsas plataformas de lanzamiento HIMARS y el cambio continuo de la localización de los auténticos.