EL COMBATE URBANO DE ISRAEL EN GAZA

El Tsahal israelí.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), el Tsahal, es un ejército nacional bastante capacitado, que cuenta con una doctrina militar moderna y bien equipado y entrenado periódicamente. Posee unos 190 mil efectivos profesionales (permanentes). Que pueden ser incrementados en dos o tres días hasta las 750 mil tropas.

Movilizando para ello hasta unos 550 mil hombres y mujeres, que militan en la reserva activa. Éstos tienen una variada formación de combate, según su edad, profesión, entrenamiento y misiones realizadas. Los primeros 300 mil son los más destacados para incorporarse decisivamente a la lucha. El otro cuarto de millón son llamados según las necesidades para actualizar y terminar de formarlos efectivamente.

ISRAEL NO DUDA EN EMPLEAR BOMBARDEOS MASIVOS PUNTUALES

Las ugdot o brigadas israelíes (ugda es su nombre en singular) de infantería mecanizada o motorizada son las unidades principales israelíes para llevar a cabo una lucha en terreno urbano enemigo. Combaten contra un enemigo mucho menos capacitado. Pero, con una resolución y una motivación iguales, porque se consideran muhaydines o guerreros de Allah.

Unas aleyas o versículos del Corán, para irse dando cuenta del enemigo palestino catequizado y motivado:

“Oh, Creyentes, perseguid a los infieles (todos los demás) hasta que toda la Adoración en la Tierra sea dada a Allah”.

“Se os ha prescrito la guerra y vosotros la rehuís. Pues bien, Allah se buscará otro pueblo más obediente y os repudiará”.

La ugda de infantería consta de 3 batallones de infantería, otro de tanques, un grupo de artillería de campaña, 1 compañía de lucha antitanque, otra de ingenieros motorizados y 2 compañías de reconocimiento de combate y táctico. La ugda blindada consta de 3 batallones de tanques, uno de fuerzas especiales, uno de ingenieros motorizados, uno de reconocimiento blindado y un grupo de artillería mixta.

FUERZAS DE LA BRIGADA GIVATI REALIZAN UN ALTO EN EL CAMINO

Las ugdot de infantería son más conocidas. Siendo, sin embargo, los tanques el arma más efectiva conque cuenta en general Israel en sus guerras. Y, dentro del ocultamiento deliberado y la falta de precisión de los datos que llegan al público, que se practica sobre estos temas en Israel. Entre las cinco ugdot de infantería dispuestas destacan las “Givati”, “Golani” y “Kfir”.

Características del terreno de lucha.

La lucha en el “terreno urbano o fabril” implica que las vistas de los combatientes son cortas en la mayoría de las direcciones. Y, por otro lado, que el enemigo tiene multitud de “alturas ocultantes relativas” que le esconden e incluso, a veces, le cubren del fuego contrario. Esto es una fuente de tensión en razón a la incertidumbre que crea.

ARTILLERÍA REACTIVA MÓVIL DE HAMAS CON SU DOTACIÓN Y SEGURIDAD DE INFANTERÍA

También actúan aquí la soledad física y de ánimo. El combatiente está apartado de sus oficiales al mando. Y, forma parte del team o escuadra o dotación de las armas de apoyo orgánicas. Cuyos miembros están tan afectados como él.

Los fuegos automáticos y más precisos permiten y obligan a la dispersión extrema y al camuflaje de las fuerzas combatientes en presencia. Y, el terreno de lucha está aquí particularmente vacío y oculto.

Las maniobras aquí consisten en movimientos relativamente muy cortos. Esto afecta también a la soledad y la incertidumbre de los combatientes. La capacidad de movimiento operativo de las unidades en vehículos de motor es casi innecesaria, si descontamos el apoyo del fuego pesado directo de sus armas a los combatientes. Otras marchas son simplemente “marchas al combate”.

UN PELOTÓN DE IRREGULARES DE HAMAS MANIOBRA HACIA EL COMBATE

Los miembros de Hamás y otros han construido una inmensa “fortaleza” defensora. Es una estructura de túneles a dos niveles de profundidad (circa 9 ms y 50 ms) estudiada y creada a lo largo de años. Esta estructura se parece cualitativamente a las empleadas por los talibanes en Afganistán y los vietnamitas del Vietcong en la zona del Mekong, al sur de Vietnam. Pero, es más elaborada, grande y capaz. El nivel A es la defensa de rechazo de los milicianos: aquí combaten, obtienen refugio y escondrijo temporal, les permite moverse paralela y ocultamente al suelo de la Franja, utilizar posiciones alternativas de retardo contra los soldados avanzando o reorganizándose, lanzar cohetes de corta y media distancia. El nivel B actúa de gran refugio y almacén general de las fuerzas de Hamas. Intermitentemente, existen vías directas entre ambos niveles de la estructura.

IRREGULARES DE HAMAS POSANDO PARA SU PUEBLO

Esta cubierta protectora principal amortigua el fuego pesado de los atacantes israelíes. Y obliga a los soldados a la lucha a distancias cercanas y próximas con los irregulares de Hamas. Así, las “capacidades combativas” de ambos enemigos se igualan bastante y la suma de bajas militares ascenderá inexorablemente a cifras no esperadas por la población de Israel. Los intentos de los israelíes de inundar con agua del mar o con una especie de goma espuma ligera propulsada, algunos túneles no cumplieron las expectativas.

Situación general.

Más o menos, hasta ahora, se habla de unos 6 mil milicianos y de unos 200 soldados israelíes como bajas totales en el ataque de Israel a Gaza. También, hay algo más de 23 mil civiles gazetíes muertos y 250 habitantes de las cooperativas, lugares de fiesta y pequeños cuarteles de Israel capturados como rehenes, en una matanza innecesaria y sobrada por su crueldad y ferocidad.

El sábado 7 de octubre, las fuerzas irregulares de Hamas lanzaron un “ataque de enjambre” sobre el sur y centro sur de Israel. Apoyado por el lanzamiento previo y/o simultáneo de miles de cohetes balísticos de corto y medio alcance. Y, las pequeñas “unidades de acción” de Hamas, fuertes en unos 3 mil milicianos empleados en total, consiguieron sus objetivos tácticos: la derrota y/o destrucción de las posiciones israelíes (cooperativas, aldeas y pequeños puestos militares), causando unas 1300 bajas totales a la población y al Tsahal y capturando los preciosos rehenes dichos. Y, produciendo una conmoción fuerte y general en Israel y en el Tsahal, muy superior a la suma del efecto individual de cada pequeño ataque recibido.

YAHYA SINWAR, JEFE MILITAR DE HAMAS EN GAZA, PROTEGIDO POR UNA NUBE DE «PALESTINOS». ISRAEL NO PUEDE DESTRUIRLO, PORQUE VIVE RODEADO DE REHENES.

No vamos a repetir ahora las operaciones a realizar por el Tsahal en la Franja de Gaza, ya que en nuestro reciente artículo “La Defensa Urbana de Hamas en Gaza” ya están descritas.

Vamos a tratar algunas posiciones ideológicas y estratégicas de ambos enemigos.

Israel ha estimado en más de 12 mil los objetivos militares de Hamas destruidos. Que incluyen desde centros de mando, túneles medianos y cortos y sus accesos, centros de comunicaciones, localizaciones de unidades y pequeñas unidades de milicianos. También, ha matado (según la Sanidad de Hamas) a 23 mil civiles y ocasionado decenas de miles de heridos; no precisamente de rozaduras, pinchazos y grandes arañazos o fracturas. Israel está llevando a cabo no sólo una liquidación militar de enemigos, sino un planchado de la Franja de Gaza a sangre y fuego.

Esto no tiene visos de prosperar hacia una solución estable y segura.

La aniquilación total de los enemigos es una endiablada misión u objetivo total. Que exigiría un empeño largo y altísimo de recursos humanos y medios materiales. Una comparación cercana la tendríamos entre el fuego de artillería para neutralizar o para destruir.

UNA VISTA DEL MAYOR TÚNEL DE LA RED DE TÚNELES MILITARES DE HAMAS EN GAZA

Los nazis no pudieron eliminar a los judíos de Centro Europa y del Oeste de la URSS en cuatro años de presencia en los territorios de la Gehime Statz Policei y las SS de Himmler. Tampoco pudieron erradicar el bolchevismo de la URSS, habitada, según ellos, por “untermensch”, subhumanos, raza inferior o severamente degradada por sus vicios. Lo que se suponía sería, por ello, asequible y fácil.

El alma humana, esencial y rehuida.

Cuando pones a un pueblo, raza, colectividad grande, ante la amenaza de destrucción, surgen en ella nuevas “energías anímicas”, generadas en lo profundo del alma humana. Ellas impulsan su “moral nacional”y le llevan a combatir férreamente. Recuperando esa certeza de supervivencia que le arrebataron.

Los bombardeos de Israel han dañado gravemente o destruido más de un centenar de edificaciones, incluyendo iglesias y mezquitas, algunas de hasta 4 mil años de antigüedad. Pertenecientes al acerbo cultural árabe gazatí. Los ataques apuntaban a la esencia sociocultural de los gazatíes, a su identidad. Y los israelíes debieron respetarlas, para no dar argumentos al enemigo.

La Defensa Urbana de Hamas en Gaza:

Irregulares entreverados con Civiles y contra Regulares

Introducción.

La estructura del despliegue militar de Hamas se basa en la “brigada corta”, que es una unidad operativa táctica muy usada por las fuerzas irregulares o partisanas o guerrilleras, cuando alcanzan cierto desarrollo en sus capacidades y despliegues. Esas “brigadas cortas” de Hamas cuentan con unos mil a mil 500 hombres en su orden de combate, según su armamento fundamental. Las más numerosas son las de infantería y las de élite. Cuentan también con algunas compañías independientes especializadas de dotación adecuada corta.

Las brigadas carecen de defensa contra aeronaves o unidades blindadas como tales o de artillería de campaña orgánicas. Esto las convierte necesariamente en fuerzas ligeras irregulares, capaces de combatir de manera móvil y empleando tácticas de lucha irregular. Buscando más su movilidad y las zonas no defendidas adecuadamente del despliegue enemigo. El rechazo en zonas urbanas les da un plus de efectividad, protección y seguridad frente al enemigo militar regular. Ya que las poblaciones forman o se moldean en multitud de escondrijos, pasadizos, túneles y alturas ocultantes relativas (pisos, parques, cunetas, ventanas, balcones, azoteas y boquetes en paredes y muros).

Las intersecciones de las vías urbanas mayores, los edificios altos y los de estructura de acero (fábricas especialmente) pueden formar principalmente los núcleos de los puntos de retardo de la defensa. De estas posiciones fuertes dependen los nidos de resistencia, de los que hay en gran número, también como posiciones alternativas. Estos nidos, cuando están activos, están ocupados por dos o tres hombres y pueden contar con fusileros o una ametralladora ligera, formar una posición antitanque o de francotiradores. En los patios interiores de las casas, incluso en azoteas, despliegan sus morteros de 80 o 60 mms, cuya posición es cambiada en cuanto lanzan unas cuantas bombas. Todo ello da su cohesión a una posición de defensa que actúa en un sector de la franja de Gaza.

Normalmente, salvo en los últimos momentos de un asalto, los civiles permanecen entreverados con las posiciones irregulares de Hamas. Las pérdidas de civiles palestinos es uno de los objetivos colaterales “deseados” por Hamas. Para presentar ante el mundo y desprestigiar a Israel por su lucha “Asimétrica contra Civiles Inermes”. Hasta ahora, el número de muertos civiles palestinos es de unos 300 al día de media. Una cifra inquietamente tolerable de “mártires del Islam y su Yihad Menor”.

Desarrollo.

Entre las pocas decenas de miles de milicianos de Hamas, no más del 30 % están capacitados en estos momentos para utilizar una defensa limitada en el tiempo como forma de lucha. Estos “islamistas irregulares urbanos” se protegen extendiendo sus posiciones defensivas más allá de lo necesario en una defensa convencional, cubriendo así una mayor superficie controlada. Estas “fortalezas” son difusas, ocultas y aún imperceptibles para los extraños. En muy pocas horas se ocupan y se refuerzan las obras previas. Sus vías de comunicación necesitan más tiempo de trabajo, pero también son menos evidentes. Hay que entrar en las casas para detectar paredes perforadas y encontrar pasadizos o verdaderos túneles bajo un mueble o una alfombra. En su lucha defensiva procuran causarle al enemigo militar las pérdidas más elevadas posibles y obligarle una y otra vez a reorganizar y a dirigir su despliegue. Pero lo hacen siempre sin exponerse excesivamente a una lucha a las distancias cortas, a ser desbordados o a perder su libertad de acción. Esto va ligado inexorablemente a la cesión de espacio urbano a los militares. Para ello se sustraen en el momento que estiman oportuno al ataque directo de su enemigo, no a su bombardeo o cañoneo extensivo, impreciso. Y así se anuncia, una y otra vez, que tal o cual ciudad ha sido liberada de “enemigos acérrimos”.

Ocupar poblaciones es lo mismo técnicamente que asaltar una manzana, un bloque de pisos o una casa. ¿Cómo es esto? Porque la estructura de los objetivos es similar: paredes, espacios entre paredes y huecos en las paredes. Son tres las etapas del ataque a una localidad: aislarla, entrar y asentarse en ella y luchar en su interior contra los defensores.

El aislamiento implica ocupar o cubrir con fuego medio y pesado eficaz y sin fisuras, todas las posibles vías evidentes y ocultas de escape de los rebeldes, desde una cierta distancia a la población. Asimismo, deben cortarse exteriormente todos los servicios de agua, energías y comunicaciones. Como existe la posibilidad de que alguna banda enemiga cercana acuda a hostigar o a distraer para ayudar al escape del grupo cercado, es necesario establecer a cierta distancia del cerco interior uno exterior, igualmente férreo y sin claros de vistas y fuego, que cubra todas las posibles vías de aproximación. Llamaremos anillo al espacio suficiente creado entre ambos cercos discontinuos para dar protección, abastecimientos y cobijo a las fuerzas de asalto. Por el anillo se colocarán centinelas dobles en puntos sensibles, reforzados por pequeñas patrullas móviles, destinados a desbaratar las infiltraciones rebeldes en ambas direcciones. El anillo contendrá 2 reservas móviles de tamaño variable, colocadas en los sentidos opuestos de una dirección (por ejemplo, norte-sur), para rechazar los intentos serios de ruptura. El mando de la defensa del anillo estará a cargo de un jefe único, distinto del atacante.

Una buena vía de aproximación debe permitir al atacante aprovechar un espacio no cubierto por la defensa y alcanzar su objetivo sin merma inicial de su capacidad de combate. Las redes de alcantarillado pueden contener trampas explosivas. Y aquí no hay bosques colindantes que brinden ocultación y cubiertas al fuego pesado. Dado que el defensor rebelde va a retirarse seguramente de los bordes urbanos, defendidos sólo por avanzadas de combate, lo mejor será alcanzar en un primer empuje las primeras posiciones seleccionadas en el interior del perímetro urbano. Se pueden buscar entradas desde varias direcciones. E incluso y para evitar las bajas civiles, hacer alguna preparación previa sobre los edificios destacados exteriores, empezando con ráfagas de ametralladoras pesadas y empleando luego artillería o helicópteros artillados.

Como ejemplo, una sección avanzaría siguiendo el trazado de una calle árabe. Una sección iría por el interior de los edificios de un lado y la otra por los de enfrente, cubriéndole con su fuego ligero automático. La tercera sección seguiría detrás, alternativamente a uno u otro lado. Los observadores avanzados agregados a la Ugda (o brigada israelí), cuyo plural es Ugdot, podrían ir con éste, mientras que los medios de fuego pesado directo seguirían atrás por la calle. Las tareas se irían intercambiando entre las secciones. La compañía reforzada iría avanzando siguiendo una o dos calles semi paralelas y relevando a las secciones tras un tiempo. Dispondría de algún pelotón en reserva destinado a eliminar los ataques flanqueantes o francotiradores ocultos.

El batallón reforzado cubriría el ataque en un sector de la ciudad, mantendría la cohesión del esfuerzo con los planes superiores, daría la iniciativa en el combate a las compañías y garantizaría un flujo continuo y suficiente de equipos y material. También facilitaría el apoyo de fuego pesado y dispondría de secciones destinadas a la limpieza de posiciones enemigas, ocultas o flanqueantes.

Y, ¿por qué esto no se realiza sistemáticamente? Aún recuerdo vagamente las noticias sobre el laureado capitán Palacios y sus camaradas, después de años de durísimo cautiverio como prisioneros de guerra en la URSS, arribando en el “Semiramis” al puerto barcelonés.

También tengo muy frescas las vistas y declaraciones de todo tipo de los 15 marineros e infantes de marina británicos, en marzo de 2007: tras su captura en supuestas aguas iraníes, su exhibición ilegal (contra la Convención de Ginebra) ante las cámaras, su emotiva despedida al presi Mahmud (se puede pronunciar Mamut) y a Irán y su vuelta a casa, vendiendo inmediatamente provechosas exclusivas informativas, a cambio de que no se filtraran datos sensibles al público. Son ejemplos de lo que podemos esperar en general de los soldados ultra tecnificados occidentales del siglo XXI. Los islamistas fanáticos radicalizados estarán frotándose las manos y recreciéndose en su determinación, dentro y fuera de nuestras fronteras. Pues, por eso…

(Continuará)

Inteligencia militar y nacional, fallos y resultados.

Introducción y Desarrollo.

Los servicios de inteligencia de los grandes países suelen acertar muchas veces en sus opiniones y pronósticos.

Los trabajos concretos de inteligencia a los que se dedican unos pocos agentes modernos, suelen terminar con un éxito parcial o total.

Los trabajos complejos con ramificaciones y desarrollos, que esconden un futuro estimable, pero, no seguro, fallan estrepitosamente. Por esta particularidad compleja y futurible. Y, porque la capacidad de observar y medir un parámetro del alma humana es algo inaprensible, dudoso e incómodo. Seguidamente veremos varios casos concretos.

Las razones para que se produzca la divergencia de aciertos entre los casos singulares y la proyección al futuro (solución prevista) de los asuntos complejos, trascendentes al tiempo, están en parte en la dificultad de su concepción, el riesgo que se corre en aventurar y en la exposición no contrastada a los mandos. Evidentemente, existe aquí una dialéctica entre el ocultamiento realizado y el proceso cognitivo e intuitivo de su imaginación, desarrollo y proyección (solución estimada).

Sólo analistas liberados de la Escolástica y de los manuales de campo son capaces de situarse en el estado o la posición mental libre, imparcial y lúcida. Para captar situaciones enemigas anómalas, complejas y difíciles. Como se les paga por resultados y rapidez, que son variables contradictorias, el lujo de poner en “posición quietud” a un agente analista por un tiempo imprevisible, indefinido, no suele ser aceptable.

No hay que despreciar las nuevas técnicas de detección, observación y seguimiento de objetivos. Basadas en ordenadores, sensores electrónicos, Inteligencia Artificial. Pero, la presencia de agentes de campo no debe ser suprimida, sino apoyada y recrecida. Un seguimiento cibernético puede concretar para nuestro espía el área precisa de investigación y estudio.

EXPOSICIÓN DE UN AGENTE DE CAMPO

El agente de campo es un infiltrado en un medio neutro u hostil. Capaz de acercarse y penetrar en los medios gubernamentales o empresariales o sociales del rival. Y captar información relevante, importante, de manera consistente y mantenida. El agente de campo da marchamo, sello, de verosimilitud o, incluso, de realidad a la información captada del enemigo.

No es fácil captar, formar e insertar a un agente de campo propio. De ahí que, en una época de prisas, superficialidad y complejidad intelectual se haya favorecido a los medios tecnológicos frente a los agentes de campo para las labores de espionaje.

Afganistán 2021.

Todos recordamos los momentos de cambio de gobierno en Afganistán en agosto de 2021.

Los EEUU habían gastado durante casi 20 años de permanencia allí ingentes sumas de dinero en dicha permanencia, apoyos surtidos al Estado afgano y a escoger, entrenar y equipar al Ejército Nacional Afgano. Incluso, los estadounidenses presumían en sus comunicaciones públicas, especialmente del Defense Department, que aquél hacía progresos en la lucha antiterrorista contra los talibanes.

LOS MARINES CUSTODIAN EL AEROPUERTO DE KABUL

Esto resultó ser como las “aldeas Potemkin”. Que el ministro ruso de ese nombre preparó en el camino que seguiría la Zarina Catalina la Grande en un viaje. Para que sus habitantes de pacotilla se mostraran felices y lustrosos al paso de su Majestad Imperial.

En cuanto se tocó retirada para las últimas tropas estadounidenses, los soldados afganos, que resultaron también de pacotilla, comenzaron a rendir armas y a escapar de la temida ira del Talibán. Las fuerzas estadounidenses sólo fueron capaces de asegurar un perímetro defensivo del aeropuerto de Kabul. Pero, hasta allí tenían que llegar los “afganos amigos” y sus familias para embarcarse en un vuelo. Huyendo del maremoto de la barbarie de los talibanes (estudiosos del Corán).

Como se había negociado con el Talibán que aceptase el control del aeropuerto por los soldados occidentales unos pocos días, ello no fue suficiente para muchos “colaboradores” de los occidentales (traductores, chóferes, guías, limpiadores, etc) y sus familias. Muchos tuvieron que hacer un penoso viaje hasta Pakistán para ganar su libertad y su vida.

Guerra de Vietnam. Etapa estadounidense.

Los EEUU, durante la guerra del Vietnam establecieron el programa “Igloo White” dotado con 1700 millones de dólares de los de entonces, entre 1966 y 1971, para las tareas de recolección de información de la ruta de abastecimiento norvietnamita y del Vietcong en Vietnam del Sur. La ruta partía de Vietnam del Norte, internándose en Laos, cerca de la frontera común, y era la línea de toda clase de abastecimientos para las fuerzas citadas, operando en Vietnam del Sur. La ruta fue sembrada de artefactos que simulaban una planta y que eran transmisores de información para la inteligencia estadounidense. Medían 1,2 ms. y su batería les duraba 50 días. Muchas veces era empleado un objeto volador no tripulado, un dron, que recogía la información emitida del suelo y la retransmitía por televisión a un avión nodriza lejano.

UN TRECHO DE LA RUTA HO CHI MINH

Historia Desterrada: La ruta Ho Chi Minh: Eje logístico clave en la Guerra  de Vietnam

Con los datos recogidos del tránsito (tráfico es mercadeo) en las vías, los norteamericanos decidían las acciones de bombardeo de interdicción, a cargo de sus distintos ingenios aéreos, incluyendo los invisibles, inaudibles y precisos bombarderos estratégicos B-52. A primeros de 1971, los datos de las fotos aéreas tras los bombardeos, tomadas desde aviones que volaban después de las formaciones de ataque, permitían suponer a los analistas que la “guerra de camiones” estaba causando un muy severo esfuerzo a la capacidad industrial de los suministradores de Vietnam del Norte (China y la URSS).

Pero, si era cierto que se destruían tantos camiones y equipos, ¿cómo era posible que los comunistas mantuvieron la iniciativa en Vietnam el Sur? Por otro lado, ¿dónde estaban las decenas de miles de restos de camiones y demás materiales que literalmente debían plagar muchas de las vías y parques logísticos de la Ruta Ho Chi Minh?, ¿quiénes se molestaban en quitarlos?

UN TRECHO MÁS MALTRECHO DE LA RUTA HO CHI MINH

Otro asunto sonrojante fue que el total de vehículos contados por la aviación estadounidense como destruidos, superaba varias veces el total de vehículos de transporte de carga conque contaba Vietnam del Norte.

La respuesta a esta incógnita esencial la dieron pronto los jóvenes oficiales estadounidenses: los camiones los comía un monstruo llamado el “Great Laotian Truck Eater”; un horrendo carroñero que se levantaba hacia el amanecer y devoraba los vehículos destruidos por la aviación durante la noche, después de las fotografías de rigor para el “wreck count”, el recuento de desechos logrados. Porque los estadounidenses son muy escrupulosos con las estadísticas y consideran a la mentira un pecado social casi imperdonable para los funcionarios.

(continuará)

HAMAS ATACA A ISRAEL EN 2023.

Introducción General.

Los comandos de Hamas sabían que lucharían en la profundidad del territorio israelí. Muy lejos de sus apoyos, avituallamientos y de otras unidades de Hamas. Sus objetivos estaban allí: Civiles y Militares israelíes muertos o tomados como rehenes. Y conocían que una vez pasados 2 o 3 días, las fuerzas israelíes superiores en medios humanos y materiales, los atacarían, perseguirían, emboscarían. Su final, en general, era la muerte. Ya que los israelíes tendrían en este caso, aún un sobrante de enemigos capturados. Para interrogar y conocer los parámetros que manejaba Hamas, para superarles durante un tiempo: sorprenderlos y establecer en bastantes puntos de Israel la superioridad combativa sobre sus tropas.

Los distintos atacantes llevaron a cabo un “ataque de enjambre” sobre posiciones en el centro y sur de Israel. Varios, de los principios o normas de las fuerzas militares en un ataque convencional fueron desatendidos. Por ejemplo, la unidad del objetivo y la unidad del mando de las fuerzas y el mantenimiento de una estructura, de un despliegue para todas las fuerzas atacantes. Aquí, cada pequeña “unidad de acción” islamista tenía su propio jefe y su particular objetivo. Y, es el conjunto de acciones del “enjambre atacante” el que define la estrategia y el complejo objetivo real de Hamas.

YAHYA SINVAR, JEFE MILITAR PALESTINO DE LA FRANJA DE GAZA.

Aquí, las fuerzas de Hamas atacaron divididas en multitud de grupos independientes, pequeños y suficientes, encargados de golpear y/o destruir. U ocupar el puesto militar, el kibutz o la cooperativa israelí, y tomar rehenes israelíes o extranjeros occidentales para enviarlos a Gaza.

Todo ello nos va descubriendo y exhibiendo que el efecto militar que busca el ataque multiobjetivos de Hamas es un Choque Interno Moral, acrecentado por el factor sorpresa de la acción, instalada ya en el estamento militar y en las poblaciones de Israel. Se ha roto el aura de invencibilidad de las Fuerzas Armadas israelíes y la eficacia atribuida al Mosad y demás agencias de seguridad afectadas, no tan conspicuas.

Es el Conjunto de las “unidades de acción” de las milicias, compuestas por armas o ramas variables de las FA: infantería, aerotransportadas, antitanques, blindados ligeros, sanidad, policía militar, el que Realiza, mediante estas acciones múltiples y cuasi simultáneas sobre la Nación Israelí: El Efecto de choque, rompedor, desgarrador material y moral.

TROPAS SEMI IRREGULARES DE HAMAS DESFILANDO

Dicho Efecto múltiple y general se transmite inexorablemente a los israelíes en armas a través de los mecanismos sociales. Los efectos de daños a las personas y bienes no protegidos por el ejército, la invasión de fuerzas palestinas crueles y vengativas, que ocupan y destruyen distintos puntos en Israel, conmocionan y producen el choque y la desorientación de las tropas.

Israel dice que ha movilizados a casi 300 mil reservistas para atacar la franja de Gaza. No son las mejores tropas para mantener la disponibilidad combativa y la alerta de combate.

El Escenario geográfico y socio militar de los radicales islamistas.

La llamada franja de Gaza es un estrecho, llano y pequeño corredor costero junto al mar Mediterráneo, situado al sur de Israel. En sus aproximadamente 363 Km2 de superficie viven hacinadas más de un millón y medio de personas. El 99% de los habitantes son musulmanes y los cristianos suman entre 15 y 20 mil almas. La franja alcanza una concentración demográfica del orden de las 4150 personas por Km2, que es de las más elevadas del mundo. Su forma es la de un rectángulo alargado, de unos 45 Km de longitud, que mide 12 Km en su parte más ancha. Al sur está su frontera con Egipto de unos 11 Km., en torno a la estratégica ciudad de Rafah. Al este y al norte se extiende por unos 51 Km. la frontera de Gaza con Israel. La población más importante de la franja es la que le da el nombre, Gaza, situada en su tercio norte. Las otras villas destacadas de la franja constituyen realmente “repartos”, “barrios periféricos” o “poblados satélites” del “ecumene” de Gaza. Entre las no citadas aún destacaremos a Beit Hanoun (en el extremo norte), Beit Layla, Jeque Zaid, Dayral Balah (al centro), Yabalia y Kan Yunis (al sur, pero no en la frontera con Egipto).

SOLDADOS ISRAELÍES DESCUBREN EL PRIMER TÚNEL DE HAMAS DESDE LA GUERRA DE 2014

La tasa de paro de la población está entre el 35-40%. Esto la hace muy dependiente de las ayudas externas. Y, además, excita sus reivindicaciones identitarias y sociales y define como “únicoresponsable de sus males al enemigo más visible, diferente social y culturalmente, y cercano, Israel. La búsqueda de una solución rápida y utópica para esta población pasa, entonces, necesariamente por una derrota suficiente de Israel, la potencia opresora e imperialista. Esto hace que su población sea muy proclive a abrazar doctrinas y partidos “militantes islamistas radicales” (los MIR). Ellos les permiten vislumbrar y valorar una solución, siquiera en un futuro indefinido e impreciso. Y, al menos, les dan la esperanza que todos necesitan. La Yihad Islámica y Hamas son las dos principales organizaciones islamistas con implantación en Gaza.

Ideología de los Palestinos islamistas radicales.

Hamas, como organización socio político religiosa totalitaria, ejerce un poder extenso en todas las áreas de convivencia civil de los habitantes de Gaza. Este poder está condicionado también por el carácter de la lucha en unas condiciones de aislamiento, cerco y penuria. Esto le permite a Hamas invocar en su “defensa general”, la opresión de que es objeto, bien real, sentida y/o magnificada, toda la población palestina de Gaza. Sin que en la práctica se distinga bien el sufrimiento tremendo de los palestinos, del victimismo esgrimido por Hamas o la Yihad Islámica. Entre 100 y 200 mil son los militantes activos reales de ambas organizaciones radicales. Además,están los simpatizantes y colaboradores de ellas, con distintos grados de implicación en los servicios y de tiempo dedicado al apoyo de Hamas y de la Yihad Islámica.

Hamas se mesmeriza, se tensa y se crece ante las perspectivas de un enfrentamiento más o menos próximo con Israel. A un pueblo no se le puede tener permanentemente en armas, ni, mucho menos, en “alistamiento de combate”. Pero, la razón de ser de Hamas es recuperar e imitar doctrinal, social y militarmente los tiempos épicos y gloriosos del primer siglo del Islam, que coincide aproximadamente con nuestro siglo VII y con la primera parte del VIII. Fue la época, tras la muerte de Mahoma, prolongada en el tiempo más allá de los 4 primeros califas, desde Abu Baker a Alí, llamados por los sunníes los Rashidun, los “rectamente guiados (por Dios)”.

Porque sus ideólogos radicales totalitarios han decidido que, cuando el Islam practicaba la Yihad armada y era riguroso en la fe y sus costumbres, el Islam convencía, arrollaba, se extendía prodigiosamente por tres continentes y era casi invencible… Y creen que reproduciendo las “condiciones básicas” de aquel contexto social, de aquella civilización en auge, los musulmanes actuales volverán a ser grandes, temidos, respetados y aceptados. No hay nada más ni nada menos.

Comprobamos que cada pocos años ocurre o provocan un “casus belli”, digno de su nombre y con sus perniciosos efectos para las poblaciones correspondientes. Así, no hay muchas posibilidades de poder dialogar verdaderamente con esto, de alcanzar puntos de encuentro y de llegar a acuerdos de paz consistentes y aceptables para todos.

Consideraciones operativas de la Defensa de Gaza frente a Israel.

La defensa terrestre de Gaza es muy difícil de sostener en el tiempo. La franja carece de espacio geográfico para poder establecer una defensa flexible, móvil y escalonada en profundidad. Esto es necesario para darle potencia, solidez, continuidad y apoyo a la lucha de rechazo.

Además, el abastecimiento externo de armas, municiones y equipo militar a Hamas estaría estrangulado por Israel. Para garantizar el sellado de Gaza, el Tsahal podría establecer “cerrojos”, situados transversalmente en la franja y ocupados con infantería mecanizada reforzada. Ellos impedirían el tránsito de equipamiento militar desde Egipto. Las armas y equipos de Irán tienen su hub o centro logístico de partida en el Yemen. Desde aquí se transportan por el mar Rojo hasta el norte de Sudán, desde donde parten en caravanas de camiones. Cruzan a Egipto hacia la mitad de su frontera sur y se dirigen a Rafah.

Los israelíes realizan esporádicamente bombardeos sobre esta “ruta del mal”, concentrándose en los depósitos intermedios de la ruta y en los vehículos de carga. En octubre de 2012 una explosión imprevista destruyó una fábrica de armas junto a Jartum, la capital y, otras veces, se destruyen las caravanas de camiones. La persecución naval de este flujo contrabandista, a través de vuelos de aviones no tripulados de detección y exploración sobre el mar Rojo, corre a cargo de los EE.UU. Y es la escasa y reticente colaboración de los tres países implicados, Yemen, Sudán y Egipto, la que no permite hacer excesivamente oneroso para los intermediarios y con poco rendimiento para el usuario final, ese tránsito de armas pesadas de artillería reactiva.

(CONTINUARÁ)

La Defensa de las Sociedades contra los Atacantes armados.

Casi por definición, los medios militares y policiales disponibles en una guerra interna contra los atacantes armados son muy escasos. E, incluso, pueden ser escandalosamente insuficientes. Y esto no depende tanto de las fuerzas de seguridad, ni de las autoridades establecidas, sino que es función directa de la estrategia inherente a un proceso terrorista correcto. El número de objetivos posibles, potenciales, que ofrece una sociedad organizada moderna, más o menos desarrollada, a la estrategia operativa disolvente de una insurgencia armada es casi incontable e inagotable.

Los Objetivos de los sociópatas juramentados en las Áreas civiles de retaguardia.

Atentados contra autoridades civiles y religiosas y contra miembros aislados o grupos de las fuerzas armadas y de policía. Acciones coactivas y punitivas contra los colaboradores y espías de aquéllas.

Imagen relacionada MODERNA GUERRILLA URBANA EN KIEV.

Destrucción y sabotaje de las fuentes y redes energéticas: térmicas, presas, plantas de ciclo combinado, campos eólicos, refinerías, depósitos de combustibles, oleoductos y gasoductos, transformadores y líneas de alta tensión y sus centros de control y distribución.

 Ataques a las líneas de comunicaciones: repetidores de televisión y de telefonía móvil, emisoras en general, antenas de radio, tendidos telegráficos; puentes, túneles y viaductos, apeaderos y estaciones ferroviarias; trozos de vías férreas y de catenarias eléctricas; trenes y autobuses, camiones de gran tonelaje y vehículos de transporte de reparto; establecimiento de obstáculos temporales en la red viaria, cubiertos o no por el fuego rebelde indirecto o directo.

Destrucción o inhabilitación de objetivos directamente económicos de todos los tamaños e importancia: minas, plantaciones, industrias, comercios, hoteles y balnearios, grupos de turistas. En estos casos la insurgencia debe valorar la pérdida directa de puestos de trabajo y la probable enajenación de parte de la simpatía popular hacia ella. Y el efecto es parecido si se deprime la actividad económica y así no se destruye inmediatamente el empleo.

Ataques directos contra la población para, demostrando la vulnerabilidad y la indefensión de todos, extender el miedo irracional por el objetivo social atacado, afectando a sus decisiones políticas y religiosas. Generalmente, emplearán los explosivos y el fuego de armas automáticas, en unos “mixes” o combinaciones infinitos en la práctica, atacando sitios de grandes concentraciones humanas. Donde los objetivos son el conjunto humano desparramado y donde no hay que perder el tiempo de acción seleccionándolos demasiado.

Resultado de imagen de Vigilancia policial militar PROTECCIÓN POLICIAL DE LA PLAZA DEL DUOMO, MILÁN. ¿CUÁL ES SU «TARGET»?

Ataques contra iglesias, mezquitas y sinagogas en períodos de celebraciones. Asaltos a las peregrinaciones de las religiones enemigas y a sus centros de descanso en ellas y de culto. Ataques en los parques, paseos, avenidas, grandes calles y concentraciones durante los asuetos, las fiestas y las celebraciones sociales de todo tipo. Asaltos a los centros comerciales, mercados y grandes almacenes comerciales; los teatros, cines y auditorios; las estaciones de autobuses y ferroviarias, los aeropuertos civiles y los medios de transporte; los centros escolares principales y las oficinas de las administraciones públicas.

Así, los atacantes terroristas ejercen con su presencia posible y remota, que debe ser siempre activa, un efecto de acongojamiento generalizado en las sociedades modernas. Cuyos miembros se dedican a la producción y compra y venta de bienes y servicios. Y no entienden bien qué les amenaza y les pasa. Ocurre en las sociedades una acción invasiva, como de un gas invisible y sutil, que tiene propiedades corrosivas y perniciosas. Que todo lo penetra y alcanza. Demoliendo lentamente los cimientos defensivos de una sociedad civilizada, no entrenada para su defensa.

La Actuación vigilante de los policías y militares.

Los agentes de la seguridad, que custodian aquí en los países occidentales numerosos “puntos críticos”, “áreas sensibles”, “zonas estratégicas” ante la observación del público presente o transeunte, ejercen una función y acción disuasoria, pasiva. Ellos intentan evitar directamente que los atacantes sociópatas actúen en ellos. Y su tarea activa es otear a corta y media vistas, las particularidades y características y los comportamientos que exhiban ciertas personas. Que las determinen como “sospechosos” y cuya identificación es comunicadas inmediatamente a los compañeros del área. Y que les permitan concentrarse en ellas y en el seguimiento de sus actividades inmediatas.

Resultado de imagen de turkish people MUJERES TURCAS. ¿EUROPEAS O ÁRABES?

Pero, las “apariencias” pueden alejar de la realidad objetiva. Los rasgos árabes de una persona, por ejemplo, atraerán hoy en día el interés de los agentes de seguridad. Aunque los arabes no llegan a un tercio de los musulmanes del mundo. Y aunque los aventados frenéticos de al-Shabab y de Boko Haram sean negros. Así, los turcos, casi 85 millones de musulmanes de fe sunní, la de los asesinos armados, son más caucásicos, como los europeos. Y pasarían fácilmente por ellos. Los cuales siempre insisten ante los foráneos, de destacar que no son árabes: de piel de color ocre suave /cetrino y bembones.

Los Atacantes alienados.

Para vencer las repugnancias naturales de los hombres para atentar contra otros, hay que aplacar y neutralizar temporalmente los naturales instintos humanos. Veamos algunas motivaciones empleadas para ello con los juramentados de la Yihad.

Una motivación “negativa” es la pérdida crónica de las necesidades básicas naturales: sustento, familia, seguridad, refugio y cobijo, expectativas y progreso razonable. Ella es un acicate efectivo para inducir al empleo de la violencia liberadora a una parte de la sociedad, especialmente a los jóvenes idealistas. La motivación “positiva” serían los premios económicos que distintas organizaciones radicales islámicas dan a las familias de los mártires. Y estos son todos los caídos en combate.

Resultado de imagen de madrasas ¿LUGARES DE ESTUDIO O DE CATEQUIZACIÓN RADICAL?

Siguiendo el camino hacia la psicología y el alma humana, la motivación religiosa es otro medio poderoso de convicción y arraigo. Los muyahidines de la Yihad son catequizados metódica e intensamente. Los versículos coránicos relacionados con la Yihad, se los saben de memoria. El “ejemplo” de otros mártires los rodea en su vida cotidiana, en forma de fotos, manuscritos, vídeos testimoniales y compañeros de destino. Sus predicadores, nos resistimos a llamarles imames, les aclaran sus dudas y les alientan a alcanzar prematuramente el Paraíso. Que está especialmente destinado a los mártires de la Yihad, a quienes se les reserva el mejor de los siete paraísos.

Para calmar indeseables escrúpulos o salvedades, un “ideólogo” de Al-Qaeda, Abu Yahya al-Libi, desarrolló una teoría de base “religiosa” sobre el “daño no buscado”, referido a personas. Según ella, se permite a sus militantes matar musulmanes cuando esto es inevitable. Y a veces, más que cuando sea inevitable, cuando sea también útil. Así, en un mensaje donde asumieron la autoría de un ataque de agosto de 2009 en Bagdad, la organización deseó a los sunníes heridos una rápida recuperación y expresó su esperanza de que los muertos fueran aceptados por Dios también como ‘mártires’.

Localizarlos, cazarlos, neutralizarlos…

Existen problemas en la localización y neutralización de los musulmanes residentes en nuestras países durante su proceso de radicalización violenta. Podemos identificar a potenciales yihadistas con cierta seguridad y tras un trabajo especializado y metódico. Pero no podemos detenerlos mientras no delincan: intentar armarse y entrenarse; conspirar con otros en sus actuaciones; crear estructuras de bandas para delinquir; propagar la exaltación y el uso de la violencia como arma ideológica; reclutamiento de militantes para su radicalización ideológica y armada; recolectar fondos para las organizaciones con ánimo de delinquir; colaborar en los movimientos de militantes y posibles militantes en sus viajes hacia la Yihad interior (países del Suroeste de Asia) o la exterior (países enemigos occidentales: los “cruzados”).

Resultado de imagen de yasser arafat DESEARÍA BESARTE…

En cuanto a las labores de inteligencia, existe una gran dificultad en la penetración de las redes islamistas por agentes propios o colaboradores. En general, los muyahidines, los simpatizantes y colaboradores: suelen hablar árabe; no son de razas europeas, ni hispanoamericanas; los civiles musulmanes no colaboran en las tareas de espionaje y exploración contra las organizaciones armadas islamistas.

Por otra parte, la exhibición glamourosa de parejas o de grupos de militares armados por las calles de las ciudades es operativamente inútil. Ya que no tienen un objetivo definido. Su misión es el patrullaje ostentoso e indefinido. Buscando sólo tranquilizar a los parroquianos viandantes.

Resultado de imagen de Abu Yahya al-Libi Abu Yahya al-Libi, muerto por un cohete lanzado por un drone.

¿Qué nos queda? La información, convertida en inteligencia. Que debe ser contrastada, participada a todas las agencias y grupos de usuarios autorizados, actualizada continuamente y necesaria y suficiente. Excluyendo la plétora indebida de información excesiva, rutinaria, no elaborada como inteligencia. Que es una forma de intoxicar y aburrir a los mandos propios de todos los niveles.

Cuando el individuo ha dado el paso psicológico y volitiva (la “decisión”): ya ha roto los suficientes lazos con su entorno vital, incluso el familiar; y su mente está engolfada y dirigida a su nueva “situación” y a la identidad ofrecida y asumida. Así, es casi irrecuperable para él, para su familia, para la sociedad.

Si el individuo es uno más de los “desorientados”, confusos emocionalmente y no integrados; que están asediados anímicamente por los resquemores producidos por los “agravios” sufridos o creídos como tales: es posible recobrarlo, es relativamente sencillo hacerlo y es enormemente laborioso conseguirlo.

El enorme trabajo necesario, prolongado en el tiempo, hace que no se pueda rehabilitar a todos. Es necesario luchar contra las desigualdades que hemos citado. El buscarles trabajos temporales es más rápido. El darles educación y una formación laboral es más lento. Pero es imprescindible a medio y largo plazo. Apartarles de los “suburbios podridos” y de la nefasta influencia de ambiente, amigos y familiares es muy complicado y largo. Porque de los “trozos” sacados de ellos, han creado la pobre y única identidad que tienen. Que les lleva al fallo personal y social y a la frustración.

La Lucha Terrestre en la Franja de Gaza en 2014 (SEGUNDA PARTE).

(FINAL)

Las posiciones de combate de la infantería son sencillas. Tienen sectores de tiro entrecruzados, una protección inmediata contra la irrupción enemiga (en masa o de comandos), unas cubiertas contra el fuego pesado normal y un ocultamiento suficiente, que las encubra de las vistas desde las posiciones enemigas probables sucesivas y sus vías de aproximación. Los obstáculos y las minas, falsos en bastantes casos y siempre a distancia para no delatarlas, sirven para romper el ataque del Tsahal y para brindarles blancos más estáticos, por ejemplo para los morteros, que deberán tener registrado su fuego en los distintos puntos de su contorno. La destrucción que genera el soporte no preciso del fuego pesado del Tsahal, refuerza las posiciones de combate rebeldes, rodeándolas de cascotes que dividen y dificultan los accesos israelíes, salvo cuando son alcanzadas por un impacto directo. Para operar esta estructura defensiva los milicianos tienen preparados numerosos y estrechos túneles, trincheras de arrastre y boquetes en tapias y paredes interiores de los edificios. De tal manera que, ocultos de las vistas, les permitan ocupar las posiciones de combate y de observación deseadas, defenderlas más o menos tiempo o no, trasladarse entre ellas y reforzar las más amenazadas o presionadas por los israelíes.

Los patios de las casas palestinas, muy común en las construcciones árabes, les sirven para colocar los morteros, que constituyen su único “fuego pesado” de combate, protegidos por una posición de infantería. El mortero habitual es el ruso de 82 mm. M-1937. Unas posiciones semejantes, muchas veces excavadas varios ms. y protegidas por el entorno de las casas y los patios interiores y las azoteas, rodeadas de habitantes inocentes e inermes, son las que utilizan para lanzar sus cohetes de vuelo libre, los Kassam I y II propios y los iraníes, sobre las poblaciones israelíes cercanas al norte y al este de la franja de Gaza, pudiendo ya atacar a Jerusalén y Tel Aviv, las capitales socio religioso administrativas de Israel y el puerto de Haifa. Los cohetes iraníes son más modernos y precisos y tienen un mayor alcance (hasta unos 80 Km). Los reciben desmontados desde Egipto, a través de una red de túneles ad hoc, paralela a los pasos fronterizos oficiales.

El momento crucial para la defensa local ocurrirá cuando el jefe del sector decida evacuarlo, tras haber detenido a las fuerzas terrestres del Tsahal por algún tiempo. Pero, sin exponerse a una lucha a las distancias cortas con fuerzas mejor entrenadas y equipadas, a ser desbordado o a perder su libertad de acción. Esto va ligado inexorablemente a la cesión de espacio a los israelíes. Para ello se sustraen los yihadistas, en un momento oportuno, a la presión directa del enemigo y aparentando seguir su presencia. Los milicianos de Hamás tienen suficientes túneles de salida dirigidos hacia edificios no muy cercanos (muchas veces oficiales e incluso respetables (mezquitas), oficinas, empresas, algunas viviendas) o cauces secos (wadis), matorrales, poco evidentes, en el escaso despoblado de Gaza. Desde donde se puedan dispersar por la superficie, en muy pequeños grupos, hacia posiciones amigas de acogida, en otra de las zonas de defensa, en los primeros momentos. La protección de la evacuación es vital y las dos entradas de estos túneles, en ambos sentidos, están cubiertas siempre por nidos de resistencia, que llevan a cabo una defensa rígida.

Los túneles, como vemos, forman toda una red extensa y subterránea, en un plano inferior y paralelo a la zona de Gaza. Que les sirve a los palestinos para moverse subrepticiamente; para refugiarse momentánea o duraderamente (los jefes, jefecillos y «buscados» por los israelíes); para mecadear en Egipto con contrabandistas de todas las clases; para infiltrarse a corta distancia en Israel en destacamentos de asalto…

Conclusiones tácticas y operativas para esta lucha urbana.

La estructura “militar” de Hamás se asienta socialmente en los clanes locales palestinos, donde se reclutan a los miembros de las brigadas de Ezzedin al-Kassam. Su unidad táctica superior suele ser un “batallón” reforzado de alrededor de medio millar de hombres, por darle un “nombre” práctico. En sus unidades escogidas, Hamás sí procura que la formación, el entrenamiento y el equipamiento de los infantes sean homogéneos. Están también las posiciones de la Yihad Islámica, juntas, pero no revueltas a las de Hamás. El mutuo apoyo de los sectores de la defensa durante un ataque israelí, es así difícil y precario. Es más complicado aún realizar contraataques, que no contrachoques sectoriales, sobre las penetraciones terrestres israelíes contra la franja de Gaza. Estos contrachoques contra las puntas de avance del Tsahal, que se adelanten a las otras, creando así entrantes vulnerables en las zonas palestinas, son muy sencillos y tienen pocas posibilidades de recuperar la situación anterior. Los milicianos de Hamás van a procurar alcanzar desde el frente, con tiradores aislados o en parejas, preferiblemente armados con el fusil de precisión SVD, a enemigos individuales y a pequeños grupos de soldados del Tsahal. Y también atacar de flanco o de revés a las unidades enemigas que se internan en su zona defensiva, que ya están desdobladas en pelotones o escuadras con uno o dos vehículos blindados de apoyo de fuego. Las comunicaciones preparadas de los guerrilleros, formando túneles entre barrios o grupos de casas, trincheras de arrastre, aberturas entre casas y pisos, les permiten aparecer, siempre en pequeño número, del orden de un pelotón y siguiendo una dirección dada, detrás o al lado de las unidades israelíes. Aprovechando mientras se detienen, se reagrupan, piden o reciben instrucciones, o deciden por dónde avanzar. Y erosionarlas, causándoles algunas bajas. Por ejemplo, desde un sótano o un piso, por un hueco irregular en una tapia, debajo de un vehículo aparcado o destruido, desde unos matorrales, un depósito de deshechos o una cuneta, donde emerge un estrecho túnel con la boca cubierta y disimulada. Desde esas posiciones ocultas lanzan algún cohete RPG-7V o varias ráfagas cortas, siempre apuntando, de la ametralladora ligera RPK de cargador largo o de la obsoleta, pero omnipresente entre las guerrillas, RPD de cinta. Los fuegos de armas ligeras de infantería al amplio horizonte, sin apuntar o desde la cadera, son inofensivos.

Hamás va a buscar en esta guerra la grave erosión enemiga. Israel es muy sensible a la pérdida de hombres, en los numerosos microcombates aislados que ocurrirán durante la irrupción y el avance israelíes. Pero no podrá dar una trascendencia táctica, ni mucho menos operativa, a su esfuerzo militar. Como segundo objetivo, desearía resistir el embate de Israel durante algunas semanas. Esto aumentaría su prestigio entre los árabes y con Irán e incrementaría ante el mundo la percepción de la capacidad de combate de su “fortaleza” urbana de Gaza.

Las fuerzas terrestres del Tsahal atacarán siguiendo 2 o 3 direcciones diferentes y convergentes sobre la franja de Gaza, desde el norte, el centro y el sur. Buscando así dispersar el fuego de rechazo palestino, perturbar la conducción de la defensa por sus mandos y romper la coherencia y consistencia del conjunto de la gran posición urbana. En un primer asalto, lo más inesperado posible, sobre el borde de las poblaciones y barrios, conseguirían unas posiciones de partida y de apoyo ya en su interior. Para continuar luego su difícil “trabajo de avance y limpieza” sistemático. Cuando la población es algo más grande, uno de los objetivos operativos del Tsahal será dividir en dos o más partes aquélla. Buscando fracturar la zona de defensa e impedir la colaboración y el apoyo mutuos de los puntos de retardo, facilitando el avance de sus infantes y la liquidación de los elementos hostiles de la población.

Hay dos brigadas de infantería israelíes imprescindibles en una operación terrestre: la Givati y la Golani. La primera cuenta con unidades entrenadas (tipo compañía reforzada) para el ataque con objetivo limitado en zonas urbanas. La Golani es famosa por su lucha contra los tanques sirios en la guerra del Yom Kipur de 1973, formando parte de una fuerza táctica de armas combinadas del Tsahal. Allí bloqueó el paso de aquéllos a través de los Altos del Golán, lo que hubiera supuesto la irrupción blindada enemiga en las llanuras de Galilea, un terreno favorable a la lucha de carros. La Golani cuenta con 4 o 5 batallones bien entrenados para la guerra urbana. Israel tiene varios campos de entrenamiento muy similares a las poblaciones palestinas, tanto de la franja de Gaza como de la Cisjordania.

Los objetivos de la operación terrestre son: La destrucción de las posiciones de fuego pesado palestino, especialmente las de su artillería reactiva, que se protegen operativamente con su inmensa dispersión por la totalidad de la franja. Y que actúa por áreas definidas, cuyas piezas o lanzaderas allí localizadas abren fuego sobre las zonas y poblaciones israelíes, cuando se les ordena y según sus alcances. También quieren destruir los túneles de aproximación y entrada a Israel de los comandos y agentes yihadistas. Para ello sólo tienen que actuar en los primeros cientos de ms. dentro de la franja. Ya que estos túneles, al igual que los de Raffah en la frontera sur, usados para la entrada de material de guerra, burlando el bloqueo de Israel, son siempre repuestos por los laboriosos guerrilleros en su “colmena”. Otro objetivo es la destrucción del “aparato ideológico, de mando y burocrático de Hamás”, que tiene “varios niveles de intensidad” posible y “cientos de blancos definidos o identificados”, clasificados en instalaciones y edificios, individuos y grupos, armamento instalado y depósitos, mercancías sensibles…

Israel, por su parte, se conformaría en esta ocasión con obtener este objetivo militar de desgastar suficientemente la capacidad de combate de Hamás. Para conseguir el objetivo estratégico nacional de un período de paz, que nunca será de muchos años, para los habitantes del sur y centro de Israel.

La Lucha Terrestre en la Franja de Gaza en 2014.

El Escenario geográfico y socio militar de los radicales islamistas.

La llamada franja de Gaza es un estrecho, llano y pequeño corredor costero junto al mar Mediterráneo, situado al sur de Israel. En sus aproximadamente 363 Km2 de superficie viven hacinadas más de un millón y medio de personas. El 99% de los habitantes son musulmanes y los cristianos suman entre 15 y 20 mil almas. La franja alcanza una concentración demográfica del orden de las 4150 personas por Km2, que es de las más elevadas del mundo. Su forma es la de un rectángulo alargado, de unos 45 Km de longitud, que mide 12 Km en su parte más ancha. Al sur está su frontera con Egipto de unos 11 Km., en torno a la estratégica ciudad de Rafah. Al este y al norte se extiende por unos 51 Km. la frontera de Gaza con Israel. La población más importante de la franja es la que le da el nombre, Gaza, situada en su tercio norte. Las otras villas destacadas de la franja constituyen realmente “repartos”, “barrios periféricos” o “poblados satélites del “ecumene” de Gaza. Entre las no citadas aún destacaremos a Beit Hanoun (en el extremo norte), Beit Layla, Jeque Zaid, Dayral Balah (al centro), Yabalia y Kan Yunis (al sur, pero no en la frontera con Egipto).

La tasa de paro de la población está entre el 35-40%. Esto la hace muy dependiente de las ayudas externas. Y, además, excita sus reivindicaciones identitarias y sociales y define como “único” responsable de sus males al enemigo más visible, diferente social y culturalmente, y cercano, Israel. La búsqueda de una solución rápida y utópica para esta población pasa, entonces, necesariamente por una derrota suficiente de Israel, la potencia opresora e imperialista. Esto hace que su población sea muy proclive a abrazar doctrinas y partidos “militantes islamistas radicales” (los MIR). Ellos les permiten vislumbrar y valorar una solución, siquiera en un futuro indefinido e impreciso. Y, al menos, les dan la esperanza que todos necesitan. La Yihad Islámica y Hamás son las dos principales organizaciones islamistas con implantación en Gaza.

Ideología de los Palestinos islamistas radicales.

Hamás, como organización socio político religiosa totalitaria, ejerce un poder extenso en todas las áreas de convivencia civil de los habitantes de Gaza. Este poder está condicionado también por el carácter de la lucha en unas condiciones de aislamiento, cerco y penuria. Esto le permite a Hamás invocar en su “defensa general”, la opresión de que es objeto, bien real, sentida y/o magnificada, toda la población palestina de Gaza. Sin que en la práctica se distinga bien el sufrimiento tremendo de los palestinos, del victimismo esgrimido por Hamás o la Yihad Islámica. Entre 100 y 200 mil son los militantes activos reales de ambas organizaciones radicales. Además,están los simpatizantes y colaboradores de ellas, con distintos grados de implicación en los servicios y de tiempo dedicado al apoyo de Hamás y de la Yihad Islámica.

Hamás se mesmeriza, se tensa y se crece ante las perspectivas de un enfrentamiento más o menos próximo con Israel. A un pueblo no se le puede tener permanentemente en armas, ni, mucho menos, en alistamiento de combate. Pero, la razón de ser de Hamás es recuperar e imitar doctrinal, social y militarmente los tiempos épicos y gloriosos del primer siglo del Islam, que coincide aproximadamente con nuestro siglo VII y con la primera parte del VIII. Fue la época, tras la muerte de Mahoma, prolongada en el tiempo más allá de los 4 primeros califas, desde Abu Baker a Alí, llamados por los sunníes los Rashidun, los “rectamente guiados (por Dios)”.

Porque sus ideólogos radicales totalitarios han decidido que, cuando el Islam practicaba la Yihad armada y era riguroso en la fe y sus costumbres, el Islam convencía, arrollaba, se extendía prodigiosamente por tres continentes y era casi invencible… Y creen que reproduciendo las “condiciones básicas” de aquel contexto social, de aquella civilización en auge, los musulmanes actuales volverán a ser grandes, temidos, respetados y aceptados. No hay nada más ni nada menos.

Comprobamos que cada pocos años ocurre o provocan un “casus belli”, digno de su nombre y con sus perniciosos efectos para las poblaciones correspondientes. Así, no hay muchas posibilidades de poder dialogar verdaderamente con esto, de alcanzar puntos de encuentro y de llegar a acuerdos de paz consistentes y aceptables para todos.

Consideraciones operativas de la Defensa de Gaza frente a Israel.

La defensa terrestre de Gaza es muy difícil de sostener en el tiempo. La franja carece de espacio geográfico para poder establecer una defensa flexible, móvil y escalonada en profundidad. Esto es necesario para darle potencia, solidez, continuidad y apoyo a la lucha de rechazo. Además, el abastecimiento externo de armas, municiones y equipo militar a Hamás estaría estrangulado por Israel. Que puede bombardear con precisión la zona de túneles de comunicación en torno a Rafah, que cruzan más o menos subrepticia y toleradamente la frontera. Sólo entre 2005 y 2009 se construyeron 970 túneles nuevos. Para garantizar el sellado de ella, el Tsahal podría establecer “cerrojos”, situados transversalmente en la franja y ocupados con infantería mecanizada reforzada. Ellos impedirían el tránsito de equipamiento militar desde Egipto. Las armas y equipos de Irán tienen su hub o centro logístico de partida en el Yemen. Desde aquí se transportan por el mar Rojo hasta el norte de Sudán, desde donde parten en caravanas de camiones. Cruzan a Egipto hacia la mitad de su frontera sur y se dirigen a Rafah. Los israelíes realizan esporádicamente bombardeos sobre esta “ruta del mal”, concentrándose en los depósitos intermedios de la ruta y en los vehículos de carga. En febrero de 2009 los israelíes bombardearon en dos ocasiones la “ruta”, destruyendo 31 camiones de 2 caravanas y matando a 88 individuos del “personal logístico”. Episodios similares se registraron en abril de 2011. Y en octubre de 2012 una explosión imprevista destruyó una fábrica de armas junto a Jartum, la capital. La persecución naval de este flujo contrabandista, a través de vuelos de aviones no tripulados de detección y exploración sobre el mar Rojo, corre a cargo de los EE.UU. Y es la escasa y reticente colaboración de los tres países implicados, Yemen, Sudán y Egipto, la que no permite hacer excesivamente oneroso para los intermediarios y con poco rendimiento para el usuario final, ese tránsito de armas pesadas de artillería reactiva.

No es fácil utilizar y defender unas zonas de rechazo urbanas. Su empleo implica unas elevadas exigencias a los combatientes islamistas: A toda la tensión “profesional”, de combatiente, que soportan estos irregulares, se une la tensión creada por una lucha civil feroz. Que ellos mantienen, por voluntad suya, entremezclados en sus “posiciones de combate, de fuego y alternativas”, con las familias inermes palestinas y sus hogares, resultando todos igualmente amenazados y agredidos. Por todo ello, entre las decenas de miles de rebeldes armados, de las Brigadas de Ezzedin al-Qassam (rama militar de Hamas) y de las Brigadas de al-Quds (brazo armado de la Yihad Islamica palestina), no más del 20 % de ellos pueden en estos momentos utilizar eficazmente esta forma de lucha defensiva.

Cada poblado o aldea, incluyendo Gaza, la capital de la franja, constituyen zonas semiautónomas de defensa. En ellas establecen puntos de retardo, más o menos reforzados. Éstos protegen las posiciones más críticas de esa zona, incorporan al rechazo los edificios con estructura de acero, especialmente resistentes, y forman trampas de fuego para el enemigo que irrumpe. Aunque pocos edificios de esa clase existen en el estrujado y maltratado Hamastán. Los puntos de retardo de Hamás son difusos, ocultos e imperceptibles para los extraños. Existen numerosas posiciones alternativas o de recambio. Esto permite engañar al Tsahal sobre el límite anterior de la posición de defensa, su verdadera extensión, los límites de los sectores que la forman, el interés del mando rebelde de la zona en cuanto a su defensa y dispersar el fuego pesado aéreo y terrestre del atacante.

(CONTINUARÁ)